Caracolas dulces

Compartir Twittear
3.5/58 votos
Caracolas dulces

Info.

Ingredientes para Caracolas dulces

  • 400 g. de harina de fuerza
  • 195 ml. de leche
  • 80 mantequilla
  • 1 huevo
  • 8 g. de levadura fresca
  • 5 g. de sal
  • 60 g. de azúcar + algo para espolvorear

Cómo hacer caracolas dulces. Soy fan de la bollería casera, es posible hacer en casa infinidad de bollos, a buen seguro, nada tendrán que envidiar, si no todo lo contrario, a los que podamos comprar de forma industrial.

Es cierto que necesitas cierto tiempo para dedicarle a este tipo de masas, pero el resultado vale la pena. Poder disfrutar de unos bollos de leche caseros o un bollicao como los de siempre pero hecho con nuestras manos, en mi opinión no tiene precio.

Hoy os traigo la receta de unas caracolas dulces que, estoy totalmente seguro de que os engancharán. El resultado es un bocado dulce esponjoso, con una masa súper aromática y con mucho sabor.

En relativamente poco tiempo tenemos unos bollitos caseros y naturales para la merienda de nuestros peques, o perfectos para un desayuno homenaje.

En esta ocasión, las caracolas están preparadas sin relleno ya que en realidad no es necesario para que estén buenísimas. Aun así siempre podemos enriquecer estos bollos rellenándolos con azúcar y canela, o chocolate, o incluso decorándolas con unas uvas pasas.

Las caracolas estarán en su mejor momento el mismo día de su preparación, por eso y para poder disfrutarlas siempre en su punto óptimo, siempre podemos prepararlas y congelar, una vez horneadas y frías.

Así tendremos caracolas dulces perfectas en el momento en que se nos antojen. Os animo a que os lancéis con el tema de la bollería casera, el resultado os sorprenderá y, si os pasa como a mí, además disfrutaréis con el proceso.

Preparación de las caracolas dulces

  1. En un bol mezclamos todos los ingredientes. En esta ocasión he utilizado una amasadora eléctrica o un robot de cocina para el amasado.
  2. Con 8 o 10 minutos será suficiente el trabajo de la masa. Si optamos por el amasado a mono os recomiendo dedicarle unos minutos más.
  3. Ponemos la masa en un bol enharinado y lo tapamos con papel transparente.
  4. Dejamos que repose durante unos 30 minutos en un lugar cálido y sin corrientes, el interior del horno previamente templado es un sitio perfecto.
  5. Dividimos la masa en porciones de unos 60 gr. y le damos forma a cada uno. Estiramos cada porción con un rodillo de forma alargada, podéis verlo en el paso a paso en fotos.
  6. Con un cuchillo hacemos unas incisiones profundas a lo largo de la masa, pero sin que lleguen a cortarla totalmente. Enrollamos la pieza y la doblamos sobre si misma haciendo una caracola.
  7. Colocamos cada porción en la bandeja del horno sobre un papel vegetal. Debemos ponerlas separadas unas de otras ya que aún crecerán bastante. Dejamos que reposen las caracolas durante 30 minutos más dentro del horno aún templado, hasta que doblen su volumen.
  8. Pintamos las caracolas con una pizca de mantequilla derretida, espolvoreamos con abundante azúcar y horneamos, con el horno previamente caliente a 180º C, durante 20 minutos.
  9. Si vemos que durante el horneado las caracolas se tuestas demasiado, las tapamos con papel de aluminio.
  10. Retiramos las caracolas del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla entes de disfrutarlas.

Estás perfectas recién hechas, y os harán disfrutar de unas meriendas de rechupete, acompañadas de un café, ¡quién da más!

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.