Croquetas de pavo

Compartir Twittear
3.5/54 votos
Croquetas de pavo

Info.

Ingredientes para Croquetas de pavo

  • 300 g. de pavo (cocido, a la plancha o asado, en este caso sobras de un pavo asado de Navidad)
  • 100 g. de queso de cabra
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Para hacer la bechamel: 75 g. de harina de trigo de todo uso (si sois celiacos, vale con almidón de maíz o harina sin gluten)
  • 400 ml. de leche entera
  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Para el rebozado: 100 g. de pan rallado (si eres celiaco, pan rallado sin gluten)
  • 3 huevos medianos
  • Fritura: Aceite de oliva virgen extra suave o aceite de girasol

Cómo preparar croquetas de pavo y queso de cabra.

Croquetas de jamón, las croquetas de pollo de mi madre, las tradicionales de bacalao o las de cocido… el mundo croquetas admite un sinfín de variaciones que van más allá de los clásicos.

Para prueba estas croquetas de pavo y queso de cabra con las que alucinaréis en colores, pues no puedes parar de comerlas, una detrás de otra.

Unas croquetas muy sencillas de preparar y es un bocado excepcional y sugerente que triunfará en cualquier comida. Además de ser una receta de aprovechamiento de libro.

Para el relleno he aprovechado parte de las pechugas del pavo asado que preparé en Navidad y que tenéis congelado. Pero también podéis hacerlas con jamón de pavo (fiambre) o con las sobras de unas pechugas de pavo a la plancha (que en casa solemos preparar para cenar).

Es una forma perfecta de aprovechar y no tirar comida. Darle una nueva vida, en este caso de rechupete. Lo mejor es que combinamos el pavo que es una carne muy ligera (baja en calorías y grasas) y saludable con un poco de queso de cabra y una cremosa bechamel, el resultado es una croqueta deliciosa, barata y resultona.

Además podéis probar a elaborar estas croquetas de queso y pavo con diferentes tipos de quesos… los que más gusten a los peques de casa, incluso los podéis involucrar en el proceso previo de la masa para que ellos se coman las croquetas que ellos mismos han preparado.

Preparación de la base de las croquetas

  1. Cortamos la pechuga del pavo asado en dados pequeños, a vuestro gusto. Pero que no sean demasiado grandes.
  2. Picamos la cebolla muy finita y la sofreímos 5 minutos (a fuego medio) en una sartén, con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  3. Añadimos el pavo bien picado, mezclamos y salpimentamos al gusto. Cocinamos un par de minutos todo junto. Retiramos y reservamos.
  4. Cortamos el queso de cabra en dados pequeños, queremos que se note bien el queso cuando comamos la croqueta. Reservamos.
  5. Ahora vamos con la bechamel, una de las claves de unas croquetas bien sabrosas.
  6. Cuando tengamos la bechamel ya un poco fría o del tiempo, añadimos el relleno de pavo reservado y el queso de cabra en dados, mezclamos bien.
  7. Removemos en círculos, para que quede una mezcla homogénea y sin grumos.
  8. Engrasamos una fuente con mantequilla y espolvoreamos la base con harina.
  9. Echamos la masa de las croquetas, la extendemos y tapamos con un film transparente. De este modo nos e os resecará la superficie mientras reposa en frío.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es croquetas-pollo-paso-2.png

Dar forma y empanado de las croquetas de pavo y queso

  1. Para que luego podamos manejar la masa con garantías, ésta necesita estar varias horas en frío, dentro de la nevera.
  2. La recomendación es dejarla hecha de víspera, para que se enfríe al menos durante 12 horas o más.
  3. Para el empanado de las croquetas, podéis darle forma de manera tradicional. Con la ayuda de dos cucharas o también hacerlas esféricas, ayudándoos de las manos.
  4. Con el tiempo que le hemos dado de frío no tendréis problema en moldearlas con facilidad.
  5. Batimos los huevos, y pasamos las croquetas de pavo y queso por él. De aquí directamente al pan rallado y reservamos en un plato o fuente.
  6. Si queréis un toque más crujiente, se puede hacer lo que se llama un doble rebozado, pasándolas dos veces por huevo batido y pan rallado. También podéis rebozar con un pan rallado grueso o con panko.

Presentación final de las croquetas de pavo y queso

  1. Vais colocando las croquetas separadas y se dejan de nuevo en la nevera al menos una hora.
  2. Vamos cocinando las croquetas a fuego alto. Freímos las croquetas en aceite de oliva bien caliente, en tandas de cuatro o cinco cada vez, hasta que estén doradas por todos lados. Regulando la temperatura para evitar que se nos quemen.
  3. Retiramos a un plato con papel absorbente. Para eliminar el exceso de aceite y servimos directamente, recién hechas.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de croquetas de pavo en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrán unas croquetas de rechupete.

Galería de la receta

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.