Congrio con mejillones a la marinera

Compartir Twittear
3/56 votos
Congrio con mejillones a la marinera

Info.

Ingredientes para Congrio con mejillones a la marinera

  • 1 kg. de congrio 
  • 400 g de mejillones.
  • 4 dientes de ajo.
  • 4 tomates pera maduros.
  • 240 ml. de vino blanco.
  • 400 ml. de caldo de pescado
  • Harina para enharinar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta blanca (al gusto)

Que rico y sabroso está el congrio en los guisos. Este pescado aporta un delicioso sabor y  mucho espesor a los guisos por poseer zonas gelatinosas en su carne. Si vais a cocinar congrio, os recomiendo que no sea en una celebración con niños, porque se trata de un pescado con muchas espinas y ya sabéis que los peques por ahí no pasan. Pero si ya es demasiado tarde y tenéis el menú preparado, podéis pedir la parte que va desde la cabeza hasta la mitad del cuerpo, porque ésta zona tiene menos espinas y además es la más sabrosa.

El congrio es un pez amante de la noche que aprovecha la oscuridad para abandonar la protección de sus cuevas o piedras para alimentarse de crustáceos, peces y calamares. Posee una carne delicada, magra y tierna, un pescado muy sabroso, rico en proteínas de alto valor biológico y perfecto para elaborar una gran cantidad de recetas. Su sabor único es muy apreciado desde tiempos remotos por su delicada carne. En esta receta hemos empleado la parte abierta, un kilo nada más llega para hacer la receta, aunque suelen pesar mucho más, esta parte del pescado ofrece una carne magra y tierna, y se suele preparar en rodajas. Si compráis cantidad y en ella el pescadero os incluye la cola, tienes espinas y aporta muchísimo sabor por lo que es perfecta para caldos y fondos de pescado.

Recordad, que al incorporar mejillones a la receta, debéis cocinarlo al día siguiente de haberlos comprado, para que estos no se estropeen. Como  mucho podéis dejarlo un día y medio, pero es mejor cocinarlos lo antes posible. Yo utilizo tomate pera para el sofrito, son los que más me gustan para guisos y para hacer tomate frito. Se pelan bien y su carne es muy tierna.

En cuanto al caldo de pescado, siempre os recomiendo lo mismo. Si lo tenéis preparado o disponéis de tiempo para hacerlo, pues a por ello, seguro que os saldrá un plato espectacular. Pero si no tenéis ganas de liaros la manta a la cabeza preparando caldos, comprar alguno que ya venga preparado. Si es de una marca que os genere confianza, mejor. ¡Nos lavamos las manos y al lío!

Preparación del congrio a la marinera

  1. Salpimentamos y enharinamos los filetes de congrio.
  2. En una sartén ponemos aceite de oliva hasta cubrir el fondo y cuando esté caliente añadimos los filetes de congrio para que se doren por ambas caras. Los sacamos de la sartén y reservamos.
  3. Picamos los dientes de ajo. En una cazuela no muy honda, pero bastante ancha para que entren bien los filetes y los mejillones, calentamos un poco de aceite y sofreímos los dientes de ajo hasta que se doren. A fuego medio y con cuidado no se vayan a quemar.
  4. Pelamos los tomates y los picamos o trituramos. Tanto para guisos, como para hacer salsa de tomate yo suelo usar los tomates pera, pero podéis utilizar los que tengáis en la nevera siempre que estén maduros. Los añadimos al sofrito anterior para que se cocinen a fuego bajo, dos o tres minutos, removiendo a menudo.
  5. A continuación vertemos el vino blanco y lo dejamos a fuego medio, hasta que éste se reduzca. Cuando esté listo incorporamos el caldo de pescado y esperamos a que hierva. Limpiamos los mejillones (la concha) y quitamos las barbas que sobresalgan.
  6. Añadimos a la cazuela los filetes de congrio y los mejillones y lo dejamos cocinando a fuego bajo hasta ver que los mejillones se han abierto y el caldo ha reducido bastante. Espolvoreamos una pizca de perejil y servimos caliente.

Esta receta de congrio a la marinera os va a gustar mucho, ya lo veréis, además podéis sustituir el congrio por otro tipo de pescado, la preparación es muy similar. Seguro que sorprenderéis a vuestra pareja si le hacéis este plato para un día de diario con la familia o con una cena o comida especial con vuestros amigos.

Como ocurre con todos los guisos, este mejora si se hacen de un día para otro. No olvidéis comprar pan porque la salsa es casi lo mejor de esta receta. Un vino blanco de vuestra tierra, buena compañía y un poco de pan son los mejores acompañantes para este plato.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. M Carmen Serrano dice:

    Por qué otro pescado puedo sustituir el congrio? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.