Boniatos al horno o asados

Compartir Twittear
3.5/54 votos
Boniatos al horno o asados

Info.

Ingredientes para Boniatos al horno o asados

  • 2 boniatos grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de curry molido
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de tomillo seco

Cómo hacer boniatos al horno o asados.

Cuando se trata de guarniciones parece que las patatas asadas o fritas, el puré de patatas, el arroz blanco o la ensalada mixta copan el panorama de la mayoría de los platos, pero hay vida más allá de estas alternativas.

Que no es que no nos gusten, para nada. De hecho, nos encantan, sin embargo nos gusta variar y nos gusta sugerir nuevas ideas para que las podáis probar en casa.

Una forma de dar un toque de originalidad a vuestros platos principales. En ello estamos con estos boniatos al horno o asados que son una estupenda guarnición, sobre todo, para platos de carne o pescado a los que les sienta genial un puntito dulce.

Normalmente encontramos el boniato como ingrediente dulce de varios postres de Otoño, en el blog podéis disfrutar del boniato en forma de buñuelos, de cheesecake o como pastel de boniato y canela. Todos deliciosos.

Pero como acompañamiento o para dar a tus caldos ese toque delicioso también nos alucina. Esta receta es tremendamente sencilla, los boniatos se pelan y cortan en palitos, se bañan en una mezcla de hierbas y especias aceitada y se asan en el horno, fácil, ¿no?

Como podéis imaginar por la descripción, la cosa no puede ser más sencilla. Además, el tiempo de trabajo que requiere por nuestra parte es mínimo ya que, una vez en el horno, nos olvidamos de los boniatos hasta que están listos para servir. Bueno, casi, porque a mitad del proceso hay que voltearlos, pero eso es peccata minuta ¿o no?

Por sí lo anterior no fuera suficiente para animaros a preparar estos boniatos al horno, os diremos que son una guarnición ligera y saludable. La cantidad de aceite utilizada es mínima, aunque eso no afecta ni a su sabor ni a su textura.

Preparación de boniatos

  1. Cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal, levantando los laterales para que el jugo que puedan soltar los boniatos en el horno no salga y ensucie la bandeja.
  2. En un recipiente hondo y amplio mezclamos las hierbas y especias, añadimos el aceite y removemos bien.
  3. Pelamos los boniatos y los cortamos en discos del mismo grosor (o lo más parecido posible). Después cortamos cada disco en palitos.
  4. Introducimos el boniato cortado en el recipiente con los condimentos y removemos bien para que todos y cada uno de los palitos se impregnen por todos sus lados.
  5. Aquí lo mejor es usar las manos y remover de abajo hacia arriba varias veces o tapar el recipiente con un plato o tapa y agitar unos segundos.

Horneado de los boniatos y presentación final

  1. Precalentamos el horno a 200º C con calor arriba y abajo, calor tradicional. Podemos usar la función de aire, pero bajando la temperatura a 180º C.
  2. Colocamos los palitos de boniato sobre la bandeja de horno, bien extendidos y sin que se monten unos sobre otros.
  3. Introducimos la bandeja en el horno, a media altura, y los asamos durante 20 minutos.
  4. Volteamos uno a uno los palitos de boniato e introducimos de nuevo la bandeja en el horno para asar otros 20 minutos o hasta que se empiecen a dorar.
  5. Una vez estén a nuestro gusto, retiramos la bandeja del horno, servimos inmediatamente con nuestro plato principal preferido y ¡a disfrutar!

Los boniatos quedan tiernos por dentro y crujientes por fuera, como una fritura, pero sin pasar por la sartén. Las hierbas y especias que hemos utilizado se pueden variar al gusto o según las que tengáis en la cocina.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de boniatos asados o al horno en este álbum.

Galería de la receta

Consejos para unos boniatos al horno o asados perfectos

  • Como más ricos están es calientes y recién hechos, ligeramente atemperados. Podéis prepararlos y hornear la mitad del tiempo indicado. Después, cuando estéis listos para la comida, termináis de asarlos y listo.
  • El tiempo que indicamos es el que nosotros hemos necesitado para el grosor de nuestros palitos de boniato, tened en cuenta que si los cortáis más finos necesitaréis acortarlo y si, por el contrario, los cortáis más gruesos, necesitaréis dejarlos más tiempo.
  • Cortar todos los palitos del mismo tamaño es clave para que, durante el asado en el horno, queden cocidos uniformemente. Para ello es de gran ayuda contar con una mandolina, pero si no tenéis una en casa siempre podéis cortarlos con un cuchillo afilado y mucho cuidado.
  • En caso de no conseguir unos palitos homogéneos en tamaño y grosor, recomendamos agrupar en la bandeja de horno aquellos que son más pequeños para retirarlos antes que el resto. De esta manera no se pasarán de cocción.
  • Las especias se pueden cambiar al gusto o utilizar las que tenemos en casa. No hace falta comprar las que proponemos solo para esta receta. De hecho, hay combinaciones que funcionan muy bien, es cuestión de probar y dar con la nuestra.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

    Los comentarios están cerrados