ABC

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Botillo con patatas y grelos

Compartir Twittear
4.8/59 votos
Botillo con patatas y grelos

Info.

Ingredientes para Botillo con patatas y grelos

  • 1 botillo, butelo o botelo de entre 1 k 200 g. y 1 k. y medio
  • 500 g. grelos
  • 6 chorizos semi curados gallegos
  • 6 patatas gallegas

Cómo hacer botillo con grelos y patatas. El botillo, butelo o botelo, es una de las recetas con carne que podemos encontrar en Galicia en época de matanza del cerdo.

Aunque no es tradicional de todas las provincias de la comunidad, está muy enraizada su elaboración y consumo en zonas de Ourense y Lugo. Hoy quiero traeros la receta de cómo preparar botillo en casa, un botillo con grelos y patatas.

En el Barco de Valdeorras en Ourense y en A Fonsagrada en Lugo, es quizá los lugares donde la preparación de este plato de carne es, año tras año, motivo de celebración. Son ya 16 años los que se ha venido celebrando la Festa do Botelo en el Barco de Valdeorras.

Este producto cárnico gallego, que cuenta con I.G.P. (indicación geográfica protegida) es una especie de embutido que se elabora principalmente a base de costilla de cerdo acompañada por otras partes del animal como cabeza, espinazo u otras. Todas estas diferentes partes del cerdo se encierran en el estómago de cerdo una vez adobadas y maceradas, para acabar ahumándose y curándose antes de su consumo.

Tras un proceso de cocción largo, el botillo se convierte en un plato de sabor, con un punto picante, que hará las delicias de los comensales, siempre acompañado de unas patatas gallegas, unos ricos chorizos y los clásicos grelos gallegos.

Ya sea como acompañamiento de nuestro estupendo botillo o en un sinfín de posibles recetas como canelones, en tortilla con chorizo, en pizza con lacón, en el tradicional caldo gallego o en potajeLos grelos son una alternativa saludable al alcance de nuestra mano durante todo el año.

Preparación del botillo

  1. Lo más importante a la hora de preparar un botillo es cocinar sin prisa, es una receta casi de domingo. Requiere una cocción larga y pausada, sin prisas y sin molestarlo una vez en la cazuela.
  2. Ponemos el botillo en una cazuela y lo cubrimos de agua. Cocemos el botillo durante unas 2 horas aproximadamente.
  3. Es importante que si se queda sin agua en la cocción añadamos un poco más.
  4. Si la piel del botillo no se ha roto durante la cocción, conviene pinchar ésta con un tenedor para que la carne suelte su jugo. Así el caldo conseguirá más sabor y ese toque rojo tan rico.
  5. Si queréis ahorrar tiempos, en la olla express serían unos 35 minutos.

Preparación del acompañamiento y presentación final

  1. Pelamos las patatas y las añadimos, junto con los chorizos Torre de Nuñez, a la cazuela. Seguimos la cocción durante 30 minutos más.
  2. Añadimos los grelos de A Rosaleira y continuamos cocinando 10 o 15 minutos más. Si hiciese falta añadimos algo de agua.
  3. Servimos el botillo bien caliente, presentándolo en la mesa ya abierto y acompañado de los grelos, los chorizos y las patatas.

Se trata de un plato de invierno perfecto para disfrutar, en compañía y acompañado de un vino, toda una receta de rechupete.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Consejos para un botillo de rechupete

  • El caldo resultante será perfecto para preparar deliciosas sopas, a las cuales se les puede añadir, por ejemplo, unos fideos. Hay muchas formas de degustar este manjar, el botillo. Por ejemplo en empanada, en hojaldre, en un arroz o acompañado con otras verduras como el repollo blanco o la berza.
  • Como en todo, botillos o botels hay de diferentes calidades. Es preferible gastar algo más y hacerse con uno de buena calidad, de Galicia Calidade y de confianza es el de Torre de Nuñez.
  • Se suele servir todo junto como veis en la foto. Con mucha verdura para compensar, las patatas, chorizos y el botillo en trozos. Así será más fácil de luego servir al plato, cada uno al gusto, como si fuese un cocido.
  • Si tenéis miedo de que ser rompa en la cocción podemos envolver el botillo en un paño de algodón. De manera que se mantenga entero hasta el final de la preparación. También podéis emplear el típico saco de tela, similar al de cocer garbanzos.
  • También podéis acompañarlo con el estupendo caldo rojo que ha resultado de la cocción, como si fuese el primer plato. Y muchas ganas de hacer una buena sobremesa, siesta incluida.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Jesús C dice:

    Llevo muchos años fuera de Galicia – con morriña, claro – pero el botillo es lo que en la Terra Chá de Lugo se conoce o conocía como ventrullo y, efectivamente, se comía en tiempos de la matanza. Ahora en mi familia lo conservan en el congelador y lo pueden comer todo el año.
    Sigo siempre con mucho interés y atención su web de Derechupete. Mi enhorabuena y mil gracias. Un cordial saludo. Jesús

  2. Óscar Paredes García dice:

    El botillo es típico del Bierzo, donde tienen IGP (indicación geográfica protegida) por cercanía se puede encontrar en zonas limítrofes como Orense, Lugo, Asturias e incluso Portugal. En cualquier caso es manjar para probar y disfrutar con tiempo y tranquilidad

    • Alfonso dice:

      Hola Óscar! Al igual que el botillo gallego que también la tiene… IGP de la androlla y el botelo. Las Indicaciones Geográficas Protegidas “Botelo de Galicia” y “Androlla de Galicia”, la diferencia (y he probado el de casi todas las zonas…) es el tamaño. El sabor depende mucho de la casa y de su preparación. Por supuesto, el botillo es de la zona del norte y el más conocido el del Bierzo, pero no por ello el único. Saludos.

  3. Montse dice:

    Hola Alfonso, nosotros siempre le llamamos Androllas, son más delgadas que el botelo y un poco más largas, por lo menos en la zona de Manzaneda de donde era mi madre y por la zona de Luintra de donde era mi padre, creo que también les llaman así por lo menos mi familia. Y por cierto “están buenísimas” y (os ceboleiros tamén). Felicidades por tu blog y gracias por tus recetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.