Cómo hacer fartons caseros

Compartir Twittear
4.1/58 votos
Cómo hacer fartons caseros

Info.

Ingredientes para Cómo hacer fartons caseros

  • Para la masa de los fartons: 300 g de harina de trigo con fuerza W220 o harina de trigo con 11,5 - 12,5 % de proteínas
  • 25 g de levadura prensada fresca o 9 g. de levadura seca liofilizada de panadería
  • 50 ml de agua tibia
  • 1 huevo “M”
  • 50 g de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 ml de aceite vegetal
  • Para el glaseado: 100 g de azúcar glasé
  • 2 cucharadas de agua tibia

Cómo hacer fartons caseros.

Los fartons son unos bollitos alargados cubiertos de glasa típicos de Valencia, concretamente del municipio de Alboraya.

Se sirven con horchata de chufa, tradicionalmente, aunque con una taza de buen chocolate también están exquisitos. Son unos bollitos ideales para desayunos y meriendas, los acompañemos de lo que los acompañemos.

Este postre o dulce es muy sencilla de elaborar, solo debemos tener en cuenta el amasado y dejar tiempo a la fermentación para que la masa crezca y el resultado de los fartons sean esponjosos y muy tiernos.

Una forma de preparar unos bollitos dulces diferentes que no se suelen encontrar de calidad fuera de Valencia. No dejéis de probar bollos dulces similares como los suizos tradicionales, las Cristinas rellenas de crema, los bollos suecos o los bollos nórdicos, todos de rechupete.

Si queréis pasar una tarde divertida con los más pequeños de la casa, poneros a preparar fartons juntos y que os ayuden a preparar la masa y dar forma a los fartons.

Todos y cada uno de los pasos de esta receta los pueden hacer los niños y más tarde, cuando se horneen y estén listos para comer, seguro que se sienten orgullosos de haber participado.

Preparación de la masa de los fartons

  1. Damos un golpe de calor al agua para que quede templada y disolvemos en ella la levadura fresca, desmenuzando con los dedos y removiendo bien hasta que se integre con el agua.
  2. Por otro lado tamizamos la harina, pasando por un colador fino o un tamiz, y la colocamos en un recipiente amplio y hondo junto con el azúcar y el huevo.
  3. Incorporamos la mezcla de agua y levadura y removemos bien, mezclando primero y amasando después con la mano, pero siempre dentro del recipiente.
  4. Cuando la masa se desprenda de las paredes del bol, añadimos el aceite y la sal.
  5. Continuamos amasando a mano hasta que esté todo bien mezclado.
  6. Pasamos la masa a la encimera o una mesa de trabajo y amasamos hasta que ésta esté lisa y todos los ingredientes bien integrados.
  7. Boleamos la masa, tapamos con un trapo limpio y dejamos que repose durante 30 minutos. 
  8. Transcurrido el tiempo de reposo, sacamos la masa del recipiente y la dividimos en porciones de igual peso (o lo más similar posible).
  9. Dejamos reposar nuevamente otros 5 minutos, cubriendo las porciones de masa con un trapo.
  10. A continuación estiramos cada porción de masa con un rodillo, dándole una forma ovalada y enrollamos a lo largo. Tienen que quedar como un canutillo o barquillo fino.
  11. Los colocamos sobre dos bandejas de horno cubiertas con papel vegetal o un tapete de silicona, dejando separación entre ellos para que no se peguen.
  12. Cubrimos con trapos y dejamos fermentar unas horas hasta que doblen su volumen. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente, pero pueden ser entre 2 y 3 horas.

Horneado, glaseado y presentación final de los fartons

  1. Cuando los fartons hayan fermentado, precalentamos el horno a 225º C con calor arriba y abajo y los introducimos en él. En ese momento bajamos la temperatura a  200º C y programamos 12 minutos.
  2. Mientras tanto preparamos el baño de glasa mezclando el azúcar glasé con el agua y removiendo bien hasta que no queden grumos. Tiene que quedar espesa.
  3. Retiramos los fartons del horno e inmediatamente, en caliente, los pincelamos con la glasa y los dejamos enfriar antes de consumir.

Como siempre, al final de la entrada tenéis las fotos del paso a paso. No os perdáis ningún detalle de esta receta de fartons caseros famosos en toda Valencia.

Galería de la receta

Consejos para unos fartons perfectos

  • Podemos colocar todos los fartons en la misma bandeja dejando menos espacio de separación. En este caso se pegan unos a otros al crecer en el horno, pero esto es muy típico de ellos. Luego se separan con las manos y listo.
  • En caso de que vuestro horno sea potente, si los fartons se empiezan a dorar en exceso antes de que finalice el tiempo de cocción, los podéis cubrir con una lámina de papel de aluminio.
  • Son ideales para la merienda, acompañados de un vaso de horchata de chufa bien fresquita, tal y como mandan los cánones.
  • La glasa ha de quedar espesa y es importante aplicarla a los fartons según salen del horno, para que se extienda con facilidad por efecto del calor.
  • Los fartons se pueden congelar por separado y tirar de ellos cuando apetezca.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados