Carne richada de Forcarei

Compartir Twittear
3.5/56 votos
Carne richada de Forcarei

Info.

Ingredientes para Carne richada de Forcarei

  • 1 kg. de carne de aguja de ternera
  • 2 cebollas medianas o una grande
  • 2 dientes de ajo
  • ½ kg. de patatas gallegas (a ser posible)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 250 ml. de vino blanco
  • Pimentón dulce y picante de la Vera
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer carne o ternera richada. Hoy vamos a preparar con ella una receta de carne típica de Galicia, la carne richada.

Hemos optado por la zona de Galicia donde esta receta es más famosa, Forcarei, un municipio de la provincia de Pontevedra. En ella se acompaña de patatas cocidas o cachelos como se los conoce en mi tierra. Una receta que rivaliza directamente en casa con la carne o caldeiro.

Como en toda receta gallega el ingrediente es el rey, así que tendremos que asegurarnos de llevar a la cocina un buen trozo de la mejor ternera para que el plato salga como mandan los cánones. Si además las patatas y el aceite están a la altura tenemos el éxito asegurado.

En este caso hemos empleado aguja de ternera. Esta es la parte que se encuentra entre las dos espaldillas, se considera carne de categoría primera (B) y resulta tierna y jugosa, perfecta para guisos de carne y estofados.

También es muy recomendable la croca, es la parte de la cadera que tan de moda se ha puesto en Galicia. Y si es de calidad resulta tan tierna como el propio solomillo.

Como vamos a ver se trata de un plato muy sencillo y a la vez delicioso, que podemos preparar en apenas media hora y con ingredientes que todos tenemos a mano.

Lo más importante al ser una receta tan fácil es que los ingredientes sean de máxima calidad. Ya no hay excusa para preparar un típico plato gallego y disfrutar de él sentados a la mesa como se ha hecho desde siempre en Galicia.

Preparación de la carne richada

  1. Pelamos las patatas. Las troceamos y cocemos durante 15 a 20 minutos en agua con sal. Probamos con un tenedor para ver si están hechas y escurrimos. Reservamos.
  2. En otras zonas de Galicia se suele acompañar la carne richada con patatas fritas. Las dos opciones son buenas, pero yo me he ceñido a la receta de Forcarei. Tengo que reconocer que un buen plato de patatas fritas son también un triunfo.
  3. Troceamos la carne en porciones pequeñas y con poco espesor. Salamos.
  4. Pelamos y picamos los dientes de ajo. Hacemos lo mismo con la cebolla.
  5. Calentamos un buen chorro de aceite en una sartén y añadimos la carne cuando empiece a humear (debe estar bien caliente). Dejamos que vaya tomando color mientras la removemos despacio y con cuidado.
  6. Removemos con frecuencia hasta que tenga un aspecto doradito. Una vez dorada, añadimos los ajos y removemos. Cuando también el ajo ha tomado color incorporamos la cebolla picada. Dejamos que se haga todo junto.
  7. Una vez que la cebolla se ha pochado retiramos la sartén del fuego.

Preparación final de la carne richada de Forcarei

  1. Dejamos que pierda calor y añadimos pimentón al gusto (dulce, picante o de ambos).
  2. Vamos a emplear una cucharada pequeña (tamaño café) para el pimentón y dejamos que se cocine con la sartén fuera del fuego. Con el calor residual se va a cocinar el pimentón sin problema y así evitamos que se queme y nos arruine la receta.
  3. Removemos para mezclar bien, volvemos a colocar al fuego (medio o lento) y vertemos el vino.
  4. Esperamos un par de minutos hasta que se haya evaporado y apagamos el fuego. Colocamos las patatas escurridas en una fuente, cubrimos con la carne richada y regamos con la salsa. El líquido o salsa de la carne debe empapar las patatas, es el puntazo de la receta.

Acompaña esta receta de un buen pan para mojar en la salsa y de una buena botella de vino, por ejemplo un buen Ribeiro, y no hará falta nada más para triunfar.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de carne richada de Forcarei en este álbum, no os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

Historia y curiosidades de este plato

  • Se dice que esta receta es una de las bondades que nos han dejado los arrieros. Un arrieiro era una profesión que hoy sería la de camionero o transportista. En la época medieval empleaban mulas o carretas para transportar todo tipo de mercancías.
  • Las distancias en aquella época eran distintas, mucho más cortas que en la actualidad. En Galicia era muy común llevar vino desde la zona de O Ribeiro (en la provincia de Ourense) hasta otras zonas, entre ellas la zona de Forcarei (Pontevedra). Un pueblo de paso camino a Compostela.
  • Quizás la carne richada sea el plato más famoso de este municipio. Se dice que los propios arrieros, que transportaban la carne para el trayecto la ablandaban bajo el peso de las cubas de vino. Luego se preparaba en tiras, de manera similar a la actual forma (la misma que esta receta) y se aderezaba con cebolla, ajo y pimentón para darle más sabor.
  • En Forcarei se hace honor a esta receta en su “Fiesta de la Richada de Forcarei” que se celebraba cada primer domingo de diciembre. Desde hace unos años se prepara con croca, una parte de la cadera que está muy tierna y jugosa. Aunque yo recomiendo la aguja para su preparación, las dos partes sirven sin duda.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.