Cómo congelar y descongelar los purés o cremas de verduras

Compartir Twittear
4.8/54 votos

Cómo congelar y descongelar los purés o cremas de verduras

Los purés de verduras o cualquier crema de hortalizas son una solución magnífica para las cenas de días en los que no te apetece cocinar pero te apetece algo sabroso y saludable.

Ligeros, reconfortantes y sabrosos, no necesitan más que de un panecillo y un poco de queso para dejarnos satisfechos. El lado malo es que llevan algo de tiempo en sus preparación y que cuando llegamos a casa después de un largo día de trabajo, quizás no nos apetezca nada ponernos a cocinar. Pero como ocurre con todo lo que tiene lado malo, también hay un lado bueno y en este caso entra en juego uno de nuestros electrodomésticos favoritos: el congelador.

Cuando nos planteamos una especie de batchcooking en casa y ser así de productivos en nuestras cocinas, es importante tener en cuenta una serie de aspectos que nos aseguren que nuestros purés y cremas de verduras y hortalizas no pierden valor nutritivo por el camino.

Por ello es imprescindibles cuidar la compra y conservación, la limpieza y preparación, la cocción, la congelación, la descongelación y el recalentamiento.

Compra y conservación

Siempre conviene comprar verduras frescas que muestren un aspecto atractivo, sin manchas y con la piel tersa y brillante. En el caso de las verduras de hoja, asegurarse que éstas están bien tersas. Al llegar a casa las limpiamos y preparamos a la mayor brevedad posible.

Limpieza y preparación

Antes de cocer las verduras y hortalizas es necesario limpiarlas bien y rápido en abundante agua fría, secarlas y desechar las partes no comestibles, como los tallos en el caso de las espinacas frescas, acelgas, apio, etc. La piel es una importante fuente de fibra, así que no conviene pelar las verduras y hortalizas. En caso de hacerlo el sabor de nuestros purés y cremas no cambiará, simplemente serán menos nutritivos.

Conviene trocear las verduras y hortalizas para que la cocción sea más rápida. Igualmente, si los trozos son del mismo tamaño (o lo más parecido posible) la cocción será uniforme y evitaremos que unos se sobre cuezan mientras otros terminan de cocerse.

Cocción de las verduras y hortalizas

  • A la hora de preparar purés y cremas de verduras y hortalizas, podemos usar una olla tradicional, una olla a presión o una olla superrápida. Esta última no solo nos ahorra mucho tiempo sino también energía. Usamos nuestra receta preferida y calculamos bien la cantidad de líquido a utilizar para que después, al triturar los purés y cremas, obtengamos la consistencia adecuada.
  • Una vez cocidas las verduras y hortalizas podemos hacer dos cosas: congelar las verduras y hortalizas tal y como están o triturar y congelar los purés y cremas terminados.
  • Si optamos por lo primero, es decir, por congelar las verduras y hortalizas tal y como están, las repartiremos junto con su líquido correspondiente en recipientes aptos para congelación. Los mejores son los tupper de toda la vida de plástico.
  • Antes de introducir en el congelador, enfriamos lo más rápidamente posible, cerramos y etiquetamos para saber qué verduras contienen, en qué cantidades o para cuántas personas, y cuál ha sido la fecha de cocción.
  • Si optamos por lo segundo, trituramos las verduras y hortalizas y repartimos el puré o crema en recipientes aptos para congelación. Dejamos enfriar, etiquetamos, etc de igual manera a la que acabamos de explicar.

Congelación

Sí hemos preparado cantidad para siete días, por ejemplo, usamos siete recipientes para su congelación. Sin llegar a llenarlos del todo y dejando un pequeñísimo espacio en la superficie para la dilatación que se producirá con el frío.

Dejamos que se enfríen también lo más rápidamente posible, y cuando estén a temperatura ambiente, metemos los recipientes en el congelador al máximo de frío. La temperatura ideal es -20º C, pero muchos electrodomésticos domésticos no la alcanzan, quedándose en -18º C.

Estos nos son congeladores (estrictamente hablando) sino “conservadores”, pues conservan los alimentos ya congelados. Esto no significa que nuestros purés y cremas se vayan a estropear por no estar a -20º C, pero aguantan menos en condiciones óptimas por lo que conviene consumirlos lo antes posible.

Descongelación

  • Para descongelar los purés y cremas de verduras y hortalizas pasamos los tupper a la nevera y dejamos que se descongelen en frío (entre 2º C y 3º C).
  • La organización es importante para que no nos pille el toro el día que queremos consumir nuestro puré. Si no queremos encontrarlo como una piedra el día, conviene dejarlo descongelar en la nevera durante 48 horas. Tardarán más en descongelarse que si los dejamos a temperatura ambiente, sí, pero este método es más “amable” con todos los alimentos congelados y más seguro.

Terminación y/o recalentamiento

  • Si hemos congelado las verduras y hortalizas en trozos, nos quedará triturar el conjunto hasta obtener el puré o crema.
  • En caso de haber congelado el puré o crema ya listo, solo queda calentarlo antes de consumir.  Al descongelar purés , éstos aparecen desestructurados. La parte líquida se ha separado de la sólida y solo es necesario batir el puré unos segundos antes de calentarlo. No está malo y no tiene ninguna importancia.
  • Podemos calentar el puré o crema en un cacito a fuego suave, removiendo de vez en cuando para que no se agarre a la base, o en el microondas a potencia media y removiendo a mitad de tiempo para que se caliente por igual por todos lados.

En resumen

Algo que nos permite realizar un esfuerzo una vez a la semana y ahorrarnos tiempo durante varios días es un gran invento ¿no creéis?

Por eso adoramos el congelador, porque nos permite cocinar mucha cantidad de purés y cremas de verduras y hortalizas de una sentada, envasarlos en porciones de dos, tres, cuatro o la cantidad que se ajuste a nuestras necesidades y congelar para después solucionarlos muchas comidas y cenas durante el resto de la semana. Lo que se traduce en más tiempo libre para otras actividades.

Os dejo con una selección de recetas de purés y cremas que podéis preparar en casa.

Crema de zanahorias y calabaza con puerro crujiente

Crema de espárragos trigueros

Crema de calabaza con curry

Crema de puerros y calabacín

Crema de espinacas

Crema de grelos

Crema de calabacín y patata

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.