Cómo conservar tus verduras y frutas en casa. ¿Cuáles van a la nevera?

4.4/55 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Qué verduras no se deben meter en la nevera? ¿A qué temperatura deben estar en la nevera?¿Cómo conservar tus frutas y verduras en casa?¿La fruta se mete en la nevera o es un error?

La verdad es que comprar por comprar y luego no cocinar es desperdiciar comida y dinero. Lo mejor es planificar el menú semanal y conservar las verduras y frutas bien para que el día que tengas todo listo para preparar esa receta que tanto querías hacer, encuentres tus vegetales en perfecto estado.

Hoy te enseñamos un poquito sobre este tema en este artículo. Hemos recopilado los mejores consejos prácticos para que saques el mejor partido a las verduras y frutas de temporada. Aprende a mantenerlos frescos y en óptimas condiciones en tu casa. Seguro que aprendemos alguna cosa juntos.

Lava las frutas y verduras

Las que llegan a las tiendas o supermercados han estado expuestas a pesticidas y bacterias que pueden favorecer a su maduración más acelerada. Lava las frutas y verduras cuando las vaya a utilizar, antes no y elimina todas las zonas dañadas que encuentres.

Puedes usar un cepillo para eliminar lo que no quieres y para las más suaves o frágiles, dejarlas en remojo unos minutos. Otra opción es agregar unas gotas de vinagre al agua y dejarlas en remojo unos minutos. De esta manera disolverás gérmenes y pesticidas que pudieran tener.

¿Qué frutas y verduras debes guardar en la nevera?

Si vas a conservarlas en la nevera, utiliza el cajón de las frutas y verduras. Están diseñados para mantenerlas durante más tiempo a la temperatura que necesitan. Si ves que no llegas a cocinarlas mientras estén en buen estado, puedes trocearlas y congelarlas. Así, cuando las uses, ya habrás ahorrado tiempo de preparación. Y ese día que llegas cansado de trabajar, te encantará saber que la comida está a medio hacer.

Te decimos qué frutas y hortalizas necesitan de refrigeración para mejorar su conservación, a lo mejor te llevas una sorpresa.

  • Frutas que le van genial la nevera: Los albaricoques, frutos del bosque en general (moras, frambuesas, arándanos…), las cerezas y picotas, las uvas, fresas, fresones e higos. Si cortáis por ejemplo un melón o una sandía y os queda un trocito, por supuesto, mejor en la nevera (envuelta en plástico film para que no pille sabores). Son una pequeña selección para no dudar.
  • Verduras a las que la nevera ayuda a conservarse mejor: alcachofas, espárragos verdes y blancos, las judías verdes y blancas, el brócoli, las coles de Bruselas, las zanahorias, el apio, champiñones, guisantes, remolacha, repollo, los rábanos, el puerro, nabos, berros, lechuga, col, grelos y la mayoría de las aromáticas (excepto la albahaca, romero y tomillo).

4 consejos para disfrutar al máximo de la verdura y fruta de la nevera

  1. Si tienes una nevera media o grande intenta separar las frutas de las verduras, pues la fruta deja escapar el etileno y favorece a que todo lo que se encuentra alrededor madure más rápidamente. Si tienes una nevera pequeñita, pues organiza como veas, de la mejor manera posible.
  2. Compra lo que vayas a consumir y evitarás tirar comida, si lees nuestros consejos para comprar correctamente te ayudará a comer mejor, más sano y barato en casa. Si compras mucha verdura y no la consumes conseguirás comerlas sin sabor, color y aroma. Con la fruta, salvo que esté muy verde (no aconsejable) se acabará estropeando rápidamente.
  3. Si quieres disfrutar de la verdura y fruta intenta sacarla de la nevera una media hora antes, de esta manera disfrutarás al máximo de su sabor, textura y aroma.
  4. Si compras fruta un poco verde en el mercado o en el super, es mejor en algún caso tenerlas en tu despensa o en el frutero y que maduren un poco antes de meter en la nevera. Por ejemplo: los aguacates, los kiwis, ciruelas, manzanas, peras, nectarinas o los melocotones. En cuanto tengan un tacto que ceda a la presión y cambien de color, las podéis meter en la nevera. Con lo que más se nota es con los aguacates.

¿Qué frutas y verduras no necesitan o debes meter en la nevera?

  • Frutas que las puedes dejar en el frutero o alacena: Lo más común es el plátano, bananas o plátano macho. Haz la prueba, deja uno en la nevera y verás como se pone negro enseguida, el frío no les va nada bien. Los cítricos en general (limas, limones, naranjas, mandarinas y pomelos), el melón, la sandía, la papaya, los caquis, la piña y las granadas.
  • Las verduras que puedes tener fuera de la nevera: Pepinos, remolacha, pimientos rojos, verdes o amarillos, los ajos, las cebollas, las patatas y batatas, la calabaza y el tomate (aunque sea una fruta).

3 consejos para que se conserven correctamente fuera de la nevera

  • Colócalas en un bol, en una fuente, frutero o en una bolsa de plástico perforada en un lugar donde no le dé la luz directa.
  • No las guardes en bolsas completamente cerradas ya que se produciría una acumulación de dióxido de carbono y se reduciría el oxígeno, dando lugar a malos olores y podredumbre.
  • La maduración de algunas frutas puede acelerarse colocando una manzana o plátano maduro en el mismo bol o bolsa.

Espero que os haya ayudado a que comáis más rico y sabroso.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Tami dice:

    Siempre aprendo alguna cosa contigo, lo de los ajos, patatas y cebollas en la nevera lo sabía… pero todo lo demás… me he llevado una gran sorpresa. Y es que es verdad, que como bien dices, la nevera se acaba convirtiendo en el lugar donde acaba todo porque pensamos que ahí no se estropea nada… y el frío a veces tiene un efecto contrario en los alimentos. Sigo tus recetas y consejos al pie de la letra, soy todo oídos y ojos para aprender contigo… llevo años leyéndote y siempre me sorprendes con alguna cosa. Gracias maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.