Frikadelas o Frikadellen. Hamburguesas danesas

Compartir Twittear
5/51 voto
Frikadelas o Frikadellen. Hamburguesas danesas

Info.

Ingredientes para Frikadelas o Frikadellen. Hamburguesas danesas

  • Para las frikadeller: 650 gr de carne picada de ternera y 350 gr de carne picada de cerdo
  • 1 cebolla, sal y pimienta
  • 1 huevo
  • 2 rebanadas de pan de molde blanco sin corteza
  • 150 ml de leche entera
  • Para la salsa marrón (brun sovs):
  • 600 ml de caldo de carne
  • 50 gr de harina
  • 30 gr de mantequilla
  • Kulør danés (podéis emplear Jugo Maggi)
  • Para las patatas: 4 patatas
  • 70 gr de mantequilla
  • Romero
  • Sal (al gusto)

Hace ya varios años os sorprendí con una receta danesa que me regaló mi amigo Christian, frikadelas danesas. Pero hasta hace un mes no probé las famosas hamburguesas danesas hechas por su madre Consuelo, os digo que estaban impresionante. La receta de hoy es la receta tradicional danesa al estilo de la familia Andersen, que ha ido pasando de su abuela a su madre y de su madre a él. La mejor forma de cocinar es con la receta de la abuela, así que aquí tenéis, frikadelas danesas o Frikadeller.

Consuelo nos recibió en la cocina de su casa, que es como a mi me gusta entrar a una casa, y me dejo ver la preparación de la receta paso a paso. De ella aprendí un montón de trucos de cocina danesa y costumbres maravillosas de este país. Casada con un danés, Kurt Andersen, aprendió a cocinar estas recetas danesas de su suegra.

Los “frikadeller“ son albóndigas danesas que se comen acompañadas de patatas cocidas, col lombarda cocida agridulce y “brun sovs“, una salsa marrón preparada a base del jugo de la carne y el agua en la que han hervido las patatas. Estas albóndigas planas son populares en Dinamarca, Suecia y Alemania. “Frikadeller” también es una opción popular en el almuerzo buffet danés y se puede servir frío, en rodajas finas como base de bocadillos a cara descubierta en el pan de centeno.

Consuelo nos ha explicado que es un poco complicado conseguir algunos ingredientes, como el Kulør danés, pero podéis sustituirlo por Jugo Maggi, para dar sabor y obtener el color característico de la salsa marrón. Hoy he modificado un poco la guarnición que los daneses suelen utilizar y he metido unas patatas al romero cocidas y pasadas por mantequilla con un toque de romero, aunque podéis acompañarlas con puré de patata o unas patatas asadas. Os aseguro que a los más peques de la casa les van a gustar mucho estas Frikadellen, quedan muy jugosas y tiernas, será una forma distinta y estupenda de comer carne. Animaos a acercaros a las tradiciones de otros países. Hoy cocinamos de origen danés. ¡Que lo disfrutéis!

Preparación de las Frikadeller danesas

  1. Preparamos las albóndigas: En un recipiente grande mezclamos la carne y salpimentamos. Picamos la cebolla en trozos muy pequeños y lo incorporamos a la carne, mezclando hasta que esté perfectamente integrado. Añadimos el huevo y lo mezclamos con el resto de ingredientes.
  2. Empapamos el pan de molde en la leche y lo añadimos a la mezcla anterior, mezclándolo todo muy bien con la carne.
  3. Formamos las bolas de carne, no demasiado grandes, y las aplastamos ligeramente con la mano, para que no queden muy redondas.
  4. Las freímos con abundante aceite de oliva. Reservamos en un plato para que escurran bien el aceite.
  5. Preparamos la salsa marrón: Se cocina como una bechamel.
  6. Utilizamos unos cacitos de carne para hacer el caldo de carne con el que cocinaremos la bechamel. En un cazo, con 600ml de agua, añadimos el cacito de caldo de carne y dejamos que se deshaga. Dejamos enfriar y reservamos.
  7. En una sartén grande ponemos la mantequilla y la dejamos deshacer. A continuación añadimos la harina y mezclamos bien. Poco a poco vamos agregando el caldo de carne sin dejar de remover para evitar que nos queden grumos. Cuando la bechamel esté lista, le añadimos un poco de Kulør danés o podéis emplear Jugo Maggi. Añadiremos una cantidad pequeña (una cucharada de postre o menos) y removemos; así hasta conseguir el color marrón que caracteriza esta salsa. Reservamos
  8. Preparamos las patatas al romero: En un cazo con agua caliente ponemos las patatas sin pelar a cocer. Las dejamos hasta que al pincharlas con un cuchillo éste entre sin dificultad. Las dejamos enfriar y las quitamos la piel.
  9. Troceamos las patatas en dados. En una sartén ponemos la mantequilla y la dejamos deshacer.
  10. A continuación incorporamos las patatas a la sartén y las añadimos un poco de sal. Las dejamos que se cocinen a fuego medio, añadimos el romero y dejamos que se terminen de cocinar las patatas, hasta que se doren ligeramente los bordes. Retiramos las patatas. Servimos todo bien caliente, las frikadelas de carne rociadas con la salsa marrón y acompañadas por las patatas al romero.

Hay varias recetas para hacer las frikadellen, aunque en general todas coinciden en usar una mezcla de carne de ternera y huevo, podéis incluso añadir una mezcla de especias a vuestro gusto. Una vez formadas, se pueden hacer fritas o cocinadas en el horno a la plancha . Buenísimas incluso con un poco de mostaza o con tomate frito.

Y como todas las recetas tradicionales, hay muchas recetas para preparar estas Frikadellen, casi tantas como hogares, ya que en cada casa le dan su toque personal. ¿A qué esperáis para darle un toque danés a vuestra casa?

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.