Cómo tostar azafrán. Trucos de cocina

5/52 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

De todos es sabido, que el azafrán es un producto casi de lujo. Para conseguir un kilo de azafrán, hace falta recolectar y desbriznar a mano más de 150.000 flores, pues cada una de ellas sólo tiene tres estigmas. Además, su cultivo requiere temperaturas extremas, altas y secas en verano y muy frías en invierno.

La plantación y recolección es una tarea muy costosa que suele hacerse de forma artesanal, su flor se recolecta de madrugada y después se separan las hebras a mano. De ahí que se le conozca como el oro rojo, no sólo por su coste y tedioso trabajo de recolección, sino también porque aporta a los platos un aroma persistente y sabor penetrante con un intenso color rojizo.

El azafrán es una especia con multitud de beneficios: tiene poder antioxidante, favorece el sistema digestivo, alivia el dolor menstrual, bueno para la memoria, mejora la visión, es un suplemento de la diabetes, tiene propiedades antidepresivas y sedantes, y es útil en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Sin duda, es el condimento ideal para la mayoría de los arroces y muchos otros platos como guisos, los pescados o las carnes, incluso para algún postre como esta tarta de peras al azafrán, sin embargo mucha gente se resiste a usarlo porque dice que apenas da color a sus platos.

Entonces, ¿cuál es el truco para potenciar su color y sabor si no tenéis mucho tiempo?

Para sacarle mucho más provecho, lo ideal es tostarlo, y así potenciar todo su sabor y aroma además de darle un color rojizo a tus platos.

  1. Hay varios métodos, el más tradicional es utilizando un mechero o bien en las cocinas de gas, es envolver los estigmas en un papel de aluminio en forma de sobre y ponerlos encima del fuego unos 8 ó 10 segundos aproximadamente, siempre moviéndolo para que se tuesten y no se quemen.
  2. Otra forma es tostar las hebras de azafrán durante unos 15 segundos en el microondas, hasta que queden quebradizas.
  3. También se pueden añadir las hebras delicadamente en una sartén con aceite caliente, aunque es muy fácil quemarlas.
  4. Otra manera es introducir el paquete de papel de aluminio en el horno a temperatura suave.   

Una vez hayamos tostado las hebras por el procedimiento que hayamos escogido, las trituramos con el mortero, añadiendo un poco de líquido, que puede ser agua o el caldo del arroz que estemos preparando en ese momento y después lo echamos sobre el resto del caldo.

Este sería la forma fácil y rápida, pero si tenéis tiempo os aconsejo infusionarlo, es donde podemos aprovechar mejor todo su potencial. Os lo explicamos en este artículo, ¿cómo cocinar con azafrán?

Espero que hayas aprendido un poquito más con este truco de rechupete, perfecto para aprovechar en tus recetas de paella, en tus risottos preferidos o en un bacalao al azafrán, por ejemplo. Pero sobre todo, que disfrutéis de la cocina.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.