Comer bien y sano en cuarentena. Consejos y recetas

Compartir Twittear
5/51 voto

Dale a tu cuerpo alegría en cuarentena

Durante todos estos días, muchos y muchas nos han dado tips muy útiles para trabajar desde casa.

Ahora sabemos que no debemos trabajar en pijama (con lo calentito que se está), que la silla es MUY importante y la luz también, pero ¿alguien os ha dicho cómo abastecerse y alimentarse bien durante estos días?

Desde nuestro equipo queremos hacer tus días más cortos, más sanos y ¡de rechupete!

1- Abastecimiento sí, exageración NO

Hemos visto infinidad de fotos de carros y despensas llenas y seguro que hemos vivido en primera persona el desmantelamiento del supermercado. En tiempos de pánico el que no corre vuela, pero hay que ser más que nunca, empático. Es importante limitar los viajes a supermercados como a cualquier otro establecimiento, compra con cabeciña.

Si quieres pan y no queda, no te lleves un pan sin gluten. Hazlo tú en casa. Vas a tener tiempo para practicar y mejorar.

Puedes hacerlo con semillas, sin amasar, pan de molde si te gusta más o pan de hamburguesa.

2- No todo va a ser arroz

El arroz es muy socorrido, la pasta, las conservas, pero también las legumbres las lentejas, garbanzos y alubias.

Puedes preparar y congelar, como lo harías habitualmente, ya que son una fuente de energía muy completa que te ayudarán a darlo todo también durante estos días.

También hay frescos a los que darle mucha salida y que pueden aguantarte tranquilamente una o dos semanas o los puedes congelar, como la calabaza envasada al vacío, que es un alimento muy versátil tanto para cremas como para un arroz, carne o postre.

No te olvides de ver la fecha de caducidad, mejor que sea un poco prolongada, no vaya a ser que se estropee en unos días… y creo que esto va para largo.

3- Aprovéchate de los frescos

Los tomates no son solo para la ensalada. Puedes hacer salsas cuando estén muy maduros, sopas, mermeladas e incluso gazpachos y salmorejos cuando veamos que el sol y los primeros días de calor empiecen a saludarnos por la ventana.

Recuerda que si comprar varios kilos de tomate dan para mucho, son muy versátiles. Frescos valen para ensalada y si ves que maduran rápido (no los metas en la nevera, que luego no saben a nada) pues lo dicho anteriormente, salmorejo, incluso salsa de tomate o parte de un pisto de verduras.

Es momento de innovar en la cocina, de probar y de atreverte. ¡Hazlo con todo!

4- Más allá del cuarto y mitad

Siempre es mejor comprar una pieza de pollo completa y aprovechar todas sus partes para guisarlo de diferentes maneras y sacarle más partido. Desde un contra muslo con soja a un caldo hecho con los huesos, un riquísimo y sano pollo a la pepitoria o, por supuesto, ¡unas croquetas! ¿qué sería de la vida sin croquetas?

5- Tiempo sí, pero espacio también

Llena tu despensa y tu congelador, pero no por encima de tus posibilidades. Por eso hablamos del abastecimiento con cabeza. Si vas a hacer tuppers para congelar y tienes el congelador lleno, una de dos, o terminarás tirando comida o comiendo de más. Tenemos que evitar las dos cosas.

Hay muchos métodos de conservación más allá del tupper o el film. Podéis hacer pimientos asados, escalivada, encurtidos caseros, chucrut, kimchi o postres.

6- Desempolva tu creatividad

Piensa en menús con platos únicos. Las guarniciones y menús significan más ingredientes y menos flexibilidad. Así que olvídate del clásico plato combinado porque vas sin tiempo y luego las sobras no son lo mejor para reciclar en otro plato.

El pollo a la plancha y la ensalada pueden convertirse en una ensalada césar, los huevos y las patatas en una ensaladilla o tortilla de patata.

Y si tienes niños en casa, es una forma genial de rellenar espacios del día, para los más peques cocinar es un juego y para los grandes es una forma de ayudar en esta situación y crear buen rollo.

Pregúntales que es lo que les gustaría hacer, que busquen en su blog preferido y al lío. No hay ocasión mejor que esta cuarentena para estar con ellos, salir reforzados y más unidos, quizás de lo mejor de esta situación.

7- Esto es una ocasión especial

No las de recibir invitados en casa y pasar largas horas en la cocina, no. Esto es una ocasión aún más especial, diaria y para ti. Por eso debes saber lo que tienes en la cocina, conocer sus fechas de caducidad, reinventar platos y ser resolutivo o resolutiva.

¿Hiciste unos espárragos al horno y se te habían olvidado al fondo del cajón? No importa, si todavía están ok, puedes hacer una crema. Y la parte verde del puerro, ¿por qué la tiras? ¿Sabías que es genial para hacer un caldo?

8- Viaja sin salir de casa

Puedes hacerte un guacamole o unos tacos al grito de ándale sin molestar al vecino y además veganos. Marcarte un pollo teriyaki con esa pieza de pollo que compraste o un ceviche o un poke con ese pescado que tienes congelado.

Ir a Vietnam sin salir de la cocina con un buen caldo para una sopa pho o un ramen o convertirte en un auténtico pizzaiolo con esta receta de pizza. Aprovisiónate bien, muchos de estos ingredientes puedes tenerlos en casa y hacer platos tradicionales y originales con ellos.

9- Especias especiales

Las especias (de menos o de más) pueden cambiar increíblemente tus platos. Curry, romero, cilantro en polvo, pimentón dulce o picante, canela, anís, estragón, orégano, comino…Mezcla sin miedo. El ensayo error en la cocina está siempre permitido.

10- Aprende cosas que no sabías o mejoralas

¿Sabes hacer una bechamel? ¿Una vichyssoise? ¿unas (ya mencionadas) croquetas? ¿pelar correctamente unas alcachofas? Si no sabías alguna de estas cosas es el momento para aprender y si ya sabías te recomendamos, por ejemplo, una pizza con masa de coliflor.

Si te gusta la cocina ya tienes mucho andado, la mayoría de las recetas del blog se hacen con pocos ingredientes, baratos y que todo el mundo tiene en su casa. Puedes ver nuestro instagram, en Stories estoy cocinando todos los días, os pueden dar alguna idea para hacer en vuestra cocina.

11- Comer sin descongelar

Ya te hemos animado a que hagas tu propio pan. Puedes congelarlo y comerlo cada día si lo sacas un ratito antes, al igual que puedes sacar directamente del congelador y cocinar sin descongelar un lomo de salmón o un chorizo.

12- Hacer un calendario con las comidas

En el blog podéis descargar gratuitamente nuestro menú semanal y rellenarlo con vuestra planificación de recetas y comidas. Es importante tener una rutina diaria y planificación para cocinar (pero antes saber que tienes en la despensa) esas recetas.

En los supermercados no hay problemas de desabastecimiento excepto en el famoso papel higiénico, pero de lo demás, tenéis de todo. Si no encontráis vuestra marca preferida, habrá otra, no os preocupéis.

Durante esta cuarentena tenemos que sentirnos bien, con mas ganas de comer y cocinar cosas nuevas que nunca.

Si no te gusta cocinar igual es un buen momento para que encuentres algo que te guste hacer y si te gusta pero no tienes tiempo, sé que de estos consejos harás muy buen uso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.