Cómo hacer patatas al microondas en 10 minutos

Compartir Twittear
2.9/58 votos
Cómo hacer patatas al microondas en 10 minutos

Info.

Ingredientes para Cómo hacer patatas al microondas en 10 minutos

  • 2 patatas de tamaño mediano (para 1 persona, si sois más incrementas el número de patatas)
  • Sal (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida (opcional)
  • Papel film
  • Un plato o recipiente apto para microondas

Cómo hacer patatas al microondas en 10 minutos.

Es la hora de comer, el estómago ya te lo viene recordando hace rato: tienes hambre. Pero llega la pregunta del millón “Y, ahora, ¿qué hago?” Abres la nevera, carnes o pescados… a la plancha y en un plis plás, están hechos pero ¿con qué los acompañas?

Nada de preocupaciones que aquí llega una forma práctica, rápida y sencilla para preparar patatas ricas y sabrosas, enseguida.

Las patatas al microondas son un clásico de los “tengo hambre y no tengo ganas de cocinar”, un as en la manga sustancioso para comer algo saludable y rápido que, fácilmente, también puede convertirse en la especialidad de los peques de tu casa: prácticamente todo lo que tienen que hacer es estar atentos a que el microondas suene.

Y, a ti, que “se te da mal” esto de cocinar, para ti que “nunca tienes tiempo” o para ti, adicto al delivery, o para ti que estás preparando el examen final y lo último que se te pasa por la cabeza es ponerte a cocinar, tengo algo para decir: esta es la receta que necesitabas.

Casi no hay manera de que salga mal. Es más, si te llega a fallar, avísame. Porque es infalible. Por cierto, es una preparación muy fácil y simple. Si te da un poco de pereza limpiar cacharros, seguro que te encantará.

El paso a paso de tu solución

  1. Selecciona las patatas, una por persona, estará bien.

Trata de que todas tengan el mismo tamaño para asegurarte de que se cocinen de forma pareja y a la vez. Te recomiendo las de tamaño mediano, más o menos como un puño. Que no te quedarás con hambre, pero tampoco te ocupará todo el plato.

  • Lávalas bien. Aunque compres las que ya están lavadas. No te cuesta darle el punto final y asegurarte de que no tienen restos de tierra o polvo. Siempre es mejor coger el cepillo y frotarlas un poco, para asegurarte de que están bien limpias.
  • Colócalas sobre un plato o un paño y pínchalas varias veces a lo largo y ancho. Esto evitará que “exploten” en el microondas. Puedes hacerlo con un tenedor, la punta de un cuchillo, el pincho de las brochetas o incluso los pinchos para comer mazorcas.

No hace falta que la incisión sea muy profunda, especialmente si son patatas medianas. Si son muy grandes, te recomiendo que, con un cuchillo pinches hasta lo más cerca del centro posible.

  • Bien, vierte un poco de aceite de oliva virgen extra por encima, si tienes un spray de aceite mejor. Sala o salpimenta al gusto.
  • Después envuelve cada una en un papel film para que conserven toda la humedad. Si tienes un envase apto para cocinar el micro perfecto, hay muchos en el mercado.
  • ¿No tienes? Colócalas sobre un plato y vete aumentado el tiempo de cocción poco a poco, hasta que estén hechas.
  • Bien, coloca tus patatas en un plato apto para microondas. Es mejor uno plano que una bandeja con paredes altas, para que se cocinen más rápido. Tenías hambre, ¿no?
  • Tiempo de cocción. Como siempre te comento, cada microondas tiene una potencia determinada. No son todos iguales. Pero, por regla general, ponlo a máxima potencia, durante:

7-8 minutos para 1 patata mediana. Si es pequeña, menos, por supuesto.

11-14 minutos, si son de dos a cuatro patatas.

  • Una vez que suene el ¡plin! del microondas, comprueba pinchando con un cuchillo que están firmes, pero cocidas. Si aún les falta un poco, incrementa el tiempo de a 2-3 minutos hasta que estén completamente hechas. Si ves que están muy hechas de un lado más que de otro, gíralas.

Ten cuidado, las patatas estarán calientes y el plato en el que las hayas puesto, también.

Una vez que estén listas, sácalas del microondas. Recuerda que por el tipo de cocción, seguirán haciéndose hasta que templen. Quítales el papel film con cuidado de no quemarte.

¿Qué pasa si te pasas mucho con el tiempo?

La patata irá quedando más y más dura, hasta casi crocante. Pero claro, como la patata está entera, te quedará una bola crocante… incomible. Pero para que eso suceda, la habrás tenido en el microondas muchísimos minutos.

¡Es hora de comer! ¿Cómo prepararlas?

Tienes varias opciones

  1. Si la patata es de piel fina, cómela sin quitársela.
  2. Puedes partirlas al medio, sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva extra virgen y ya estarán listas.
  3. Otra opción, es espolvorearlas con un poco de pimentón dulce. Si quieres darle un giro hot, usa el picante.
  4. En Estados Unidos es muy normal que las partan al medio y les pongan solo mantequilla, que se derretirá enseguida. En esa caso, te recomiendo que la cortes muy fina para que enseguida impregne todo el interior de la patata. Normalmente le hago unos cortes internos para que toda la patata quede con ese gustito particular de la mantequilla.
  5. Otra opción es usar crema agria (como la que se usa en la cocina mexicana) y cebollino o ciboullete, picados.
  6. Si no, puedes hacerle unos finos cortes en la piel y quitársela totalmente y, ya que estás, puedes pisarla para convertirlas en puré. Para ello, agrégale mantequilla, un chorrito de leche, sal y pimienta.
  7. Para inspirarte en la receta irlandesa, haz el puré y agrégale cebolla de verdeo o cebolleta muy picada y mézclala bien con la patata pisada.

¿Y si sobra?

Mi recomendación es que hagas lo que vas a comer en el momento. La patata entera, calentada al microondas… no queda bien. La textura no es tan agradable como cuando está recién salida del microondas.

Pero, si de todas formas, has hecho de más… conviértelas en otra cosa: buñuelos de bacalao y patatas, unos ñoquis de patata, puré de verduras, papas rellenas… Córtala en trozos y saltéalos hasta que estén dorados con un poco de ajo, cebollas y pimientos. Sírvelo con un chorrito de aceite de oliva, sal gorda y romero. ¿Qué más se te ocurre? ¡Ah! Y de postre, buñuelos dulces de patata.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.