Cómo hacer ochíos dulces de Jaén. Bollitos fáciles andaluces

Dificultad media240 min.4 pers.
4.5/54 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Cómo hacer ochíos dulces de Jaén. Bollitos fáciles andaluces

Ingredientes

  • 375 g de harina de fuerza W220 o harina de trigo con 11,5 - 12,5 % de proteínas
  • 185 ml de agua templada
  • 20 g de levadura fresca de panadero o 5 g de levadura seca de panadero
  • 65 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 65 g de azúcar (+ extra para espolvorear)
  • 1 cucharada sopera de anís en grano o matalahúga
  • 2 huevos M
  • Una pizca de sal

Quizás el dulce más típico de Jaén capital, los ochíos dulces son unos bollitos elaborados con una masa de aceite de oliva virgen extra, aromatizados con anís en grano, que se hornean con azúcar por encima. No deben confundirse con los ochíos que se preparan y despachan en la provincia de Jaén, estos llevan pimentón en su masa y se suelen rellenar de productos salados.

Los ochíos dulces son geniales para el desayuno y, sobre todo, para la merienda. Acompañados de un vaso de leche y unas onzas de chocolate hacen las delicias de los más pequeños. Pero no son estos sus únicos acompañamiento., Están de rechupete con una taza de chocolate caliente, un café con leche o una infusión. Al gusto de cada cual.

Esperamos que os animéis a prepararlos. No llevan nada de esfuerzo y el resultado es verdaderamente delicioso. Si os gustan tanto como a nosotros, ya os vemos haciéndolos semanalmente. Ya nos contaréis.

Preparación de la masa, reposo y forma de los ochíos

  1. Ponemos el aceite en una sartén al fuego y lo calentamos a fuego suave. Cuando haya alcanzado cierta temperatura añadimos el anís en grano o  matalahúga y lo retiramos del fuego. Dejamos que se enfríe.
  2. Diluimos la levadura en el agua templada. En un recipiente amplio y hondo introducimos la harina junto con el azúcar y la sal. Mezclamos bien. A continuación hacemos hueco en el centro y añadimos uno de los huevos, previamente batido, y el aceite con el anís en grano o matalahúga y la mezcla de agua y levadura.
  3. Removemos, inicialmente, y amasamos durante 10 minutos hasta obtener una masa homogénea, blanda y grasa.
  4. Dejamos fermentar dentro del recipiente, tapado con un trapo de cocina limpio, hasta que doble su volumen. Esto dependerá de la temperatura ambiente del lugar en que dejemos la masa. Podemos acelerar el proceso introduciendo en recipiente en el horno, donde hay un ambiente óptimo para ello porque no hay corrientes de aire y la temperatura es constante.
  5. Una vez ha levado, sacamos las masa del recipiente y la dividimos en 4 partes iguales. Para poder manipularla sin que se nos pegue, nos embadurnamos las manos con aceite.
  6. Boleamos cada una de las piezas dando forma de bollito y las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
  7. Cubrimos de nuevo con un trapo de cocina limpio y dejamos fermentar una segunda vez hasta que doblen su volumen.

Horneado y presentación final los ochíos

  1. Batimos el segundo huevo y pincelamos con él cada uno de los bollitos. Espolvoreamos con abundante azúcar.
  2. Introducimos la bandeja en el horno, precalentado a 180º C  con calor arriba y abajo, y cocemos durante 18-20 minutos o hasta que estén dorados. Retiramos del horno y dejamos enfriar en una rejilla antes de servir con, por ejemplo, un vaso de leche y unas onzas de chocolate. Perfectos para una merienda diferente y casera.

Sigue todos los pasos de estos ochíos dulces de Jaén en el álbum. No os perdáis detalle para que os salgan perfectos.

Galería de la receta

Consejos para unos ochíos dulces de Jaén perfectos

  • El uso de un buen aceite de oliva virgen extra es clave para que el resultado sea óptimo. Tratándose de una receta de Jaén no se puede esperar otra cosa. No escatiméis en este ingrediente.
  • Como os decíamos, un buen vaso de leche y unas onzas de chocolate o si preferís una taza de chocolate caliente y a mojar el ochío.
  • Se pueden congelar, envueltos individualmente en papel transparente, y tirar de ellos cuando apetezcan.
  • Si han pasado un par de días y no están tan tiernos, se abren por la mitad, se tuestan y se les unta mantequilla, mermelada o lo que más os guste.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.