Brownies fantasma. Receta Halloween

Compartir Twittear
4.9/518 votos
Brownies fantasma. Receta Halloween

Info.

Ingredientes para Brownies fantasma. Receta Halloween

  • 200 g. de chocolate negro 70% mínimo (la marca que más os guste)
  • 100 g. de mantequilla
  • 4 huevos grandes
  • 100 g de azúcar normal o glass
  • Una pizca de bicarbonato sódico
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 100 g de harina de trigo
  • Para el glaseado de mascarpone y naranja:
  • 100 g. de queso mascarpone y 200 gr. de queso crema (el que más os guste)
  • 100 g. de azúcar glass o en polvo
  • Decoración: pequeños bombones o trocitos chocolate (de la marca que más os guste)

Cómo preparar unos brownies fantasma. Un postre de chocolate siempre es un acierto, a casi todo el mundo le gusta. Si encima es un clásico brownie de chocolate con nueces, seguro que no va a sobrar ninguno.

La idea para el postre de Halloween de hoy son unos fantasmas con cuerpo de chocolate y una sabana hecha con un glaseado de queso marcapone y naranja. La combinación es gloriosa, la perfecta consistencia del chocolate y la suavidad de la crema de queso y cítrico, una auténtica obra de arte.

Una caja de estos brownies triufarán en cualquier fiesta el 31 de Octubre, sea en tu casa o en la de tus amigos, a todo el mundo les van a encantar. La noche más terrorífica del año está muy cerca y si aún estas buscando alguna idea para la fiesta de Halloween estos brownies fantasmales son tu opción, tus peques y los no tan peques no dejarán ni las migas.

Chocolate, queso y nueces, estos brownies combinan sus sabores a la perfección. Os animo a preparar estos bizcochos fantasmales diferentes y originales para disfrutar de una noche divertida acompañado de la gente a la que quieres.

Preparación de los brownies fantasma

  1. Lo primero es preparar el brownie. He utilizado una bandeja de 20 x 20cm de cristal y papel de horno.
  2. La medida de la bandeja da para 7 brownies fantasmas generosos, pero todo depende de cómo queramos que sea de grueso. Si los queréis de menor tamaño emplead una bandeja mayor.
  3. Forramos la bandeja y la untamos con mantequilla. Espolvoreamos con chocolate en polvo el papel de horno.
  4. No he utilizado harina porque la última vez que lo preparé me quedaron pequeñas motas de harina blanca en la base. Con este truco solucionamos este problema y encima le damos más sabor a chocolate a este pastelillo.
  5. Echamos en un cuenco el chocolate rallado o en trozos pequeños con la mantequilla. Lo ponemos en el microondas durante 4 minutos a temperatura media.
  6. Sacamos y juntamos bien la mezcla con una varilla hasta que quede una crema parecida a la crema de chocolate.
  7. Batimos en un bol grande los huevos con el azúcar hasta que quede una crema espumosa. Añadimos la cucharada de vainilla y el bicarbonato.
  8. Vertemos la crema del chocolate en el bol anterior y mezclamos bien con las varillas.
  9. Tamizamos la harina con un colador y añadimos a la anterior mezcla, revolvemos muy bien hasta conseguir una pasta crema homogénea.

Horneado de nuestros brownies fantasma

  1. Vertemos la crema de chocolate en la bandeja de cristal. Os aconsejo que lo hagáis con una espátula de silicona para aprovechar toda la crema y que no quede nada en el bol.
  2. Horneamos el brownie en el horno precalentado a 180º C en la parte intermedia durante 35-40 minutos. Todo depende del horno, siempre mirad con un tenedor que al pinchar salga seco).
  3. Cuando lleve ya 20 minutos en el horno tapamos con un poco de papel de aluminio para que no se queme la superficie y la costra quede perfecta y crujiente.
  4. En mi horno el tiempo de preparación son 40 minutos exactos pero en el de mi madre con 30-35 llega. No os debéis pasar con el tiempo porque os saldrán unos pastelillos secos que no hay quien se los coma.
  5. Lo dejamos enfriar en la bandeja y cuando esté frío lo cortamos en para preparar nuestros fantasmas.
  6. En cuadrados similares, dos tamaños, uno de 3-4 cm y el otro de 1,5, se montarán uno encima del otro, pegándolos con chocolate caliente.

Preparación de la crema de queso y naranja

  1. Utilizaremos un bol grande, si está frío mucho mejor, al igual que el queso o crema de queso que debe de salir de la nevera.
  2. ¿Por qué frío? La crema de queso es grasa y con el calor pierde consistencia. Si no está fría va a ser difícil que suba como queremos, si es que sube. La temperatura idónea es de unos 10º C.
  3. Juntamos los dos tipos de crema de queso, batimos hasta que pase de estado líquido a una especie de crema, con un poco de volumen (no mucho). Este proceso nos llevará unos 3-4 minutos nada más.
  4. Una vez que hemos alcanzado esta especie de crema líquida densa, añadimos el azúcar, si es glass mejor. Batimos hasta que llegue a estado casi sólido. Fácil, ¿no?
  5. Os aseguro que con el truco del frío sale perfecto. Conseguiremos una crema suave, homogénea y sin ningún grumo, perfecta para poner encima de los fantasmas de brownie cuando esté fría. Reservamos en la nevera hasta el montaje final.
  6. Por último bañamos nuestros fantasmas de chocolate con la crema de queso y dejamos enfriar.
  7. Colocamos los bombones de chocolate o trocitos de vuestro chocolate preferido en forma de ojos y a disfrutar. ¡Os aseguro que vuestros peques fliparán!

Estos brownies fantasma se pueden decorar de muchas maneras. En este caso con un glaseado clásico que ya habéis visto en otros postres, pero si os gusta el doble chocolate, elaborad una crema densa y recubrir el brownie de chocolate, glorioso.

Recordad que para que se vean los ojos, que sean de chocolate blanco. Y si queréis un postre más ligero podéis sustituir el brownie por bizcocho de calabaza o zanahoria.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. CHRIS dice:

    ¿DONDE ESTÁ LA NARANJA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.