Canelones de brócoli y puerro

Compartir Twittear
3.4/514 votos
Canelones de brócoli y puerro

Info.

Ingredientes para Canelones de brócoli y puerro

  • 700 g. de brócoli entero o 400 g. de brotes de brócoli
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • 24 láminas para canelones
  • Comino en polvo o en grano
  • Para la bechamel: 125 g. de harina
  • 125 g. de mantequilla
  • 1 L. de leche entera
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)

Cómo hacer canelones de brócoli y puerro.

Si en casa no son muy aficionados a las verduras siempre hay maneras de incorporarlas en recetas a las que nadie puede resistirse.

Porque a lo mejor al llevar brócoli a la mesa no arrancamos precisamente expresiones de felicidad, pero ¿quién puede decir no a unos deliciosos canelones?

La receta de hoy es como los canelones de carne de toda la vida pero en una versión mucho más digestiva y saludable, con toda las ventajas nutricionales del brócoli o brécol.

Esta verdura — de la misma especie que la coliflor y el repollo — está llena de vitaminas y fibra, y además contiene muchos nutrientes con efectos muy positivos para nuestro sistema inmunitario y cardiovascular.

Quizás no despierte muchas simpatías, pero sin duda es un gran aliado de una dieta equilibrada, así que no hay excusas para dejar de incorporarlo, aunque sea disfrazado en una receta como esta…

Preparación del brócoli y puerro

  1. Lavamos el brócoli y cortamos los brotes (no vamos a usar los tallos). Lo metemos en una cazuela a fuego medio con una buena cantidad de agua.
  2. Lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias. Las añadimos a la cazuela y cocemos junto con el brócoli durante unos 20 minutos. Cuando empieza a hervir añadimos un puñadito de sal.
  3. Mientras tanto lavamos y troceamos el puerro.
  4. Lo doramos en una sartén con un chorro de aceite de oliva y  una pizca de sal.
  5. Reservamos mientras vamos con la preparación de la bechamel.

Preparación de la bechamel

  1. Para hacer la bechamel empezamos tamizando la harina con un colador. Este paso es muy importante para que luego no se produzcan grumos.
  2. Ponemos en un cazo a calentar a fuego medio el litro de leche durante 4-5 minutos sin que llegue a hervir. Este paso es para luego acelerar el proceso de preparación de la salsa.
  3. En otro cazo introducimos la mantequilla y la calentamos a fuego bajo hasta que se derrita, tiene que tornar a un color avellana y sacará un poco de espuma que podemos quitar si queremos.
  4. Luego añadimos la harina tamizada. El proceso se llama roux, es el nombre que tiene este paso o mezcla de harina y mantequilla, que nos ayudará a ligar la bechamel.
  5. Dejamos que se mezcle hasta que formen pequeñas masas de  tono dorado. Esto es muy importante porque si la harina queda cruda la bechamel sabrá mucho a harina y no es lo que queremos.
  6. En el paso anterior he utilizado mantequilla, pero si queremos podemos utilizar a medidas iguales mantequilla y aceite de oliva. El aceite le da un toque especial. Podéis probar a ver si os gusta.
  7. Removemos muy bien con una cuchara de madera la harina con la mantequilla hasta quede como una bola.
  8. Echamos la leche caliente en el cazo con la harina y la mantequilla.
  9. Añadimos sal, pimienta al gusto y un poco de nuez moscada molida.
  10. Removemos de manera continua con una varilla (5-6 minutos). Vamos controlando la temperatura y añadiendo poco a poco el resto de la leche según veamos que va espesando. En este paso lo mejor es dejarlo al mínimo.
  11. Quedará un mezcla homogénea y lo más importante sin grumos. Si no tenéis controlada esta salsa y os quedan grumos, podéis arreglarla con un toque de batidora.
  12. Si os queda muy espesa con un poquito más de leche, toque de batidora y os quedará con la textura deseada. De esta forma os quedará una bechamel perfecta.

Más preparación de canelones de brócoli y puerro

  1. Preparamos las láminas para canelones según las instrucciones del fabricante y dejamos que enfríen ligeramente extendidas sobre un trapo de cocina limpio.
  2. Cuando la verdura está cocida la escurrimos y troceamos con la ayuda de un cuchillo.
  3. Mezclamos en un bol grande la verdura cocida, el puerro pochado y escurrido y 2/3 partes de la bechamel. Removemos bien hasta tener una mezcla uniforme.
  4. Rellenamos los canelones con la mezcla usando una cuchara, los cerramos en forma de tubo y los disponemos en una fuente de horno.
  5. Cubrimos con el resto de la bechamel y gratinamos durante 5 o 7 minutos.

Si aún así no lo tenéis claro, os dejo un paso a paso en fotos de esta receta de canelones de brócoli y puerro. No os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

Galería de la receta

Consejos para unos canelones de brócoli y puerro perfectos

  • Hay que cuidar la cantidad de bechamel que usamos para hacer la mezcla, no queremos que quede demasiado seca ni demasiado suelta. Para eso la echamos poco a poco sin dejar de remover hasta encontrar la consistencia adecuada.
  • Si el resto de bechamel es demasiado consistente para cubrir uniformemente los canelones añadimos leche muy poco a poco y removemos hasta lograr que los bañe sin escurrirse demasiado.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.