Focaccia con cebolla y queso Grana Padano. Receta tradicional italiana paso a paso

Dificultad media50 min.8 pers.
4/57 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Focaccia con cebolla y queso Grana Padano. Receta tradicional italiana paso a paso

Ingredientes

  • 520 g. de harina de trigo de todo uso
  • 40 g. de queso Grana Padano DOP
  • 10 g. de sal fina
  • 6 g. de levadura seca de panadero o 18 g. de levadura fresca
  • 450 g. de agua tibia
  • ½ cebolla morada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita tipo postre de sal gruesa

Para los que no se animan a meterse en harina y hacer pan les parece más que difícil, tenemos un pan típicamente italiano que hará que se quiten todos tus miedos. La focaccia no requiere un equipamiento especial, los ingredientes son sencillos y en la versión que a nosotros nos gusta, no hace falta amasados complicados ni muy técnicos.

La parte especial de esta receta es su fermentación en frío. Esta forma de reposo de la masa, dejando que fermente muy lentamente dentro del frigo, aportará un sabor increíble a este pan. Después sólo necesitaremos ingredientes de calidad.

Nos hemos decidido por el Grana Padano DOP, un queso curado de gran sabor y presencia, que aportará una cremosidad extra a nuestro pan y una cebolla morada que aporte el contraste de dulzor al punto salado y untuoso del queso. Un pan italiano que debes probar sí o sí. Espero que te animes a prepararlo en casa, le va a gustar a toda la familia.

Preparación de la masa de la focaccia

  1. En un bol grande, mezclamos la harina, la sal fina y la levadura seca. Añadimos el agua y mezclamos hasta que el líquido se absorba y los ingredientes formen masa homogénea y pegajosa. 
  2. Frotamos la superficie de la masa ligeramente con aceite de oliva. Cubrimos el recipiente con film transparente y lo colocamos en el refrigerador, en reposo, de 8 a 12 horas. 
  3. Pasado este tiempo retiramos la masa del frigo y la desinflamos despegándola de los bordes del bol. Si la masa está muy blandita, para evitar que se nos pegue a las manos, manipular la masa con las manos engrasadas. Trabajamos ligeramente la masa formando algún pliegue con ella.
  4. Engrasamos dos bandejas de 25×30 cm más o menos, con aceite de oliva. Podemos utilizar una bandeja grande y hacer una sólo focaccia el lugar de dos pequeñas. Colocamos la mitad de la masa en cada bandeja.
  5. Movemos y damos la vuelta a la masa hasta que el aceite de su base la cubra por completo. Dejamos que la masa repose de nuevo unas 3 a 4 horas, para una segunda fermentación, dependiendo de la temperatura de nuestra cocina.

Montaje y horneado de la focaccia de cebolla y queso Grana Padano

  1. Cortamos la cebolla en juliana. Rallamos el queso Grana Padano DOP. Vertemos dos cucharadas de aceite sobre la masa. Seguramente después de la segunda fermentación habrá crecido y ocupado toda la superficie de la bandeja.
  2. Repartimos ligeramente el aceite que acabamos de añadir a la masa y, con la punta de los dedos, presionamos la masa para crear hoyuelos profundos. 
  3. Repartimos la cebolla en juliana y el queso por encima de la masa. Continuamos formando hoyos al tiempo que introducimos la cebolla y el queso en la propia masa.
  4. Si es necesario, estiramos suavemente la masa mientras formamos los hoyuelos,  para permitir que llene el molde. Procuramos que toda la cebolla quede mojada con el aceite. Espolvoreamos con sal gruesa o en escamas por todas partes.
  5. Con el horno previamente caliente a 200ºC, llevamos las bandejas al horno. Horneamos durante 25-30 minutos, hasta que la parte inferior esté dorada y crujiente. Debemos tener cuidado de que no se nos queme la cebolla.
  6. Retiramos el molde del horno y sacamos la focaccia de la bandeja. La colocamos sobre una rejilla para que se enfríe.  Dejamos que se enfríe durante 10 minutos antes de cortar y servir.

Podéis ver todas las fotos de esta receta paso a paso en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá una focaccia de cebolla y queso Grana Padano de rechupete.

Galería de la receta

 Consejos para una focaccia de queso y cebolla de rechupete

  • Es cierto que esta receta de focaccia lleva más tiempo que el tradicional amasado y fermentado de otros panes. Es necesaria una planificación, podríamos incluso preparar la masa el día ante del horneado, dejándola durante la noche para que fermente en el frigo.
  • La espera valdrá la pena, tendremos una masa más ligera, aireada y muy sabrosa. La preparación no nos llevará más de 50 minutos, aunque necesitamos las 12 horas de reposo.
  • Como contrapartida debemos tener en cuenta una serie de premisas. Es necesario trabajar una masa de alta hidratación. No tenemos porqué adicionarle azúcar ni otro endulzante a la masa, la levadura no necesita accionarse con ella ya que lo que queremos es una fermentación larga y lenta. Sólo será necesaria un poco de paciencia para disfrutar del proceso y el resultado de este delicioso bocado.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Giorgio Barboni dice:

    La mejor focaccia que se hacia en Italia era la de Finale Ligure, recuerdo que en la estación, cuando se paraba el tren, había muchos camareros que las vendían a los pasajeros, era buenísima, sabrosa y esponjosa como tiene que ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.