Corona de la Almudena. Receta del postre madrileño para celebrar el 9 de Noviembre

Dificultad media180 min.10 pers.
3.6/510 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Corona de la Almudena. Receta del postre madrileño para celebrar el 9 de Noviembre

Ingredientes

  • 650 g de harina de fuerza
  • 12 g de levadura seca de panadero
  • 3 huevos M
  • 100 g de mantequilla en punto pomada
  • 150 g de azúcar
  • 200 ml de leche entera
  • 5 ml de esencia de vainilla
  • 1 limón
  • 1 naranja
  • 1/2 cucharadita de sal (4 gramos)
  • 30-40 g de almendras fileteadas, para adornar (opcional)
  • Para el relleno de la Corona:
  • 500 ml de nata para montar (35% de M.G.) muy fría
  • 50 g de azúcar glasé

Cómo hacer corona de La Almudena. Según se va acercando cada año el 9 de noviembre, festividad de la Almudena, patrona de Madrid, las pastelerías de la capital adornan sus escaparates con este dulce local que cada año se vuelve más popular. Y no es de extrañar, pues esta pieza de bollería con forma de rosca rellena de nata, crema pastelera o trufa, es una delicia.

Recuerda mucho al tradicional roscón de Reyes, no solo en su forma sino también en su método de elaboración, aunque existen algunas diferencias en sabor, textura e ingredientes. Este dulce, que sólo se hace en Madrid, no esconde sorpresa en su interior, no lleva agua de azahar y tiene una consistencia ligeramente más compacta. En este caso no le hicimos picos de la corona con con crema pastelera al estilo de una larpeira gallega. Y además se le suele dar un baño de almíbar al final, pero en casa nos gusta tal como veis en la receta.

La historia de la Corona nos remonta a 1978. En Madrid ya había otros dulces típicos, como las rosquillas de San Isidro o los panecillos de San Antón, pero ninguno dedicado a la patrona, así que el gremio de pasteleros decidió crear un nuevo dulce en su honor. El éxito de esta creación fue progresivo, en sus primeros años de existencia pocos eran los que lo conocían. Sin embargo ahora, es raro no encontrarlo en los escaparates cuando pasamos por las calles de la ciudad.

Hoy os presentamos la receta en nuestro blog, aunque podéis encontrarla en cerca de las 600 pastelerías
que tenéis en la Comunidad de Madrid, y se calcula que se van a hornear unas 290.000 piezas de “Coronas de La Almudena”. Sí, 290.000, un número muy goloso para celebrar este día.

Es un bollo perfecto para compartir con la familia y los amigos alrededor de una gran mesa y regado de café, té, leche o cualquier otra bebida calentita que os guste. Con esta receta sale una corona de la Almudena de tamaño generoso, excusa perfecta para organizar una reunión en casa.

Preparación de corona de la Almudena

  1. Calentamos ligeramente la leche, con que esté templada es suficiente, y la volcamos en un recipiente amplio y hondo.
  2. Añadimos el azúcar, la mantequilla (bien blandita) y la ralladura de las pieles de la naranja y el limón.  Batimos enérgicamente hasta que veamos que todos los ingredientes hayan quedado bien incorporados.
  3. Añadimos la levadura seca de panadería y dos de los huevos (el tercero lo reservamos para pincelar la corona una vez lista para ir al horno). Mezclamos y dejamos reposar unos cinco minutos.
  4. A continuación agregamos la sal y la harina de fuerza. Lo hacemos poco a poco y removiendo hasta integrar antes de añadir más. Llegará un momento en que la masa se volverá tan densa que necesitaremos sacarla del recipiente y continuar con el proceso sobre una mesa de trabajo o la encimera.
  5. Amasamos hasta que la masa se haya vuelto lisa y sedosa, unos diez minutos aproximadamente. Si tenéis un robot de cocina o amasadora, no dudéis en usarlo porque os facilitará la tarea enormemente.
  6. La cantidad de harina es aproximada. Puede que sea necesario añadir un poco más, esto es algo que se ve sobre la marcha. La mejor referencia es la masa en sí. Tiene que quedar ligeramente pegajosa, pero manejable.
  7. Formamos una bola con la masa y la dejamos reposar dentro del recipiente anterior, engrasado para que no se pegue, durante una hora. Lo tapamos con un paño de cocina para que la temperatura se mantenga lo más constante posible.
  8. Transcurrido el primer reposo retiramos la masa del recipiente, la colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal o un tapete de silicona y le damos forma de rosca, haciendo un hueco en el centro. Hay que asegurarse que el hueco es grande porque la masa va a seguir creciendo y si nos quedamos cortos desaparecerá.
  9. Batimos el tercer huevo que tenemos reservado y pincelamos con él la superficie de la rosca. En caso de querer adornar con almendra laminada, este es el momento de repartirla por encima. Cubrimos nuevamente con un paño de cocina y dejamos levar una hora más o hasta que doble su volumen.

Horneado, relleno de nata y presentación final de la corona

  1. Introducimos la bandeja en el horno, precalentado a 180º C con calor arriba y abajo, durante 25-30 minutos o hasta que esté dorada. Una vez terminado el tiempo de cocción, retiramos la bandeja del horno y dejamos enfriar la rosca completamente antes de rellenar.
  2. Para el relleno hemos preparado una nata montada azucarada muy sencilla y rápida.
  3. Con unas varillas eléctricas batimos la nata (que habrá de estar muy fría) junto con el azúcar. Empezamos a velocidad baja y, según vaya cogiendo cuerpo, aumentamos un poco la velocidad hasta obtener el punto deseado. Cuidado con pasarse con el batido de la nata porque podría cortarse y convertirse en mantequilla.
  4. Introducimos la nata montada azucarada en una manga pastelera con boquilla de estrella y rellenamos la corona que, previamente, habremos cortado por la mitad a lo ancho. Si no la vamos a consumir inmediatamente, la guardamos en la nevera para que la nata no se estropee y coja cuerpo.

Aquí tenéis todas las fotos donde muestro como preparar esta receta paso a paso. No os perdáis detalle para que os salga de rechupete

Galería de la receta

Consejos para una corona de la Almudena perfecta

  • Como ocurre con otras recetas de panes dulces o bollería, la paciencia es imprescindible en la ecuación. Hay que respetar los tiempos de reposo de la masa para que esta leve como es debido, esponje y resulte en un delicioso y tierno dulce.
  • La temperatura afecta al tiempo de levado. Lo ideal son los 24-26 grados centígrados, algo que puede ser complicado de alcanzar si preparamos la corona en invierno. En este caso podemos situarla junto al radiador.
  • Aunque el relleno usado en esta receta es la nata montada azucarada, hay quienes prefieren rellenarla de trufa o de crema pastelera. Al gusto.
  • También podemos darle un plus de sabor sí, al sacar la corona del horno, la pincelamos con un poco de mermelada de melocotón o albaricoque. No solo aportamos brillo sino también dulzor.
  • La levadura seca de panadería se puede sustituir por levadura fresca. En este caso, la cantidad a usar es de 40 gramos.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Belen dice:

    Genial post, muy bien explicado. gracias por la receta, todo un éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.