Cómo hacer una tortilla francesa

Compartir Twittear
4.6/55 votos
Cómo hacer una tortilla francesa

Ingredientes

  • 3 huevos medianos (talla M)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto de cada casa)

Cómo hacer una tortilla francesa.

No hay muchas recetas tan famosas y socorridas como la tortilla francesa, bastan solo unos minutos y las habilidades cocinillas justas para disfrutar de un plato muy nutritivo. Es la versión rápida y todavía más fácil de la también famosísima tortilla de patatas, solo que aquí nos ahorramos el consabido debate: ¿con cebolla o sin cebolla?

Si en casa gustan las tortillas las posibilidades culinarias se multiplican, podemos preparar tortilla rellena de atún o tortilla paisana, e incluso ampliar la variedad de ingredientes introduciendo pescado con una tortilla de bacalao o hacer una versión con sabor a casa de pueblo (gallego): la tortilla con grelos y chorizo.

Hay una leyenda muy interesante sobre el origen de la tortilla francesa; cuenta que durante el asedio de Cádiz por parte del ejército de Napoleón los gaditanos se quedaron sin patatas y decidieron seguir haciendo su tortilla sin ese ingrediente, llamándola “tortilla francesa”. Lamentablemente no es cierta, pues ya a principios del siglo XIX se publicó un recetario que incluía un plato conocido como french omelette.

En cualquier caso, si lo que queréis es resolver una cena (o una comida o incluso un desayuno) en un periquete solo necesitáis huevos y unos minutos. Hacer una tortilla francesa perfecta solo tiene un secreto: hacer muchas tortillas francesas… Poco a poco vamos cogiéndole el puntillo al fogón, a la sartén y a la cantidad de aceite y a partir de ahí todo es coser y cantar.

Vamos con una receta que, aunque clásica y muy, muy sencilla, encierra algunos trucos que necesitamos conocer para lograr el mejor resultado.

Preparación de tortilla francesa

  1. Elegimos un plato hondo para batir los huevos, que sea lo suficientemente profundo como para poder inclinarlo ligeramente sin salpicar.
  2. Cascamos los huevos y los echamos en el plato. Si tenemos dudas de si están frescos hacemos un paso intermedio para comprobarlo: llenamos un vaso con agua del tiempo y sumergimos los huevos uno a uno, si se van al fondo están perfectos, en caso de que floten los descartamos inmediatamente.
  3. Espolvoreamos una pizca de sal sobre el plato. Removemos enérgicamente con la ayuda de un tenedor hasta tener una mezcla uniforme, no deberíamos ver restos de las claras.
  4. Ponemos una sartén a fuego medio-alto y echamos un chorro de aceite de oliva virgen extra. Dejamos calentar.
  1. Comprobamos que el aceite está caliente: tomamos un poco de huevo batido con la punta del tenedor y lo dejamos caer en la sartén, si empieza a dorarse inmediatamente ya tenemos la temperatura adecuada.
  2. Echamos los huevos batidos y cubrimos todo el fondo. Dejamos que cuaje. Cuando la parte inferior ha cuajado doblamos la tortilla a la mitad con la ayuda de una paleta de cocina muy fina. Hacemos una especie de media luna y aplastamos ligeramente con la paleta.
  3. Dejamos medio minuto y damos la vuelta, dejando que se haga medio minuto más por el otro lado. Retiramos a un plato y servimos inmediatamente.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de tortilla francesa en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá perfecta.

Galería de la receta

Consejos para un tortilla francesa perfecta

  • La sartén que usamos es tremendamente importante, hay que asegurarse de que es antiadherente y de que el recubrimiento está en buen estado o la tortilla se nos pegará y seguramente al tratar de despegarla se convertirá más bien en un revuelto…
  • Además la cantidad de aceite que usemos es clave, para que la tortilla se haga de forma uniforme y quede jugosa es mejor ser generosos y emplear un buen chorro que, una vez que movamos la sartén, cubra por completo todo el fondo de la sartén.
  • Podemos conseguir una tortilla más jugosa o seca jugando con el momento en el que que la doblamos por la mitad. Si nos gusta muy jugosa lo hacemos en cuanto la parte en contacto con la sartén está cuajada aunque el resto de esté sin hacer, una vez cerrada damos la vuelta inmediatamente, dejamos que se haga medio minuto más y retiramos.
  • Si nos gusta una tortilla más bien seca esperaremos a que los huevos hayan cuajado casi por completo antes de doblar y darle la vuelta. En ese caso es importante vigilar el fuego y bajarlo un poco si vemos que empieza a tostarse demasiado.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Rene Lataire dice:

    Hola Alfonso, René Lataire desde Argentina y te saluda. Espero que tú y los tuyos estén todos bien. Hace unos 20 años un francés (yo soy de origen belga) me pasó un tip sobre omeletes/tortilla francesa: si bien es la parte más dolorosa, es importante romper los huevos con anticipación de varias horas, por ejemplo la noche anterior si son para el desayuno, y dejarlos en la heladera sin sal ni condimentos, apenas batidos para uniformar. La sal en el momento de hacerlos. Lo he probado y adoptado, la diferencia de sabor es apreciable. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.