Bollos de Arcos de la Frontera

Compartir Twittear
4/53 votos
Bollos de Arcos de la Frontera

Info.

Ingredientes para Bollos de Arcos de la Frontera

  • Para la masa de los bollos: 100 g. de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de semillas de sésamo
  • 1/2 cucharadita de anís en grano o matalahúga
  • 100 g. de agua
  • 15 g. de levadura fresca de panadería
  • 35 g. de azúcar
  • 250 g. de harina de trigo de repostería
  • 1 pizca de sal
  • Para decorar: 80 g de azúcar
  • 5 gotas de agua
  • 18 almendras crudas

Cómo hacer bollos de Arcos de la Frontera.

En muchos pueblos de España hay una gastronomía típica de Semana Santa.

En Arcos de la Frontera, Cádiz, el dulce típico es el bollo o rosco. En las pastelerías locales se presentan y venden sobre un papel en el que se han horneado y al que van ligeramente pegados. Rivalizan directamente con los roscos o rosquetes al horno de Cádiz.

La masa tradicional de los Bollos de Arcos de la Frontera está elaborada con harina, aceite de oliva y almendra, pero nosotros solo hemos usado esta última para decorar.

Además de con matalahúga y sésamo se pueden aromatizar con un poco de canela molida, de modo que si os gusta no dudéis en añadir un poco a la masa. Con mesura, claro, que ya sabéis lo potente que es su sabor.

Con estos bollos se hace más llevadera la religiosidad de la Semana Santa, pues están tremendamente buenos.

La miga de este dulce es ligeramente blanda y esponjosa, aunque no son un bollo tipo brioche sino, más bien, se asemejan a la textura del pan. Podríamos decir que son un híbrido y con eso zanjamos el asunto.

Los Bollos de Arcos de la Frontera tienen un punto dulce suave, que quizás los golosos querrían potenciar. No os recomendamos que lo hagáis, pues perderían su gracia y esos tropezones de azúcar que los coronan dejarían de tener sentido sí acompañan a una masa más dulce.

Son una magnífica forma de disfrutar de la gastronomía tan rica que tiene nuestro país y suponen un descanso a las omnipresentes torrijas, rosquillas, pestiños y buñuelos.

Acompañadlos de un vaso de leche bien fresca o de una taza de humeante café, una infusión o, incluso, un chocolate caliente.

Preparación de la masa de los bollos de Arcos de la Frontera

  1. Calentamos el aceite de oliva virgen extra con las semillas de sésamo y el anís en grano, a fuego medio para que no se quemen.
  2. Solo queremos darle un poco de calor, no hay que freírlas, para que suelten sus aromas.
  3. Retiramos de la fuente de calor después de un par de minutos y dejamos atemperar.
  4. Desmigajamos la levadura y la desleimos en el agua, a la que añadimos el azúcar y un par de cucharadas de harina.
  5. Colocamos esta mezcla en un recipiente amplio y hondo y vertemos sobre ella el aceite aromatizado, pasando por un colador. Desechamos el sésamo y el anís.
  6. Añadimos un pellizco de sal e incorporamos la harina poco a poco, removiendo bien para que se integre antes de añadir más.
  7. Cuando no podamos manejar más la masa en el recipiente, la pasamos a una superficie de trabajo limpia y amasamos hasta obtener una masa suave, fina y elástica.
  8. Podemos usar un robot de cocina o una amasadora y ahorrarnos este trabajo, programando cinco minutos a una velocidad suave.

Amasado y forma de los bollos de Arcos de la Frontera

  1. Dividimos la masa en seis partes, procurando que tengan el mismo peso, y boleamos cada una de ellas haciendo rodar la masa sobre la superficie de trabajo y presionando ligeramente con la palma de las manos.
  2. Para dar forma de rosco a cada porción introducimos los dedos en el centro y dibujamos círculos sobre la mesa de trabajo.
  3. La masa se separará y se abrirá un agujero, que se hará cada vez más grande con el movimiento.
  4. Hay que tener en cuenta que los agujeros encogerán al levar la masa y también con el horneado, así que sed generosos con el tamaño de los mismos.

Horneado y presentación final de los bollos de Arcos de la Frontera

  1. Colocamos los roscos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o con un tapete de silicona, dejando suficiente espacio entre ellos para que, al crecer, no se peguen.
  2. Humedecemos el azúcar de la decoración con unas gotas de agua y mezclamos con los dedos.
  3. Repartimos por la superficie de los bollos y decoramos con las almendras. Nosotros hemos puesto tres por pieza, pero si sois muy fans de este fruto seco podéis usar más. Al gusto.
  4. Cubrimos la bandeja con un paño húmedo y limpio y dejamos levar hasta que casi doblen su tamaño. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente.
  5. Una vez listos cocemos en el horno, precalentado a 180º C y con calor tradicional arriba y abajo, durante uno 16-18 minutos o hasta que la superficie haya adquirido un bonito tono dorado.
  6. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica antes de servir o guardar en un recipiente hermético para consumir más adelante.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de bollos de Arcos de la Frontera en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrán unos bollos gaditanos de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para una Bollos de Arcos de la Frontera de rechupete

  • Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente para poder trabajar bien la mezcla. Si no es el caso, esperad una hora antes de poneros a trabajar.
  • La cantidad de harina es orientativa, no la añadáis toda de golpe. Ya sabéis que cada harina es un mundo y hay unas que absorben más cantidad de líquido que otras.
  • Si notáis que la masa queda pegajosa, podéis añadir un poco más. Si ocurre al contrario, os untáis las manos en aceite y amasáis unos minutos hasta que la masa lo absorba.
  • La masa se puede aromatizar más añadiendo un poco de anís en grano junto con la harina. Así mismo podemos enriquecerla con un poco de canela molida. Al gusto.
  • Los tiempos de levado varían según la temperatura del espacio en que las preparemos. A mayor temperatura, más rapidez de levado. A menor, más lentitud.
  • Lo ideal es trabajar entre los 24-26ºC. En este caso, debido a la cantidad de aceite que lleva la masa, el levado es lento y puede llegar a tardar hasta 3 horas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Noelia dice:

    Me ha encantado esta receta! Seguro que pruebo prepararla. Un beso enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.