Cómo saber si el pescado es fresco. Consejos

Compartir Twittear
5/51 voto

¿Cómo saber a la hora de comprar pescado si es o no fresco? Si no eres comprador habitual de pescado (o incluso aunque lo seas puede ocurrirte alguna vez), siempre surge la misma duda, ¿está fresco este pescado?

Por lo general, los pescaderos y pescaderas de nuestro mercado de confianza suelen aconsejarnos y recomendarnos su mejor género por una cuestión de honestidad y confianza. Raro es ya que intenten venderte algo que no esté en buen estado.

Pero para que te sientas seguro a la hora de comprar y lo tengas claro sin atisbo de dudas voy a darte unos consejos que te harán distinguir y reconocer cuando un pescado es fresco de verdad.

Algunos datos a tener en cuenta

  • Cuanto más parecidas sean las propiedades del pescado que tengas delante a cuando estaba vivo, más fresco estará. Es decir, una vez que el pez se convierte en pescado hay enzimas y otros organismos que deteriorarán el músculo y la piel del mismo disminuyendo poco a poco su calidad.
  • Es fundamental mantener la conocida cadena de frío. Desde que se compran en la lonja hasta su puesta en el mercado. Por este motivo el pescado se traslada en cajas con hielo y se transporta en contenedores refrigerantes.
  • Una vez dicho esto, ahora sí, observa con atención.

Míralo fijamente

Mirar a los ojos es muy importante siempre, también en el caso del pescado. La pupila debe ser negra brillante y alrededor debe estar transparente. Si su pupila está opaca o grisácea es un símbolo claro de poca frescura.

Lo importante también está en el exterior

La piel habla de nosotros y en el caso del pescado que vas a comprar no es una excepción. Si no irradia un tono vivo e intenso, conserva algunas manchas de sangre o se despega fácilmente, lo más probable es que ese pescado sea de todo menos fresco. Evita el pescado flácido. Su consistencia debe ser firme.

Échale agallas

Nunca te hagas con un pescado cuyas agallas no brillen ni sean de un color rojo ni rosa intenso, y cuyo tacto no sea resbaladizo. Si sus branquias no tienen un color claro o, peor aún, si son amarillentas o están secas ese pescado no es para ti (y espero que para nadie).

¿Hacer de tripas corazón?

Las vísceras del pescado son lo primero en deteriorarse. Esto podrás comprobarlo al mirar la tripa del pescado. Si éstas están hinchadas es señal de que comienzan a descomponerse.

No te escames por esto. O sí

No hay motivo por el que asustarse, pero si las escamas están separadas del cuerpo del pez, olvídate de él.

Si te huele raro es que es raro

Uno de los sentidos que más nos ayudará a la hora de comprar pescado, además de la vista, es sin duda el olfato,  ya que a pesar de su característico y fuerte olor, un pescado fresco siempre, siempre debe oler a mar.

Frío, frío

  • Como te contaba al principio, el pescado debe permanecer refrigerado hasta el momento de su elaboración. Y preferiblemente te recomiendo que lo consumas el mismo día en el que lo compres para ayudar a que no pierda frescura.
  • Otra opción es congelarlo. Puedes filetear el pescado o envolverlo entero en papel de plástico y meterlo directamente en el congelador. Solo tendrás que sacarlo un día antes cuando decidas cocinarlo.
  • Esto es una buena forma de garantizarte a ti mismo que comerás distintas variedades de pescado de calidad cuando quieras sin necesidad de ir al mercado a diario, ya que desgraciadamente, no siempre es posible.

La confianza no es ciega, no

  • Si has comprado el pescado a lo loco, fiándote plenamente de la persona que te lo vendió, y sin comprobar absolutamente nada de lo que te dije anteriormente, es posible que te hayan dado “pescado por liebre”.
  • Si sientes náuseas o dolor de barriga horas después de haber ingerido pescado deberías acudir al médico para descartar posibles enfermedades como el anisakis o alguna intoxicación alérgica.
  • Espero que mis consejos te ayuden a sentirte más seguro a la hora de comprar pescado y le pierdas el miedo a ir a la pescadería. Conocer bien los productos que vas a consumir, te ayudará a disfrutarlos plenamente cuando se trate de ponerte a cocinarlos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Fernando dice:

    Conocía algunos de estos pequeños trucos para reconocer el pescado fresco, pero veo que hay muchos mas, jaja. Muchas gracias por tus consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.