Crema de langostinos

Compartir Twittear
4.5/530 votos
Crema de langostinos

Info.

Ingredientes para Crema de langostinos

  • 1 kg. de langostinos congelados
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla grande
  • 2 puerros
  • 5 zanahorias
  • 250 ml de brandy o coñac
  • 2 dientes de ajo
  • 2 l. de agua
  • 1 cucharadita tipo postre de pimentón dulce de la Vera
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 4 rebanadas de pan de barra (fresco o duro)
  • 100 ml. de nata líquida (opcional)
  • Para decorar: Perejil fresco

Cómo hacer una crema de langostinos. Una receta de marisco perfecta quedar en una comida especial como un auténtico chef.

Es una crema de marisco muy agradecida y diría sencilla, pues con pocos ingredientes y no mucho dinero cocinaremos una crema deliciosa. Se puede preparar con unos langostinos, gambas o gambones congelados. Además vamos a aprovechar el langostino para conseguir extraer todo su sabor a mar, consiguiendo una crema potente y sutil.

En uno de los cursos de cocina a los que asistí me enseñaron a aprovechar todas las partes del langostino. Desde la cabeza a la carcasa del cuerpo y cola, incluso preparando aceites aromatizados con langostinos.

En varios restaurantes de renombre, entre ellos algún estrella Michelín, podemos comernos una gamba roja de Denia entera con distintos tipos de crujiente y textura. Es una forma diría, hasta económica de utilizar el ingrediente y sacarle un mayor partido.

El resto de ingredientes que acompañan a esta sencilla crema son unas verduras y un toque ahumado de nuestro pimentón de la Vera. Una crema base que acepta multitud de variaciones y todas igual buenas. Puedes añadir otros pescados e incluso darle más sabor con un buen fumet de pescado y marisco.

Espero que os animéis a prepararla en casa y que sea una de esas recetas de las que fardéis cuando viene vuestra madre o la suegra. Un primero de categoría para una ocasión especial o porque sí, que todos los días nos merecemos algo bueno, bonito y sabroso, de rechupete.

Antes de cocinar, preparación de los langostinos

  1. Para esta receta podéis elegir langostinos, gambas o gambones, la preparación vale para estos tipos de marisco, elegid dependiendo de la receta.
  2. A mí me gustan más los langostinos y os recomiendo que sean congelados de una marca de calidad.
  3. Por menos de 10 euros podéis encontrar medio kilo sin problema. Incluso he comprado una caja en el supermercado al lado de mi casa, y 800 gr. a 7 euros, siempre encontraréis alguna oferta próxima a estas fechas.
  4. Si los optáis por langostinos congelados, dejad que se descongelen bien el día antes en la nevera para poder manipularlos al día siguiente. Los pelamos, quitamos la cabeza y la cáscara que los protege.
  5. Comenzamos por la cabeza que es la que más sabor tiene, haciendo una simple rotación la desprendemos fácilmente, las reservamos.
  6. Luego, desde la parte de abajo del vientre, donde están las patas, retiramos con las manos los distintos anillos o cáscara que recubren el cuerpo junto con las patas.
  7. No tiréis las cáscaras pues nos van a servir para hacer nuestra crema. Una vez pelados los langostinos debemos quitarle el intestino (un hilo negro que tienen en el interior) que debemos retirar ayudándonos con un palillo o con la punta de un cuchillo.
  8. Con el palillo pinchamos el extremo del intestino que queda a la vista y tiramos de él. Debería salir entero, como si fuese un hilo, sin necesidad de abrir el langostino, para que no pierda jugo y sabores durante la preparación.
  9. Se tira porque tiene sabor amargo y puede traer arena o lo último que comió el langostino.
  10. Secamos y reservamos los langostinos para hacer a la plancha al final de la preparación de la crema de marisco.

Preparación del caldo de langostinos

  1. Con los restos de los langostinos (las cáscaras y la cabeza, no la carne del langostino) vamos a pasarlos a una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente añadimos las cabezas y cuerpos de los langostinos. Le damos una par de vueltas hasta que cambien de color.
  2. Es hora de flambear, vertemos el brandy o coñac y le plantamos fuego (siempre con la campana extractora apagada). Removemos hasta que se apague la llama. Reservamos.
  3. Pelamos las cebollas y troceamos en dos. Picamos finamente en juliana y añadimos a una cazuela con un dedo de aceite de oliva virgen extra. Doramos a fuego lento durante 5 minutos.
  4. Mientras tanto lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias. Hacemos lo mismo con los puerros y los dientes de ajo.
  5. Añadimos agua hasta que cubra la mitad de la cazuela. Es decir en la cazuela irán los restos de langostinos, el brandy, el aceite de oliva virgen extra, la cebolla, las zanahorias, puerros, ajo y el agua para hacer el caldo. Sólo falta añadir una pizca sal y pimienta negra recién molida. Dejamos cociendo todo durante 20 minutos.
  6. Una vez que tenemos todos los sabores integrados le damos una triturada con la batidora. Colamos con un colador fino y retiramos posibles restos del caldo, queremos que quede limpio sin ningún resto de cáscaras. Sólo queremos el caldo colado de la cazuela, no vamos a aprovechar las verduras ni los restos de los langostinos, todo su sabor estará en el caldo. Reservamos.

Preparación de la crema de langostinos

  1. Cortamos el pan en rodajas finas y las echamos a una cazuela limpia con un poquito de aceite. Removemos a temperatura media hasta que veamos que empieza a dorarse. Añadimos una cucharadita de postre con pimentón de la Vera (que no esté muy colmada, a ras, con un toque es suficiente). Removemos todo juntando los sabores.
  2. Añadimos el caldo de langostinos que hemos reservado. Dejamos cocer hasta que el pan quede todo blandito y que ayude a espesar la mezcla. Unos 10 minutos aproximadamente a fuego medio serían los aconsejables. Debemos remover de vez en cuando para que no se pegue a la cazuela.
  3. Probamos de sal y si fuese necesario, salpimentamos. Sólo nos queda pasar la batidora hasta conseguir una textura cremosa. Si la crema nos queda un poco gorda podemos añadirle un poco de nata líquida para reducir y ayudar a ligar.

Preparación final y presentación de la crema de langostinos

  1. En el proceso final de la crema vamos a preparar los langostinos a la plancha que hemos reservado para acompañar la crema.
  2. Pincelamos una sartén con aceite de oliva virgen extra y cuando comience a humear pasamos los langostinos. Cocinamos en sólo un minuto y medio, sin pasar en exceso, lo justo para que se pongan rosados.
  3. Elegimos un bonito plato hondo o un cuenco. Y por último añadimos 1 o 2 cucharadas generosas de crema bien caliente y acompañamos con los langostinos.
  4. Espolvoreamos con perejil fresco finamente picado y a disfrutar.

Os aseguro que es un plato de lujo, muy sencillo y fácil de cocinar. Podéis ver todas las fotos de la receta de crema de langostinos en este álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.