Cebollas rellenas o cebolles rellenes de bonito. Receta asturiana

Compartir Twittear
3.6/57 votos
Cebollas rellenas o cebolles rellenes de bonito. Receta asturiana

Info.

Ingredientes para Cebollas rellenas o cebolles rellenes de bonito. Receta asturiana

  • 4 cebollas grandes y de igual tamaño
  • 250 g. de bonito en conserva (o atún)
  • 2 huevos cocidos
  • 6 pimientos del piquillo asados en conserva
  • 300 g. de salsa de tomate casera
  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharada sopera de harina de trigo (si sois celiacos, con harina sin gluten)
  • Un vaso pequeño de sidra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Las cebollas rellenas son hoy en día uno de los platos más conocidos de la cocina asturiana y en particular del pueblo de L’Entregu.

A partir de una receta original del restaurante La Laguna (según muchas versiones), poco a poco su fama se fue extendiendo por el pueblo hasta hoy en día, en que se hace todos los años una fiesta gastronómica en su honor en torno al 30 de noviembre en esta localidad.

Su relleno puede variar, aunque los más comunes son de carne picada o de bonito en conserva. Por esta última modalidad me he decantado para estrenar esta preparación en el blog. No olvidéis comprar pan, pues la salsa, después de una cocción de dos horas, está de rechupete.

Y recordad que si os gusta la cocina asturiana en el blog podéis encontrar un montón de recetas. En Asturias no solo se come bien, sino que además en abundancia. Además de ser un paraíso natural, le acompaña un gran compañero, su gastronomía envidiable. Os recomiendo estas recetas para enamorarte un poco más de este paraíso verde.

¿Hay ‘fame’? Unos escalopines al cabrales no te va a decepcionar si te gusta la carne, si te gusta el cuchareo, no puedes dejar de probar su famosa fabada, sus mundialmente conocidas fabes con almejas o esas espectaculares verdinas, para abrir boca, tienes sus bollos preñados.

Para acabar una jornada gastronómica que no olvidarás, sus postres, el arroz con leche más rico que habrás probado nunca o el tocinillo de cielo de Pravia. Y por supuesto un buen café o infusión debe ir acompañada de unas moscovitas o unas Casadielles o Casadiella. Son un montón de recomendaciones que no debéis dejar de probar en Asturias o en vuestra casa, ¿por qué no?

Preparación del relleno y las cebollas

  1. Empezamos preparando el relleno. Para ello desmenuzamos el bonito y lo mezclamos con los huevos cocidos y los pimientos, ambos picados a cuchillo.
  2. Mezclamos en un recipiente con cuatro cucharadas soperas de salsa de tomate. Reservamos.
  3. Pelamos las cebollas. A continuación, para vaciarlas cortamos con un cuchillo la tapa, que reservaremos, y a continuación vamos vaciando la cebolla con cuidado.
  4. Si no disponemos de ninguna herramienta específica se puede hacer perfectamente con una cucharilla. Es conveniente dejar sólo dos capas. Reservamos también esos trozos de cebolla que retiramos del interior.
  5. Llenamos las cebollas completamente con la farsa preparada anteriormente y colocamos encima la tapa que cortamos inicialmente.
  6. Colocamos al fuego en una olla de tamaño ajustado a la cantidad de cebollas –no debe ser más grande- suficiente aceite de oliva virgen extra como para que las cebollas queden cubiertas hasta aproximadamente la mitad de su altura y, cuando esté bien caliente, introducimos las cebollas rellenas.
  7. Dejamos dorar las cebollas. Es conveniente ir echando de vez en cuando aceite caliente por encima con una cuchara.
  8. Cuando ya están algo doradas les damos la vuelta con cuidado sin que se destapen para que se doren también por arriba. Cuanto más ajustado esté el espacio en la olla donde realicemos esta operación más sencilla será.
  9. Cuando las cebollas estén doradas de manera homogénea las retiramos a otro recipiente.

Cocción y presentación final de las cebollas rellenas

  1. Retiramos el excedente de aceite y dejamos sólo el suficiente para dorar los restos de cebolla que hemos extraído. Para ello añadimos los trozos junto con el ajo laminado y dejamos a fuego medio removiendo de vez en cuando durante unos cinco minutos o hasta que se hayan dorado.
  2. Incorporamos la harina y removemos durante un minuto más sin bajar el fuego.
  3. Añadimos la sidra, mezclamos todos los ingredientes con una cuchara de madera y cuando esté hirviendo bajamos el fuego. Añadimos sal al gusto y dejamos un minuto.
  4. Colocamos nuevamente las cebollas en la olla y añadimos el resto de la salsa de tomate y agua hasta casi cubrir las cebollas. Llevamos a ebullición.
  5. Cuando hierva bajamos al mínimo el fuego y, con la tapa un poco ladeada, dejamos que se cocine durante dos horas. A media cocción rectificamos de sal.
  6. Tras ese tiempo la salsa se habrá reducido a menos de la mitad.
  7. Opcionalmente podemos retirar las cebollas y pasar la salsa por una batidora o similar para crear una textura más suave. Yo he preferido, en esa ocasión, dejar los trozos de cebolla enteros, de modo que la salsa quede más matizada.
  8. Emplatamos acompañando las cebollas de arroz blanco y una porción generosa de salsa.
  9. La receta admite múltiples variantes, siempre que se base en la cocción larga de las cebollas. En vez de sidra se puede utilizar un chorro de vino blanco de casi cualquier variedad, incluso algo dulces.

Como acompañamiento también deberían funcionar bien unas buenas patatas cocidas. Todo lo que ayude a disfrutar de esta salsa sin quitarle el protagonismo a las cebollas será bienvenido. ¡Qué aproveche!

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. lilia rodriguez dice:

    Cebollas rellenas.
    2 o 3 cebollas grandes picar en ruedas de un centímetro.
    Colocar dentro de la rueda de cebolla la carne sazonada con sal ajo y perejil y en el centro de la carne un pedacito de queso amarillo.
    Pasar por huevo rehogar en harina volver a pasar por huevo y luego rehogar en pan rayado y freír a fuego medio y listo.
    Bona petit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.