Costillas con salsa barbacoa casera

Compartir Twittear
2.7/53 votos
Costillas con salsa barbacoa casera

Info.

Ingredientes para Costillas con salsa barbacoa casera

  • Para la salsa barbacoa casera (para 1/2 l. del que emplearemos 250 ml. para la receta): 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 25 g. de mantequilla
  • 100 ml, de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de salsa Perrins (vale también la salsa Worcestershire)
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 3 cucharaditas de vinagre de uva o manzana
  • 2 cucharadas de ketchup de Salsas Choví
  • 1 cucharadita de mostaza en grano (en este caso Dijon)
  • 5 cucharadas colmadas de miel
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera (la mitad de dulce y la mitad de picante)
  • 300 ml de salsa de tomate
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 100 ml. de agua
  • Sal (si fuese ahumada sería perfecta) y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • La carne: 3 tiras de costilla de cerdo (500 g. por cada tira, 1 y 1/2 k. aprox.)
  • Una fuente de horno y papel de aluminio (para cubrir las costillas)

Cómo hacer costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera.

El quid de la cuestión es la salsa barbacoa, en este caso la hemos preparado casera. Dependiendo de la que empleemos el resultado puede ser bueno o muy bueno.

En mi caso he utilizado una que ya he preparado en otra ocasión con unas alitas de pollo, pero en muchos locales estadounidenses este ingrediente constituye el secreto mejor guardado.

Uno de los secretos de la receta es que he preparado una salsa barbacoa casera (BBQ sauce).

Este tipo de salsa fue inventada en 1829 con el fin de darle sabor a cualquier tipo de carne asada, actualmente los alimentos que más emplean en esta salsa son estas costillas de cerdo o el pollo asado.

Este tipo de salsa combina el sabor ácido con el dulce, además podemos añadir nuestras especias preferidas y darle un toque único. Aunque siempre respetando su base, debe llevar sí o sí: salsa de tomate, ketchup, mostaza (o algún vinagre), soja y miel.

A estos ingredientes he añadido el toque rechupete para que todo el mundo se chupe los dedos hasta dejar vacío el plato.

Si no podéis prepararla por falta de tiempo o simplemente porque os gusta una marca en concreto, elegid la que más os guste, la receta os saldrá de rechupete igualmente.

Preparación de la salsa barbacoa

Vamos a hacer un poquito más de salsa de la que necesitan las costillas. Los ingredientes los tenéis en la receta de las alitas que os cito más adelante, pues queremos tener de sobra para otras recetas.

Se conserva muy bien varios días en la nevera y siempre se puede congelar.

  1. Cortamos muy fina la cebolla, pelamos los ajos y los fileteamos muy finos.
  2. Sofreímos estos ingredientes a fuego medio en una cazuela grande con una nuez de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cocinamos durante unos 5 minutos hasta que estén blanditos.
  3. Apagamos el fuego y agregamos los distintos tipos de salsa. Los ingredientes, salsa de soja, salsa inglesa, el vinagre, la miel, la salsa de mostaza Dijon y el ketchup.
  4. Removemos bien hasta que se integren bien todos los sabores.
  5. Ponemos de nuevo la cazuela a fuego bajo.
  6. Añadimos la salsa de tomate casera, el agua, el pimentón, orégano, sal y pimienta negra recién molida.
  7. Volvemos a remover y cocinamos a temperatura media durante 5 minutos más.
  8. Cuando empiece a espesar le damos un toque de batidora para que quede una salsa homogénea y con un sabor concentrado.
  9. Probamos de sal, si fuese necesario espolvoreamos con un poquito más. Si notas que aun está muy líquida, subimos la temperatura del fuego.
  10. Removemos constantemente para que reduzca, tiene que quedar a vuestro gusto.
  11. Si os gusta la salsa con un toque picante este es el momento de añadirlo. Os recomiendo unas gotas de salsa picante, cayena o guindilla en polvo al gusto.
  12. Dejamos que repose y reservamos.

Macerado y horneado de las costillas con salsa barbacoa

  1. Sobre la bandeja de horno colocamos el papel de aluminio y encima los costillares de cerdo, uno al lado del otro.
  2. Vertemos la mitad de la salsa barbacoa repartiéndola bien por toda la superficie.
  3. Le damos la vuelta a las costillas y regamos con el resto de salsa repitiendo la operación.
  4. Dejamos un poquito de la salsa reservada para pincelar al final del horneado, justo antes de gratinar y dorar.
  5. Cerramos con papel de aluminio las costillas como si estuviéramos haciendo un paquete.
  6. Asegurándonos de que quede bien cerrado para evitar que la salsa de pueda salir durante el horneado.
  7. Con el horno previamente caliente a 150º C cocinamos las costillas durante 2 horas y media. Os parecerá mucho tiempo, pero la temperatura del horno es baja.
  8. Recordad que se cocinan como al papillote, en el paquete de aluminio, bien envueltas para que no se quemen.
  9. No os preocupéis no se van a pasar ni quemar. En ese tiempo las costillas ya estarán de rechupete, pero las vamos a mejorar mucho más.

Preparación final. Dorado de las costillas con salsa barbacoa

  1. Abrimos el paquete de papel de aluminio cuando haya pasado ese tiempo y pincelamos de nuevo con el resto de la salsa que tenemos reservada.
  2. Volvemos a hornear con el horno en la posición grill (calor sólo arriba) a 190º C durante 16 minutos.
  3. Le damos la vuelta a mitad del tiempo, cada 8 minutos para que estén igual de doradas por los 2 lados.
  4. Como siempre os digo, cada horno es un mundo y vosotros el vuestro lo conocéis mucho mejor que yo.
  5. El último paso es de dorar, no vayáis a estropear las costillas al final de todo, mirad de vez en cuando y cuando estén doradas las sacamos.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Galería de la receta

Si os gustan las costillas de cerdo a la barbacoa cuando se preparan en Crock Pot el nivel es de excelencia.

Quizás las mejores que he probado. Veréis como sale el hueso de la carne, casi como si fuesen mantequilla. Os dejo con el vídeo que grabé con Marta Miranda.

Con este proceso tan rápido y limpio disfrutaremos de unas costillas con salsa barbacoa de categoría.

Podemos acompañarlas de unas patatas fritas y unas hojitas de lechuga.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.