Galletas de avena y manzana

Compartir Twittear
3.8/513 votos
Galletas de avena y manzana

Info.

Ingredientes para Galletas de avena y manzana

  • 120 g de copos de avena
  • Base de las galletas: 120 g de copos de avena
  • 80 g de harina de trigo integral
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • Equivalente a 30 g de azúcar en edulcorante sólido (5 g de stevia)
  • 150 g de compota densa de manzana (ver más abajo)
  • 100 g de yogur griego
  • 1 manzana
  • Un pellizco de canela molida
  • Compota densa de manzana: 750 g de manzana
  • El zumo de 1/2 limón
  • 14 cucharadita de canela molida o 1/2 rama de canela
  • Un pellizco de clavo molido
  • 1/2 cucharadita de stevia en polvo

Cómo hacer galletas de avena y manzana.

Mi amiga Miriam García, del blog “El invitado de invierno“, que seguro ya conocéis, acaba de lanzar nuevo libro.

Sin azúcar ni mantequilla” contiene 66 deliciosas recetas y está cargado de consejos e información fiable sobre cómo sustituir el azúcar y la mantequilla en nuestros dulces.

Es un viaje para los sentidos que nos va a ayudar a comer sano y saludable en materia de dulces.

Ni que decir tiene que, según abrí el libro, me entraron unas ganas locas de hacer muchas de sus recetas. Me estreno con estas galletas de avena y manzana porque tenía todos los ingredientes en casa, pero en la cola tengo otras tantas que caerán en un futuro, el bizcocho de remolacha y chocolate, las mini tartas tatín de manzana, el pan de molde con canela, entre otras.

Sobre estas galletas de avena y manzana os diremos que son super fáciles de preparar y que en menos de una hora están listas para hincar el diente. Así que en caso de capricho, son una receta salvavidas.

Perfectas para acompañar los desayunos, las meriendas o para picar entre horas. Como no llevan azúcar ni mantequilla, vienen libres de remordimientos. Todo un chollo de receta.

Estas galletas tienen un grado de dulzor bajo, algo que me encanta (prefiero los dulces poco dulces) y que las coloca directamente entre mis galletas preferidas. Son unas galletas saludables y muy sabrosas, de rechupete, ya me contaréis.

Preparación de la compota de manzana

  1. Antes de empezar con la elaboración de las galletas per sé necesitamos preparar la compota densa de manzana, que es uno de los ingredientes requeridos en el listado. Es muy fácil, así que fuera perezas y a por ella.
  2. Pelamos y troceamos las manzanas, las colocamos en una cacerola y añadimos el zumo de limón.
  3. Añadimos las especias y cocemos a fuego muy suave, con la cacerola tapada, hasta que las manzanas estén perfectamente blandas y se puedan machacar fácilmente con un tenedor.
  4. Cuando tengamos un puré añadimos la stevia, removemos para que se integre bien y dejamos enfriar antes de usar.
  5. Una vez lista la compota densa de manzana, podemos arrancar con la elaboración de las galletas.

Preparación de las galletas de avena y manzana

  1. En un recipiente hondo y amplio introducimos los copos de avena y la harina de trigo integral. Mezclamos bien.
  2. Incorporamos el resto de ingredientes, es decir, estevia, la levadura química, un pellizco de canela molida, la compota densa de manzana y el yogur griego.
  3. Removemos hasta incorporar bien todos los ingredientes y obtener una masa homogénea.
  4. Pelamos la manzana, retiramos el corazón y picamos en pequeños dados. Añadimos a la masa y mezclamos de nuevo para integrar.
  5. Obtendremos una masa pegajosa con la que hacemos bolitas que colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
  6. Podemos usar dos cucharas o hacerlo con las manos, mojadas previamente en agua o engrasadas en aceite para que no se nos pegue la masa.
  7. Aplastamos cada bolita usando el dorso de una cuchara humedecida o engrasada para darles forma de galleta. Hay que tener en cuenta que no se expanden en el horno, así que la forma que les demos ahora es la que tendrán cuando salgan del horno.

Horneado y presentación final de las galletas

  1. Por esta misma razón no hace falta dejar mucho espacio entre galleta y galleta. No se van a pegar.
  2. Introducimos la bandeja en el horno, precalentado a 190 – 200º C con calor arriba y abajo, y cocemos durante 10-15 minutos o hasta que estén doradas.
  3. Retiramos la bandeja del horno, trasladamos las galletas a una rejilla metálica (mejor si lo hacemos con el papel de hornear porque son muy frágiles en caliente) y dejamos enfriar antes de consumir.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de galletas de avena y manzana en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrán unas galletas de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para unas galletas de avena y manzana perfectas

  • Estas galletas quedan más crujientes cuando más finas las dejemos, pues tienen tendencia a ser blanditas por dentro.
  • Son ideales para quienes disfrutan de los dulces no muy dulces y, sobre todo, para quienes lleváis una dieta sana. Os animamos a que se las deis a vuestros peques a la hora del desayuno o  la merienda y los acostumbreis a snacks más saludables.
  • La manzana se puede sustituir por pera, ya sea en su forma de puré o en los dados que se añaden a la masa una vez formada.
  • Aguantan en buen estado un par de días, guardadas en un recipiente hermético, pero como mejor están es recién hechas. Por ello, si no las vas a comer todas, recomendamos que hagas la mitad de cantidad.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados