Espaguetis con salsa Alfredo

Compartir Twittear
4.6/514 votos
Espaguetis con salsa Alfredo

Info.

  • Fácil
  • 20 minutos
  • Para 4 personas
  • 0.6 €/persona
  • 315kcal por 100g.
  • Recetas de pasta

Ingredientes para Espaguetis con salsa Alfredo

  • 400 g. de Linguine o Spaghetti Garofalo
  • 100 g. de queso Parmesano
  • 100 g. de mantequilla
  • Sal (al gusto)
  • Agua (para cocer la pasta)
  • 0,6 euros/persona

Cómo hacer espaguetis o linguine con salsa Alfredo.

Hoy os traigo una receta de pasta con una salsa que cuenta entre sus ingredientes la mantequilla y el queso Parmesano.

Esta receta es una de esas que, a pesar de haberse creado en Italia y por un italiano, es más conocida y consumida en el resto del mundo que en su propio país.

Aunque la receta original no cuenta con más ingredientes que una buena mantequilla y queso Parmesano.

Vamos a utilizar la pasta larga apropiada para esta receta, os recomiendo dos tipos de pasta de Garofalo, los Linguine o unos Spaghetti que están hechos con sémola de trigo duro con una superficie rugosa que ayuda a agarrar bien la salsa Alfredo.

Se trata de una receta tan sencilla como deliciosa, fácil de preparar y una auténtica sorpresa para el paladar.

Antes de empezar a cocinar

  1. El primer paso es que mientras se cuece la pasta calentamos la mantequilla en una sartén amplia. En esa sartén será donde más tarde podamos poner toda la pasta.
  2. Es importante que la salsa no tenga que esperar a la pasta, ni viceversa, que se vaya preparando todo simultáneamente.
  3. La salsa Alfredo siempre debe esperar a los espaguetis y no al revés.

Cocción de los Linguine. La pasta

  1. Calentamos en una cazuela grande, en este caso tengo reservada siempre en una cazuela grande para este tipo de preparaciones.
  2. Es un lujo hacer un caldo, cocer verduras, un buen guiso o simplemente hervir un poco de pasta.
  3. Es necesario un litro de agua por cada 100 g. de pasta, es la medida recomendada por persona, excepto si tenemos apasionados/as por los linguine o spaghetti en casa.
  4. Estas proporciones, que normalmente vienen indicadas en los envases, ayudan a que la pasta no se pegue entre ella. Y siempre intenta utilizar una cazuela grande, la mayor de tu cocina.
  5. Si cocinas muchas veces pasta será muy útil comprar una cazuela para esas ocasiones, una buena inversión.
  6. Cuando empiece a hervir a borbotones echamos 1 puñado generoso de sal, unas 2 cucharadas rasas. Seguidamente añadimos la pasta, siempre toda junta.
  7. Removemos con una cuchara de madera para que la pasta no se peguen y queden sueltos.
  8. En el reverso del paquete de pasta viene el tiempo de cocción, debemos guiarnos por estas instrucciones porque para cada tipo es distinto, en este caso son 7 minutos.
  9. Cuando la pasta esté lista la escurrimos, reservando parte de su agua, y la añadimos a la sartén.

Presentación final de los espaguetis con salsa Alfredo

  1. Con la ayuda de dos tenedores comenzamos a revolver la pasta.
  2. Siempre dentro de la sartén para que se impregne de toda la grasa. Si vemos que es necesario podemos añadir 2 o 3 cucharadas del agua de la cocción de la salsa.
  3. Apagamos el fuego y agregamos el queso parmesano rallado.
  4. Seguimos removiendo hasta conseguir que el queso se vaya derritiendo e integrando con la pasta. Al final conseguiremos una salsa que cubrirá toda la pasta como una película.
  5. Servimos la pasta bien caliente. Podemos acompañarla con una pizca de perejil espolvoreado pero la verdad es que no necesita nada más.

Esta receta es tan sencilla como sabrosa, vale la pena prepararla.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Galería de la receta

Curiosidades y origen de la salsa Alfredo

  • La verdad es que este plato tiene una historia bonita. Parece ser que fue Alfredo di Lelio el que creo esta receta cuando regentaba el restaurante Alfredo alla Scrofa en Roma.
  • En 1914 creó una variante de los fettuccini al burro, fetuccini con mantequilla, añadiendo queso Parmesano y aumentando la proporción de grasa.
  • Parece ser que su local adquirió fana cuando la actriz de Hollywood Mary Pickford y su recién estrenado marido Douglas Fairbanks visitaron su restaurante y quedaron impresionados por esos fettuccini que preparaba Alfredo, lo cual fue clave para que su local fuera conocido fuera de Italia.
  • Cuando Alfredo se retiró el restaurante cambió de dueño pero siguió manteniendo el plato en la carta.
  • Años despues Alfredo reabrió un nuevo local y continuó expandiendo su negocio de la mano de su hijo que creo un nuevo Alfredo´s, esta vez en la calle 54, entre la 5ª Avenida y Madison Avenue, local que existe en la actualidad y sigue siendo un referente de la cocina italiana.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Ines Di Lelio dice:

    Con referencia a su artículo, tengo el placer de contarles la historia de mi abuelo Alfredo Di Lelio, quien es el creador de “Fettuccine all’Alfredo” (“Fettuccine Alfredo”) en 1908 en la “trattoria” dirigida por su madre Angelina en Roma, Piazza Rosa (Piazza desapareció en 1910 tras la construcción de la Galleria Colonna / Sordi). Esta “trattoria” de Piazza Rosa se ha convertido en el “lugar de nacimiento de Fettuccine all’Alfredo”.
    El “fettuccine all’Alfredo”, este famoso plato en el mundo fue inventado por Alfredo Di Lelio preocupado por la falta de apetito de su esposa Inés, que estaba embarazada de mi padre Armando (nacido el 26 de febrero de 1908).
    Alfredo di Lelio abrió su restaurante “Alfredo” en 1914 en Roma y en 1943, durante la guerra, vendió el restaurante a otros fuera de su familia.
    En 1950, Alfredo Di Lelio decidió reabrir con su hijo Armando su restaurante en Piazza Augusto Imperatore n.30 “Il Vero Alfredo” (“Alfredo di Roma”), cuya fama en el mundo se ha fortalecido por su sobrino Alfredo y que ahora logró por mí, con los famosos “cubiertos de oro” (tenedor y cuchara de oro) donados en 1927 por dos reconocidos actores estadounidenses, Mary Pickford y Douglas Fairbanks (en agradecimiento por la hospitalidad).
    Saludos cordiales Ines Di Lelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.