Cómo hacer rubiols mallorquines. Dulce de Semana Santa

Dificultad media120 min.10 pers.
3.7/513 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Cómo hacer rubiols mallorquines. Dulce de Semana Santa

Ingredientes

  • Ingredientes para la masa: 500 g de harina floja o de repostería
  • 80 g de azúcar glasé
  • 1 yema de huevo
  • 250 g de aceite de oliva virgen extra
  • 100 g de zumo de naranja
  • 100 g de agua
  • 50 g de manteca a temperatura ambiente
  • La ralladura de medio limón
  • Ingredientes para el relleno: 500 g de requesón
  • 120 g de azúcar
  • La ralladura de medio limón
  • 1 yema de huevo

Los rubiols son unos dulces típicos de Semana Santa de origen mallorquín, aunque es muy fácil encontrarlos en las pastelerías del resto de las islas y a lo largo de todo el año. Son unas empanadillas de masa dulce, con forma de media luna que se rellenan, en sus versiones más populares, de cabello de ángel y de pasta de requesón (o brossat).

Como suele ocurrir con las recetas tradicionales, encontrar la original es misión imposible. Cada familia tiene la propia y esta se pasa de generación en generación, variando según gustos y modas, lo que hace que existan tantas recetas de rubiols como manos que los preparen. Estas pequeñas empanadillas dulces o rubiols son de lo más tradicional de la isla Balear en Pascua junto con los crespells, todos ellos deliciosos.

Una de las cosas buenas que tiene internet es que permite estar en contacto y, con suerte, llegar a hacer amistad con gentes de todos los rincones del planeta. Y, con ello, conocer sus culturas, sus tradiciones y, claro está, sus recetas más tradicionales. Como esta que nos llega a través de amigos muy queridos, amantes del buen comer y de los rubiols de su familia que, a partir de ya mismo, pasan a formar parte de nuestro repertorio de dulces tradicionales de Semana Santa.

Sencillos hasta decir basta y de sabor muy delicado, los rubiols son un bocado perfecto para acompañar el café de media tarde, la infusión o cualquier otra bebida de vuestro gusto. Si os apetece cambiar de tercio, dejar las torrijas, los buñuelos y la leche frita, entonces os animamos a que probéis los rubiols y los rellenéis al gusto.

Preparación de masa de los rubiols

  1. Colocamos la harina y el azúcar glasé en un recipiente hondo y amplio. Removemos bien hasta mezclar y hacemos un agujero en el centro.
  2. Dentro del agujero vertemos los ingredientes líquidos, es decir, la yema de huevo, el aceite de oliva virgen extra, el zumo de naranja, el agua, la manteca a temperatura ambiente y la ralladura de medio limón. Removemos de dentro hacia fuera para integrar, poco a poco, la harina.
  3. Cuando no podamos remover más pasamos la masa a una superficie de trabajo limpia y amasamos hasta que se vea lisa y sin grumos. Entonces envolvemos bien con papel film y la dejamos reposar en la nevera durante, como mínimo, media hora.

Preparación del relleno, forma, horneado y presentación de los rubiols

  1. Mientras tanto preparamos el relleno mezclando bien el requesón, el azúcar, la yema de huevo y la ralladura de limón. Transcurrido el tiempo de reposo sacamos la masa de la nevera y la dividimos en 12 porciones de igual peso.
  2. Estiramos cada una de ellas con un rodillo y colocamos una cucharada del relleno en el centro. Humedecemos el reborde con agua, doblamos la masa sobre si misma y presionamos un poco los bordes para que se pegue bien y no se salga el relleno en el horno.
  3. Cortamos el sobrante de cada rubiol con un cortapastas y loc colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o un tapete de silicona.
  4. Cocemos en el horno, precalentado a 180º C, durante unos 30 minutos o hasta que la masa comience a adquirir un ligero tono dorado. Retiramos la bandeja del horno y dejamos atemperar antes de espolvorear con azúcar glasé y servir.

Sigue toda la receta de rubiols mallorquines en las fotos del álbum. No os perdáis detalle para que os salgan perfectos.

Galería de la receta

Consejos y recomendaciones para unos Rubiols de rechupete

  • El reposo de la masa es importante porque se vuelve más manejable, no os lo saltéis.
  • Con los recortes de la masa podemos hacer crespells, extendiendo la masa con un grosor de ½ centímetro, horneando y espolvoreando con abundante azúcar glasé.
  • Los rubiols se conservan en buen estado durante un par de días, sobre todo si los guardamos en un recipiente hermético.
  • El relleno se puede adaptar al gusto de cada cual, aunque los más tradicionales son el de requesón y el de cabello de ángel. Puede servir para dar salida a algún bote de mermelada que tengamos en la nevera.
  • Los rubiols se pueden abrir en el horno y que se salga el relleno. Para evitar que esto ocurra apretamos bien los bordes antes de cortar y nos aseguramos de no pasarnos con la cantidad de relleno.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Antonio dice:

    ¡Me ha encantado encontrar esta receta! Me la preparaba mi abuela de niño. Muchas gracias, la prepararé esta Semana Santa, que ya está a la vuelta de la esquina.

  2. Carmen dice:

    Muy deliciosas las recetas de rechupete, sobre todo estos rubiols. Gracias, muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.