Carne in vitro. La carne del futuro ya está aquí

Compartir Twittear
4.3/53 votos

La carne del futuro en el presente.

Consumimos demasiada carne y demasiado de todo, en general. Por eso los expertos aseguran que este nivel es insostenible para nuestro planeta.

Existen ya numerosas alternativas cárnicas para aminorar la marcha de la cadena productiva que vivimos, por ejemplo la firma vasca Biotech food que nació hace dos años y fue la pionera en comercializar este nuevo método de “creación” y producción de carne.

Su producto “Ethica meat” – Carne ética permitirá que en el futuro podamos consumir estos productos sin sacrificar animales.

Biotech Food lo que hace es coger una pequeña parte del músculo del animal y aísla las células musculares, que son las que producen la proteína animal y las meten en un medio acuoso con más proteínas, sales minerales y agua. Básicamente. De esta manera se forma un tejido que sigue creciendo y prolifera dentro de un biorreactor.

Esta especie de carne cultivada se encuentra en forma de salchichas, albóndigas y Nuggets, pero a priori no en un filete.

¿Estaremos entonces ante la carne del futuro?

Todo esto parte de un revolucionario proceso tecnológico de tejidos que trata de trasladar técnicas de medicina al sector alimenticio.

Este nuevo avance no pretende desbancar a la industria ganadera, (lo cual por ahora además es prácticamente impensable y no compiten en el mismo mercado), si no ser una alternativa más, sobre todo con recorrido a largo plazo.

¿Dónde está la carne del futuro?

Por ahora son muy pocas las empresas en el mundo las que optan o destinan sus recursos en I+D en este sector. España, EEUU y Holanda son algunos de los pocos que se encuentran entre estos.

Esto se debe a que son técnicas bastante costosas, por lo que para lograr el objetivo en común es importante marcarse una fecha a largo plazo y buscar estrategias a gran escala para conseguir beneficios y resultados palpables.

 ¿Hay pescado del futuro?

Hay proyectos que van más allá de intentar sustituir o reformular la carne de ternera e intentan lo mismo con el pescado.

Hablamos recientemente sobre la acuicultura, una alternativa que podría ser la solución al agotamiento mundial de los caladeros, pero deberá enfrentarse a varios desafíos, entre ellos ambientales.

Pero también se están desarrollando otras opciones a la acuicultura. Una start up americana cultiva artificialmente varios tipos de pescado aunque están centrados sobre todo en el atún rojo.

Cogen el pescado de alta calidad y aíslan unas pocas células, vamos, el mismo proceso que os comentaba de Biotech food pero aplicado al pescado.

Las células crecen en alambiques dentro de sus instalaciones y aseguran que con el pescado este proceso es mucho más fácil que con la carne, ya que la estructura del pescado es más sencilla y la carne tiene texturas más complejas.

¿Cómo serán los restaurantes del futuro?

Se rumorea que detrás de todo esto existe una fuerte idea de crear en restaurantes cantidades limitadas de este producto de aquí a finales de este año 2019. Fineless food, por ejemplo se apoya en la ventaja que esto tendrá a la hora de reducir en el pescado la cantidad de mercurio y de plástico.

Entre todos estos proyectos se encuentra Memphis meat, que se encarga de aplicar esta metodología a la carne de pollo, Creek, que hace lo mismo con el foie gras, Perfect Day con los lácteos y Clara Food con los huevos.

¿Será esta la única manera de abastecer nuestro planeta?

Teniendo en cuenta que en 2017 se produjeron 322 toneladas de carne en todo el mundo, se espera que esto incremente de cara al futuro en una medida importante, pero existe un 33% de tierras cultivables dedicadas a la ganadería mundial.

La idea es reducir el sacrificio animal y mantener a los que quedan en mejores condiciones, ya que el ganado compone el 7 % de lo que denominamos efecto invernadero.

¿Está bueno todo esto?

Los afortunados y las afortunadas en probar este tipo de productos aseguran que alucinaron con el sabor y la textura tan similar que tenían tanto la carne como el pescado.

Mientras la carne y el pescado del futuro terminan de aterrizar en nuestro país, nuestros restaurantes y nuestros supermercados, disfrutemos de lo que tenemos pero intentando ser conscientes de lo que eso supone para nuestro entorno.

¿Pero va a ser suficiente? ¿Te atreverías a comer insectos?

Me parece poca variedad todavía para tanta gente, los hay muy carnívoros de Dios así que sigamos valorando otras opciones, como los ricos animalitos.

Hay un montón de ellos que matamos, tiramos y hacemos ascos siendo maravillosas fuentes de proteínas, accesibles y de bajo impacto medioambiental. Sí sí, me refiero a los insectos.

Es una opción que no atrae a todo el mundo, pero por ejemplo en México llevan mucho tiempo comiendo insectos como si fuesen una delicatessen, Gusanos de Maguey, ahuautles, las hormigas o jumiles, los famosos chapulines, las hormigas chicatanas, los escamoles o los alacranes… de verdad, he probado alguno y están realmente de rechupete. ¿Te atreverías a probarlos?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.