Canelones con setas Boletus

Compartir Twittear
4.3/54 votos
Canelones con setas Boletus

Info.

Ingredientes para Canelones con setas Boletus

  • 20 canelones
  • 400 gr. de Boletus edulis (ya limpios y saneados)
  • 300 gr. de panceta fresca
  • 1 cebolla mediana
  • 1 calabacín pequeño
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorro de vino blanco
  • 100 gr. de queso para gratinar (el que más os guste)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y Pimienta negra, al gusto
  • Para la bechamel: 500 ml. de leche entera, 60 gr. de harina, 80 gr. de mantequilla, Nuez moscada y Sal

Qué buena combinación en esta receta. Por un lado está la pasta, una de mis pasiones, con el toque cremoso de la bechamel y el queso, por otro los deliciosos Boletus, los reyes del monte en otoño, acompañados con todo el sabor de la panceta de cerdo fresca.

En general las setas (en este caso Boletus Edulis) encajan muy bien con cualquier tipo de pasta. Desde una salsa para acompañar unos espaguetis, pasando por el relleno de pasta fresca y hasta un rico plato de lasaña o canelones. Pues manos a la obra. Hoy me he decidido por utilizar unos Boletus frescos llegados de la Sierra madrileña para preparar unos canelones. Si no disponéis de ejemplares recién recolectados, podéis echar mano de los deshidratados o también en conserva, las hay de muy buena calidad.

Las recetas de canelones dan un poco e trabajillo pero merece la pena el esfuerzo. En el blog encontraréis otras preparaciones con este tipo de pasta italiana: los Cannelloni ripieni, rellenos de carne, y otros rellenos de pescado. Como veis, se adaptan a cualquier relleno que nos apetezca. Volviendo con nuestra receta, estos canelones os van a encantar. Un relleno otoñal muy sabroso, más la bechamel y el queso gratinado, tendremos un resultado espectacular. Así que ¡manos a la obra! Ya me contaréis…

Preparación de los canelones de Boletus y panceta fresca

  1. Si contamos con Boletus frescos, comenzamos por limpiarlos. Retiramos restos de tierra con un trapo húmedo o un pincel. En el tronco, retiramos la capa más exterior, para quedarnos con la zona blanca y sana. Una vez listos, los troceamos en dados. Tened en cuenta que luego menguan bastante al cocinarse.
  2. Pelamos las verduras, y las troceamos en ‘brunoise’ menuda. Picamos el ajo bien fino. A la panceta, le retiramos la piel y las partes con más grasa, en los extremos. La cortamos en tiras.
  3. En una sartén con un poco de aceite de oliva, vamos dorando la panceta, que salamos al gusto. Cuando comience a coger color, añadimos la cebolla y el calabacín. Mezclamos y sofreímos todo junto a fuego medio, unos 10 minutos. Salamos ligeramente.
  4. Echamos ahora el ajo y los boletus. Mezclamos y seguimos cocinando. Poco a poco los Boletus irán soltando su agua y su sabor al resto del relleno. Pochamos bien 10/12 minutos. Reservamos y dejamos enfriar. Este punto es importante para luego poder rellenar la pasta en condiciones.
  5. Para preparar la pasta, podéis usar unas placas de pasta al uso (tradicionales) o unas que ya vienen precocinadas.
  6. Si tenéis las primeras, las cocemos en abundante agua (1 litro por cada 80 gr.). Una vez llegue a ebullición, echamos un puñado generoso de sal y a continuación la pasta, en dos tandas, para que se cocinen bien y no se nos peguen. Respetamos los tiempos de cocción del envase. Los retiramos, y reservamos sobre un paño seco, para que se enfríen.

En el caso de la pasta precocinada, lo recomendable es seguid las instrucciones del fabricante. Por norma general, hay que introducirlas en agua durante 20 minutos. Procurad moverlas de vez en cuando para que no se peguen.

La bechamel, montaje y horneado final. Presentación

  1. Con los canelones, nos va mejor una bechamel ligera. En el Blog encontraréis la receta para prepararla perfecta.
  2. Precalentamos el horno 10 minutos a 200º C. Con la pasta y el sofrito ya fríos, comenzamos el montaje del plato. Echamos un poco de relleno en uno de los extremos de la placa de pasta y a continuación enrollamos con cuidado.
  3. En una fuente/recipiente para horno (suficientemente grande), extendemos una fina capa de bechamel en la base. Colocamos sobre ella los canelones rellenos, dejando un poco de espacio entre ellos. Terminada la primera capa, añadimos por encima el resto de la bechamel, cubriendo por completo uniformemente. Finalmente, cubrimos con abundante queso para gratinar.
  4. Horneamos 15 minutos a 200º C y 5 minutos más con la función grill activada, para que se nos dore y gratine el queso.

Terminado el tiempo, aún debemos de esperar para hincarles el diente. Los canelones salen muy calientes del horno, y deben enfriar para que cojan consistencia y “asienten”. Pasados 10 minutos servimos en la mesa, con una espátula metálica (o similar), que nos permita servir adecuadamente los canelones.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Consejos para cuando recolectemos Boletus

  • Usaremos una cesta de mimbre amplia y nunca bolsa de plástico o tela. Queremos que estén aireados y que las esporas puedan quedarse en el campo mientras andamos.
  • No se usa la navaja para cogerlo, basta con agarrar con tiento su tronco y con un ligero movimiento de torsión lo arrancaremos del terreno.
  • Una vez en nuestras manos, limpiamos la tierra de la base del pie “in situ”, raspando con la navaja. Lo que podamos sanear, es mejor  hacerlo ya en el monte.
  • Si comprobamos alguna parte amarillenta u oscura en la carne, también la eliminamos “in situ”. Por supuesto, revisad que no lleven gusanos o insectos, porque corréis el riesgo de que contagien al resto de setas de la cesta
  • Tan pronto lleguéis a casa, es necesario “procesarlos de nuevo”: separamos el sombrero del pie. Nunca utilizaremos agua. Al sombrero le retiramos la espuma de la parte interior (sale fácilmente con las manos) y lo limpiamos con un pincel o un papel de cocina por su exterior.
  • El pie lo pelamos con un cuchillo hasta quedarnos con un tronco perfectamente blanco y de textura firme. Si son ejemplares pequeños los limpiamos en su conjunto, sin separar el sombrero, e incluso podemos dejarles la espuma si está perfectamente blanca y entera.
  • Una vez limpios, el siguiente paso es reservarlos en el frigorífico, donde nos aguantarán perfectamente 3-4 días. Otra opción es congelarlos en crudo o ligeramente salteados, conservarlos en aceite o en escabeche.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Maria Jose Aibar Ortiz dice:

    Estupenda receta!! Estoy buscando para hacer algo este domingo porque tengo unas shiitake, que intentaré encajarlas. Ya te contaré qué tal encajan ;) Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.