Cómo preparar percebes ¿Cómo comerlos? Trucos y consejos

Fácil5 min.4 pers.
5/52 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Cómo preparar percebes ¿Cómo comerlos? Trucos y consejos

Ingredientes

  • Percebes (En este caso 250 g. por persona, un kilo)
  • 5 litros de agua
  • Sal. Hay que añadir 60 gr de sal gruesa por cada litro de agua.
  • 4 hojas de laurel
  • Un paño de algodón y fuente para servirlos

«Auga ferver, percebes botar, auga ferver percebes quitar”.

Dicho gallego

El marisco es un placer del que muchos de nosotros querríamos disponer siempre. Sin embargo, hay algunos frenos que nos impiden disfrutar de este manjar tanto como nos gustaría. Unas veces, es el ácido úrico y otras veces, simplemente es nuestro bolsillo. Esta última limitación es la que hace que sean más bien pocas las veces que disfrutamos de uno de nuestros mariscos preferidos: el percebe.

Como muchos de nosotros no podemos disfrutar muy a menudo de un lujo como son los percebes, lo mejor que nos puede pasar es que, cuando tengamos la oportunidad de degustar ese manjar, podamos disfrutar al máximo de ellos. Y precisamente para poder disfrutar de una buena comida, lo primero que hay que saber es cómo comerla. Todos sabemos que los mariscos son un tema delicado, que hay que saber bien cómo comprar el marisco fresco, y además hay que dominar bien los tiempos de cocción de cada marisco.

 Para los menos experimentados, esta entrada servirá para afrontar el gran temor que muchos habrán sentido a la hora de sentarse ante una bandeja de mariscos, ese oscuro pensamiento que recorre nuestras cabezas preguntando ¿y cómo me como yo esta cosa?

Para aquellos que ya hayan tenido alguna experiencia con los percebes, explicaremos también cuáles son las recomendaciones para degustar bien los percebes y sacarles su máximo partido. ¿Os animáis a ver cuáles son las claves a la hora de comer unos buenos percebes?

¿Cómo comer percebes?

Empecemos por lo más básico: cómo se comen estos bichos. La forma de comerlos es relativamente sencilla, pero hay que tener un poco de clase para no ponerlo todo perdido. Justamente, cuando estamos comiendo un alimento de esta clase, se espera de nosotros como comensales un mínimo de elegancia.

El proceso para comerse un percebe no tiene mucho misterio: hay que tirar de ellos a partir de esa uña, pero siendo precavidos de apuntar hacia el plato y no a nosotros o a los demás comensales, para que en caso de salpicar no manchemos a nadie. Otro de los consejos que debemos tener en cuenta es que los percebes deben comerse calientes. Hay mucha gente que piensa que los percebes se comen fríos, pero lo cierto es que las bajas temperaturas les restan potencia a su sabor y le quitan gracia a la textura. El percebe bien calentito gana un montón de puntos.

Por último, tenemos una de las grandes cuestiones que nos podemos preguntar acerca de qué tenemos que hacer cuando estamos comiendo percebes: ¿la uña se come o no se come? La respuesta es que depende del gusto.

Comerse la uña es una opción de cada uno, si os gusta, genial; si no, la dejáis. No hay cuestiones de etiqueta respecto a este punto. Sobra decir que, como en casi cualquier marisco, el uso de cubiertos no es necesario, por lo que podéis disfrutar de vuestras manos cuando estéis en faena.

La preparación de los percebes. ¿Cómo cocerlos?

Si os toca preparar personalmente los percebes, hay un par de cuestiones que debéis tener claras. La primera, a la hora de comprarlo, es elegirlos bien frescos y de buena calidad. La segunda es simplemente que el secreto de su preparación está en la cocción.

Para cocerlos, habrá que hervirlos entre 30 o 60 segundos en agua marina o en agua hirviendo con sal gruesa (esto último es lo más común. El tiempo que los dejemos hervir va a depender de cómo de grandes sean los percebes (cuanto más grandes, más tiempo). Lo importante es que no se nos vaya la mano con el tiempo de cocción. Si los dejamos tiempo demás, perderán su jugosidad y echaremos un lujazo a perder.

A la hora de echarlos al agua, hay que tener en cuenta varias cosas. La primera de ellas es que no hay que separar los percebes, se cocinan en racimos. Otro de los aspectos que tenemos que tener en cuenta es que no debemos introducirlos cuando el agua aún este fría, hay que esperar a que empiece a romper a hervir bien. Además, para no pasarnos con las cantidades de sal, os adelantamos que el cálculo ronda unos 70 gramos de sal por cada litro de agua para imitar esa salinidad marina que estamos buscando.

Además, muchos habréis oído que a la hora de que se hay que añadir una hojita de laurel o un chorro de limón mientras los percebes se cuecen. Este punto va de preferencias personales, pero nosotros os ofrecemos un consejo: si el material ya es bueno, no necesita adiciones.

Como extra, podéis pensar en añadir los percebes a otras recetas clásicas para darle un toque genial, como en un buen arroz caldoso o coronando un pescado en salsa como una corvina en salsa. Las opciones se limitan a degustarlos los percebes sin acompañamientos (aunque hay que decir merece la pena hacerlo).

Aquí tenéis todas las fotos donde muestro como preparar esta receta paso a paso. No os perdáis detalle para que os salgan unos percebes de rechupete.

Galería de la receta

El maridado de los percebes

Si estamos en una cena o comida con un nivel de elegancia que incluya percebes en el menú, lo normal es que podamos maridar los sabores de este marisco junto a un buen vino. Si no tenéis mucha idea de vinos y os vais a ver en una situación así, no os preocupéis, en el blog tenemos una guía para aparentar fácilmente ser un experto en vino.

Como consejos, en caso de que seáis los anfitriones,  os recomendamos usar un vino rosado, la combinación eleva los aromas del marisco y deja el paladar en un lugar privilegiado para su degustación.

¿Y cómo servimos los percebes?

Pues esto es, quizá, lo que menos complicación tiene. Sólo hay que saber un dato, y ya os lo hemos explicado antes: los percebes hay que comerlos calentitos. Por ello, hay que servirlos en una fuente que conserve bien el calor, y tapados con un paño hasta que nos pongamos a disfrutarlos.

Hay algo que sí es necesario decir: no hay que hacer esperar a los percebes. Si pierden temperatura pierden sabor, así que no seáis tímidos y meted mano rápido.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.