Cómo hacer leche asada

Compartir Twittear
3.4/511 votos
Cómo hacer leche asada

Info.

Ingredientes para Cómo hacer leche asada

  • 8 huevos M
  • 1 litro de leche entera
  • 200 g. de azúcar
  • 30 ml. de aroma de vainilla
  • 5 g. de canela en polvo
  • Para el caramelo líquido (comprado o casero, unos 100-150 ml aprox.): 5 cucharadas de azúcar granulada blanca
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de zumo de limón

Cómo hacer leche asada.

La leche asada es un postre muy similar al flan de huevo, de hecho el proceso es casi idéntico variando el paso final de cocción. Un postre tradicional de América Latina, que siempre ha estado presente en las familias chilenas, en Perú, Ecuador, Colombia y México.

De consistencia semisólida, preparado con una mezcla de leche, huevos, azúcar y vainilla y en diez minutos, después sólo tenemos que hornearlo sin prisa y dejarlo en el frigorífico de un día para otro para que quede perfecto.

Su origen es incierto, dicen que se trajo desde Europa, pues su sabor es muy similar al flan, la crème brûlée o la crema catalana. Según el “Diccionario de gastronomía tradicional peruana” (Lima 2009) de Sergio Zapata, “la leche asada deriva del flan medieval“. En Lima, en “Apuntes históricos, descriptivos, estadísticos y de costumbres”, Manuel Atanasio Fuentes habla sobre la variedad de postres capitalinos “entre los cuales debe figurar la leche asada y el maná” (Lima 1985, p. 126).

La diferencia con el flan es que la leche asada no se hornea al baño María sino que la fuente se introduce directamente en el horno, lo que hace que la textura sea un poco diferente por el contacto directo con el horno y tiene más consistencia, como si fuese un flan rústico.

Estos postres a base de leche y huevo se consideran de los más antiguos de la historia pero con el paso del tiempo han ido apareciendo versiones que añaden diferentes ingredientes como leche condensada, queso o café, aunque siempre manteniendo la base de huevos y leche que llevaban ya en su origen.

Preparación del caramelo

  1. Ponemos un cazo o una sartén al fuego a temperatura media para que alcance temperatura. Añadimos los ingredientes en el siguiente orden: 5 cucharadas de azúcar granulada blanca y un poco de líquido (en nuestro caso, 2 cucharadas de agua y una de zumo de limón).
  2. Dejamos a fuego medio sin remover (al principio no debemos mover el azúcar con cuchara de madera porque se apelmazará). Veremos como poco a poco se empiezan a formar pequeñas burbujas y el azúcar cambia de color.
  3. Cuando suceda esto removemos, ahora sí, con una cuchara de madera y ayudamos a que se mezcle todo. Retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que alcance ese color miel tostado del caramelo.
  4. Dejamos que se temple un minuto y caramelizamos las paredes de recipiente de las flaneras o donde vamos a preparar el flan. Echamos el caramelo primero en el fondo.
  5. Vamos girando o ladeando poco a poco por las paredes de los moldes hasta que esté todo impregnado de caramelo. Dejamos que se enfríe el caramelo hasta que esté medio duro.

Preparación de leche asada

  1. Precalentamos el horno a 120º C con calor arriba y abajo.
  2. En un bol grande ponemos los huevos, la esencia de vainilla, el azúcar y la canela molida. Con una varilla manual mezclamos bien los ingredientes hasta que queden integrados pero sin llegar a batir. Poco a poco y sin dejar de mezclar vamos incorporando la leche. Vertemos despacio la mezcla en la fuente de horno
  3. Horneamos 90 minutos aproximadamente en la bandeja del medio del horno y sacamos del horno cuando haya pasado el tiempo de horneado. Dejamos templar fuera del horno.
  4. Refrigeramos de un día para otro. Cortamos en porciones individuales, servimos y bañamos con el caramelo.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en la receta de la leche asada. No os perdáis detalle y saldrá perfecto.

Galería de la receta

Consejos para una leche asada perfecta

  • Para preparar la receta necesitaremos 10 minutos de preparación, unos 90 minutos de horno y un día en el frigorífico o nevera de reposo (o al menos 4 horas). Esta mucho más rica de un día para otro.
  • La leche asada también podemos prepararla en moldes de flan individuales, en ese caso tenemos que reducir el tiempo de horneado.
  • Si añadimos ralladura de naranja o limón (un toque cítrico) a la leche asada le daremos un sabor extra muy rico.
  • Podemos usar leche desnatada o semidesnatada pero la textura queda mejor con leche entera.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Mayte dice:

    ¡Hola! Me parece que va a quedar muy buena esta receta. Muchas gracias por vuestras recetas
    Un saludo

  2. Mayte dice:

    Confirmado, ha salido buenísima y con una pinta muy apetecible, y si no que le pregunten a mis vecinos que les pase un poco para que la probaran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.