Buñuelos de membrillo. Postre de otoño fácil y rápido paso a paso

Fácil25 min.10 pers.
4.8/54 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Buñuelos de membrillo. Postre de otoño fácil y rápido paso a paso

Ingredientes

  • 150 ml de leche entera
  • 100 g de harina de trigo
  • 5 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal (3 gramos)
  • 120 g. de dulce de membrillo
  • 1 huevo M
  • Aceite de girasol o aceite de oliva virgen extra suave en abundancia, para freír
  • Para decorar: Azúcar glasé, para espolvorear por encima

Cómo hacer buñuelos de membrillo. Este postre de buñuelos de membrillo es perfecta para golosos empedernidos y aquellos que encuentran imposible resistirse a los dulces. Es fácil y rápida, en menos de media hora están listos. No se necesita ser un pastelero de pro para prepararlos y con ellos el éxito está garantizado. ¿Necesitas que te cuente más?

Aunque se pueden preparar y comer todo el año pues una vez hecho el membrillo casero lo podéis disfrutar mientras dure, es en Todos los Santos, en pleno otoño, cuando los buñuelos se convierten en un “must” en todo el país. Aunque en Navidad es un dulce con el que sorprender a vuestros invitados, con un poco de variación después de tanto turrón y mazapanes.

Los buñuelos sean salados o dulces, en estas páginas tenemos muchas recetas capaces de contentar todo tipo de paladares: de manzana, de chocolate, de patata, de coliflor, entre otros. En este caso no hemos rellenado los buñuelos con nata montada (generalmente los rellenamos con crema pastelera o los tomamos tal cual, buñuelos de viento) y hemos incorporado el membrillo directamente a la masa del buñuelo, os aseguro que quedan deliciosos.

Hoy amplío la lista con estos buñuelos de membrillo que son estupendos para poner el broche de oro a una comida, para compartir a la hora de la merienda o, por qué no, para desayunar. Y aunque creas que es una preparación complicada la receta de hoy te voy a demostrar lo contrario.

Se trata de conseguir una masa homogénea mezclando harina, leche, huevo, dulce de membrillo, aceite y sal. Hecho esto solo queda freír y disfrutar. En unos 25 minutos tendremos unos 35 buñuelos listos con nuestra receta. ¿Te animas a prepararlos?

Preparación de buñuelos de membrillo

  1. Usamos un recipiente amplio y hondo para hacer la masa de los buñuelos. Metemos la harina y hacemos un agujero en el centro, a modo de volcán, donde vamos introduciendo el resto de ingredientes.
  2. Primero la sal, después la leche y el aceite y, por último, la yema del huevo (la clara la montamos a punto de nieve más adelante). Trabajamos los ingredientes con una cuchara de madera, removiendo sin parar y suavemente para incorporar bien la harina y conseguir una masa lisa, sin grumos y homogénea.
  3. En otro recipiente hondo, bien limpio y seco, introducimos la clara de huevo. Batimos, a mano o con unas varillas eléctricas, hasta conseguir el punto de nieve. Esto es fácil de comprobar, basta con voltear el recipiente. Si la clara está bien montada se mantendrá en su interior.
  4. Incorporamos la clara montada al recipiente con la mezcla de harina y demás ingredientes y removemos con una lengua de silicona, suavemente y con cuidado para que no se baje. Ya solo queda cortar el membrillo en pequeños dados y añadir a la mezcla anterior.

Fritura y presentación final de los buñuelos

  1. Una vez lista la masa procedemos a calentar abundante aceite en una sartén. Cuando haya alcanzado los 170º C (aproximadamente) tomamos cucharaditas de la masa y la dejamos caer en el aceite con mucho cuidado, deslizando la masa. Otra opción es introducir la masa en una manga pastelera y dejar caer la masa en el aceite directamente, en pequeñas porciones.
  2. Cuando los buñuelos estén dorados por todos lados los retiramos del aceite, los escurrimos bien y los depositamos en un plato o fuente con papel absorbente. En el momento de servir, mejor recién hechos, los espolvoreamos con azúcar glasé y listos para disfrutar de un bocado de rechupete.

Aquí tenéis todas las fotos donde muestro como preparar esta receta paso a paso. No os perdáis detalle para que os salgan de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para unos buñuelos de membrillo perfectos

  • En caso de usar el método de la cuchara para deslizar la masa en el aceite, conviene que la mojes en aceite previamente. Así no se pegará la masa a la misma.
  • El aceite tiene que estar ligeramente caliente, pero no en exceso. La idea es que se frían los buñuelos lentamente para que no queden crudos por dentro y arrebatados por fuera. Prueba con uno o dos antes de lanzarte a freír los demás.
  • Hazlo de pocos en pocos para que la temperatura del aceite no baje. Además, ten en cuenta que la masa crece en el aceite y los buñuelos se hinchan, por lo que es mejor ser comedido con la cantidad de buñuelos que freír al mismo tiempo.
  • El membrillo se puede triturar y añadir a la masa al principio, antes de incorporar las claras montadas a punto de nieve. El sabor se repartirá mejor y cada bocado será membrillo puro.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.