Cómo hacer alcachofas rebozadas. 2 tipos de fritura, normal y con freidora de aire

Fácil35 min.2 pers.
3.5/54 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Cómo hacer alcachofas rebozadas. 2 tipos de fritura, normal y con freidora de aire

Ingredientes

  • Para las alcachofas rebozadas fritas:
  • 1 limón o perejil fresco
  • 5 alcachofas medianas frescas
  • 2 huevos XL
  • 90 ml. de agua muy fría
  • 120 g. de harina de trigo especial rebozados
  • Sal (al gusto de cada casa)
  • Aceite de oliva suave para freír
  • Para hacer alcachofas rebozadas en freidora de aire
  • 4 alcachofas grandes
  • 2 huevos L
  • 100 g. de pan rallado
  • ½ cucharadita de pimentón de la Vera dulce
  • ½ cucharadita tipo postre de orégano seco
  • ½ cucharadita tipo postre de ajo en polvo
  • Sal (al gusto de cada casa)

La receta con alcachofas que os vamos a enseñar a preparar el día de hoy se trata de una elaboración extremadamente sencilla y rápida. El resultado es una cobertura crujiente que en su interior se vuelve jugosa, lo que la ha convertido en un plato que no puede salir nunca de nuestro recetario.

La temporada de las alcachofas se encuentra entre el mes de octubre hasta marzo, por eso es recomendable que se consuman aquellas que se hayan producido en esta época. Aun así, podemos encontrarlas durante el resto del año en los supermercados y mercados sin ningún tipo de problema. Esta receta es idónea para sacar el máximo partido a esta verdura elaborando un plato saludable y muy muy ligero.

A pesar de que existen infinidad de formas para preparar las alcachofas, en este día nos hemos decantado por elaborar un rebozado con el que las envolveremos. Este rebozado es algo distinto del comúnmente visto, es decir, se trata de una variación de la conocida masa Orly. Gracias a esta mezcla, el rebozado nos quedará perfecto y éste colaborará con que la alcachofa no está envuelta de forma tosca y por el contrario, quede cubierta por una capa crujiente y fina, a la par nos dejará ese interior sabroso y tierno que todos buscamos.

Te animamos a que prepares estas estupendas alcachofas rebozadas para que tus invitados o familiares se sorprendan. Será un éxito con la receta que te proponemos, y si las quieres preparar en salsa, no te pierdas esta receta de alcachofas rebozadas en salsa, todo un lujo para compartir.

Limpieza de las alcachofas, antes de rebozar y freír

  1. Lo primero que hacemos es limpiar concienzudamente las alcachofas. Eliminamos las hojas exteriores hasta llegar a la capa en la que tienen un color verde más claro y son más tiernas. A continuación pelamos el tronco, que en éste caso conservamos y cortamos la punta.
  2. Las dividimos en dos mitades y con la ayuda de una cucharita retiramos la parte central, donde se encuentra la pelusilla que puede dar un sabor amargo.
  3. Según las vamos limpiando las colocamos en un bol que contenga agua y el zumo del ½ limón para evitar que tomen un color parduzco.
  4. Si no os gusta el sabor ácido que le da el limón, podéis hacer el mismo proceso con perejil fresco y agua bien fría. Cualquiera de los dos trucos ayudan a evitar la oxidación, el proceso que se produce al entrar en contacto los fenoles que posee la alcachofa con el oxígeno.

Preparación de las alcachofas rebozadas y fritas

  1. Ponemos agua en una cazuela, añadimos una pizca de sal, un cuarto de limón y calentamos hasta que hierva. En ese momento añadimos las alcachofas y dejamos durante 15-20 minutos, dependiendo de lo tiernas que sean.
  2. Al cabo de este tiempo las retiramos del agua y las ponemos a escurrir sobre papel de cocina para eliminar el agua de la cocción.
  3. Preparamos la mezcla para rebozarlas. Añadimos los huevos en el agua fría para elaborar nuestro rebozado y lo batiremos.
  4. El siguiente paso será agregarle la sal y la harina de trigo de todo uso. Mezclaremos hasta que todos los ingredientes se hayan integrado de forma correcta, y una vez lo tengamos, introduciremos nuestro cubito de hielo para evitar que se caliente la mezcla.
  5. Ahora secaremos y cubriremos nuestras alcachofas con el rebozado que acabamos de elaborar. En una sartén verteremos abundante aceite de oliva y la colocaremos en el fuego a una temperatura de 180º C aproximadamente.
  6. Añadimos las alcachofas para freír el rebozado y cocinar su carne. Cuando ya se hayan dorado, será el momento de retirarlas para colocarlas en trozos de papel absorbente, así retiraremos el exceso de aceite.
  7. El último paso consistirá en emplatar nuestras alcachofas en el recipiente que elijamos y las serviremos inmediatamente para evitar que se enfríen.

Y si tienes freidora de aire, te proponemos que las pruebes con otro tipo de rebozado, con pan rallado.

Preparación de las alcachofas en freidora de aire

  1. Una vez que ya hemos cocido nuestras alcachofas, podremos manipularlas. Para eso dejaremos que se enfríen y acto seguido les retiraremos las hojas con más fibra y que son más duras. Cortaremos, además, las puntas de las hojas que hayan quedado duras. En el caso del pie de la alcachofa, queda a tu elección retirarlo o conservarlo.
  2. Ahora cortaremos nuestras alcachofas en cuartos y les añadiremos la sal al gusto. El siguiente paso será colocar el pan rallado, el orégano, el pan rallado, el ajo en polvo y el pimentón de la Vera en una bandeja o plato hondo. Si la elección de especias no es de tu agrado, puedes agregar las que sean de tu preferencia. Asimismo, las cantidades de las mismas también irán al gusto.
  3. En otro plato hondo colocaremos los huevos y lo batiremos agregándole una pizca de sal. El siguiente paso será secar nuestras alcachofas para introducirlas dentro del huevo batido, tratando de que no queden partes sin cubrir. Ahora será el turno de pasarlo al plato de la mezcla de pan rallado.
  4. Hecho esto, las dispondremos en la bandeja de nuestra freidora de aire y cuando ya las tengamos todas, las cubriremos con papel vegetal. Es posible que, si la freidora de aire que posees no es muy grande, debamos cocinarlas en dos tandas.
  5. Ahora la programaremos a 200º C durante 5 minutos y transcurrido ese tiempo, tendremos unas alcachofas con un rebozado crujiente y dorado. Lo que sí se debe tener en cuenta, es que el tiempo de cocinado variará en función de la freidora sin aceite que estemos empleando. Con una de 1800 vatios, el resultado será correcto, pero en nuestro caso, hemos decidido emplear una de 2000 vatios. Si ves que no se han dorado, puedes cocinarlas durante un minuto más.
  6. Y ya habremos acabado. Esperamos que os gusten y…¡Qué aproveche!

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.