Crema de espárragos blancos con picatostes de pan. Receta perfecta para una comida o cena ligera

Fácil35 min.4 pers.
5/51 voto

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Crema de espárragos blancos con picatostes de pan. Receta perfecta para una comida o cena ligera

Ingredientes

  • 12 espárragos blancos frescos o 14 espárragos cocidos en conserva
  • 1 cebolla blanca grande
  • 1 puerro
  • 300 ml de agua
  • 200 ml. de nata ligera de cocina o crema de leche
  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Para decorar: Unos picatostes de pan tostado y las puntas de los espárragos blancos cocidos o a la plancha

Cuando es temporada de espárragos en casa nos ponemos tibios, diría que día sí y día también, preparo algo con esta delicia. Y si hay un plato que triunfa en las cenas de invierno y primavera es la crema de espárragos blancos. Una vez preparada y si sobra, se puede calentar de nuevo, y diría que incluso está más buena todavía.

Esta es una idea para comer espárragos en otra versión a la que ya os tengo acostumbrados, a la plancha o en revueltos. La ventaja del espárrago blanco es que tiene muy pocas calorías debido a su alta proporción de agua, y su elevado contenido en fibra que aporta sensación de saciedad ayudando a reducir el apetito. Aunque en este caso, esta crema está tan buena, que estoy seguro que os tomaréis dos platos o tazas bien calentitas.

Si tenéis una semana dura de trabajo, sin tiempo para cocinar, pero con ganas de comer algo sabroso y saludable al llegar a casa, esta es una gran opción. La podéis preparar uno o dos días antes y tenéis la base de un plato delicioso, que podéis acompañar como os recomiendo hoy, con unos picatostes de pan (en este caso hechos en la tostadora), con unas virutas de jamón si le queréis dar un toque extra de sabor o si os gustan los platos exóticos, con un poquito de zumo de lima, que aporta frescura y ese punto ácido que va genial con el dulzor de esta crema.

Esta receta es muy cremosa y suave. Por eso debéis pasar por la turmix o batidora muy bien la crema para que no quede ninguna fibra, y para darle ese toque cremoso, que la hace más suave y delicada, le añadimos nata ligera para cocinar, aunque podéis sustituirla por alguna bebida vegetal como la de almendras, coco o arroz. Os dejo con esta sencilla crema, un plato casero, sano y muy sencillo, que estoy seguro os gustará.

Preparación de la crema de espárragos blancos

  1. Esta crema se puede hacer con espárragos en lata (perfectos para comer esta receta durante todo el año) o bien con espárragos frescos. En el caso de que vayamos a preparar esta crema con espárragos blancos frescos, tenemos que lavarlos bien y quitarles los restos de tierra o suciedad que traigan.
  2. Para esta crema vamos a utilizar sólo la parte gruesa de los espárragos por lo que cortaremos por la zona anterior al tallo, la parte más tierna del mismo. Reservamos la puntas del espárrago blanco para acompañar la crema al final de la receta. El tronco que nos queda lo vamos a cortar en trocitos pequeños para que se hagan bien al sofreírlos con la cebolla y el puerro. Reservamos.
  3. Pelamos las cebollas y el puerro quitándole las capas exteriores y las picamos en juliana. En una cazuela vertemos un poco de aceite de oliva virgen extra y sofreímos todo 5 minutos a fuego medio. Echamos un poco de sal para que suelte parte del agua. Removemos bien con la cebolla y el puerro. Añadimos ahora los trocitos de espárrago, mezclamos y salteamos todo junto otros 5 minutos. Queremos que se vayan cocinando y ablandando antes de la cocción.
  4. Vertemos la nata y el agua en la cazuela de manera que queden cubiertos todos los ingredientes. Hemos añadido 500 ml. de líquido, es la medida que me gusta a mi para que quede así de espesa, pero si os gusta más suelta, añadid más cantidad, a vuestro gusto.
  5. Cocemos 20 minutos a fuego medio, echando un vistazo de vez en cuando para que no se nos quede sin líquido y se nos pegue a la cazuela. Probamos y salpimentamos al gusto en el momento que comience a hervir.
  6. Pasado el tiempo de cocción retiramos del fuego la cazuela. Trituramos bien con la batidora de mano o con el vaso batidora, resultando una mezcla con textura de puré ligeramente espeso. Si tenéis una batidora americana o un vaso de robot tipo Thx, os quedará casi emulsionada, con lo que no se notará ninguna fibra. Pero, si tenéis solo batidora, mi consejo es que luego la paséis por un colador o un chino. De esta forma ayudaremos a quitar todas las hebras de los espárragos.
  7. Para el toque final del plato vamos a saltear los espárragos que tenemos reservados. En un poquito de aceite de oliva virgen salteamos las puntas de los espárragos. Unos 4-5 minutos a fuego medio, todo depende del grosor del espárrago.
  8. Servimos la crema de espárragos calentita en la mesa. Decoramos con las puntas tiernas de espárrago y unos picatostes de pan (tostado o frito, depende del tiempo que tengáis).

Consejos para una crema de espárragos blancos de rechupete

  • Se puede sustituir el aceite de oliva virgen extra por mantequilla para rehogar las hortalizas, aunque aportaremos más calorías al plato.
  • Esta crema de espárragos la podemos hacer perfectamente el día anterior. Incluso congelar en una tartera, ya que al no llevar patata se descongela muy bien. Si queréis más sabor podéis añadir patata al principio del salteado de la cebolla y el puerro, le va a dar más consistencia a la crema.
  • Sí la crema te ha quedado un poco amarga, pues si el espárrago es del final de la temporada puede amargar, lo mejor es añadir una cucharadita de azúcar o miel, probando y rectificando hasta que te quede a tu gusto. Siempre al final de todo, remover y listo. Es lo mismo que hacemos con el punto de sal, todo depende de vuestros gustos. Pero, recordar, rectificar es de sabios.
  • Esta crema de espárragos blancos puede servirse también fría e incluso darle un toque festivo en unos vasitos. Sería un entrante perfecto para una comida de Navidad. Lo único es decorar cada vasito con unas virutas de jamón o un toque de cebollino.


Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.