Galletas rellenas de dulce de leche

Compartir Twittear
5/53 votos
Galletas rellenas de dulce de leche

Info.

Ingredientes para Galletas rellenas de dulce de leche

  • Para la masa de las galletas: 50 g. de azúcar moreno
  • 50 g. de azúcar glass
  • 250 g. de harina de repostería
  • 125 g. de mantequilla fría
  • 1/2 cucharadita tipo postre de polvo de hornear o impulsor (tipo Royal o alguna marca de confianza)
  • 1 chorrito de leche entera mezclada con un poco de esencia de vainilla para ligar la masa (unos 20 ml aproximadamente)
  • 50 ml. del licor o vino dulce que más os guste (en este caso Oporto)
  • Azúcar glass para rebozar (al gusto aunque tenéis que calcular que lleva dulce de leche)
  • Para el relleno de las galletas: 5 cucharadas grandes de dulce de leche casero o el que más os guste.

Cómo hacer galletas quebradas rellenas de dulce de leche.

Hace poco probé una de las mejores galletas que he tomado en mucho tiempo, ya sabéis que mis preferidas son las galletas de avellanas y chocolate, pero os aseguro que estas no tienen mucho que envidiar.

Hoy os presento una receta de galletas apta para todos los públicos, que podéis cocinar con los más peques de casa, y que por si solas están de rechupete.

Una excusa más para rellenar… de dulce de leche. Aunque podéis hacerlo con lo que más os guste. Y es que el dulce de leche me parece un manjar, simplemente a cucharadas me parece adictivo. Pero una crema de chocolate también es una gran opción.

Pero el dulce de leche gana por goleada en casa, además su origen e historia es apasionante. Escribimos sobre ello hace poquito.

Galletas llenas de sabor, doradas y crujientes. Con una textura ligera y que recuerdan un poco a las galletas de mantequilla. ¿Qué más se le puede pedir a una galleta? Además, están rellenas de dulce de leche. ¿Te vas a quedar sin probarlas?

Preparación de la masa de las galletas quebradas

  1. Juntamos en un bol grande los ingredientes secos (harina, azúcares y polvo de hornear) y los mezclamos bien removiendo con una varilla.
  2. Añadimos la mantequilla fría cortada en dados con la harina y el azúcar hasta obtener una textura arenosa.
  3. Mezclamos todo muy bien con un tenedor o unas varillas (podemos hacerlo a mano y será más fácil, aunque es mejor hacerlo con las varillas pues así evitamos que la masa coja temperatura).
  4. Añadimos el licor o el alcohol que más os guste, yo empleé Oporto pero la próxima vez probaré con Licor Café.
  5. En el horno llegan a caramelizar al calentarse y evaporarse el alcohol, os dejará un aroma impresionante.
  6. Mezclamos bien con una espátula hasta que empiece a ligar la masa.
  7. Si no somos capaces de formar una bola podemos añadir un chorrito de leche entera. Suele ser necesario porque si no la masa se complica.
  8. Yo además añadí una cucharadita de postre de esencia de vainilla, para darle un poco más de aroma.

Amasado y forma de las galletas quebradas

  1. Sacamos la masa a la superficie de trabajo, la encimera de la cocina va perfecta.
  2. Amasamos muy ligeramente, lo justo para formar un rulo que envolveremos en papel film o plástico y dejaremos reposar 15 minutos en el congelador.
  3. Probad un pellizco de masa, incluso cruda está deliciosa.
  4. Precalentamos el horno a unos 180ºC con calor arriba y abajo.
  5. Es importante porque la masa es muy fácil de manejar una vez que esté fría, con lo que cortaremos rulos y rápidamente irán directas al horno.
  1. Preparamos la bandeja del horno con papel vegetal o sulfurizado.
  2. Sacamos la masa del congelador y con un cuchillo cortamos en rebanadas o rulos de algo menos de un centímetro de espesor.
  3. Las rebozamos bien en azúcar glas o glacé por ambos lados y las colocamos sobre la bandeja de horno que tenemos preparada.

Horneado. Presentación final de las galletas rellenas

  1. Deben de tener suficiente espacio de separación entre unas y otras, no suben mucho pero así evitamos que se peguen, unos 2 cm son suficientes.
  2. Debería salir 1 hornada de 12, si queréis más sólo tenéis que multiplicar las cantidades.
  3. Horneamos durante 20 minutos aproximadamente a 180º C en la bandeja del medio con aire arriba y abajo, el tiempo depende del horno de cada uno, en algunos serán 15 minutos y en otros 25.
  4. Se ve perfectamente cuando están listas porque los bordes van cogiendo color dorado.
  5. Sacamos del horno, dejamos que se endurezcan y enfríen y desmoldamos.
  6. Guardamos en un recipiente hermético para que no se ablanden y están de vicio, para repetir.
  7. Para hacerlas más ricas todavía las podéis rellenar, el dulce de leche es una gran opción.

Os animo a que probéis a hacerlas en casas, unas galletas que haréis más de una vez.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de galletas quebradas rellenas de dulce de leche en este álbum.

Galería de la receta

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Carmen Ortiz dice:

    Una pinta de lo más delicioso. Además, es ideal para cualquier reunión en casa con amigos o familiares. Gracias por la receta y todos los consejos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.