¿Hay alguna diferencia entre la pasta seca y la pasta fresca?

5/53 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

La pasta es uno de los alimentos más conocidos en todo el mundo. Hay recetas de pasta para dar y tomar, haciendo miles de formas distintas y consiguiendo sabores muy dispares. Desde una lasaña de carne a una espectacular ensalada de pasta con vieiras y gambas. Todo ello sin olvidarnos de los tradicionales spaguetti a la carbonara, la deliciosa pasta con salsa Arrabbiata o los increíbles canelones de carne.

Las posibilidades son muy amplias y podemos disfrutar de la pasta de muchas maneras distintas. Hace poco os hablamos sobre como hacer pasta fresca casera, una delicia para sorprender a vuestros amigos con una deliciosa pasta. La pregunta es ¿hay alguna diferencia entre la pasta seca y la pasta fresca? Es una pregunta que nos hacéis a menudo. La verdad es que sí que hay diferencias entre una y otra, y aquí vamos a descubrirlas.

5 diferencias entre la pasta seca y la pasta fresca

Aunque nos puedan parecer similares, encontramos ciertas diferencias entre la pasta fresca y la pasta seca.

  1. La primera de ellas es el origen. Hemos asociado la pasta a Italia y damos por hecho que toda la pasta nace en el país vecino, pero en realidad hay bastantes dudas sobre el tema. Hay registros históricos que cuentan que la pasta fresca se consumía en muchos sitios distintos, como China o Al-Ándalus a la vez que en Italia. Sin embargo, la pasta seca se creó en Italia en torno al año 1500, cuando comienza a secarse la pasta y a internacionalizarse.
  2. La elaboración de estas pastas también es distinta. Ambas comienzan siendo pasta fresca, pero la pasta seca sufre un proceso de deshidratación hasta que adquiere su condición de pasta seca, mientras que la pasta fresca se consume tal cual.
  3. Este proceso de deshidratación provoca otra de las grandes diferencias entre ambas pastas, la conservación. La pasta fresca es un alimento que hay que comer casi al momento, solo aguanta 4 o 5 días en la nevera hasta que comienza a ponerse mala. Por el contrario, la pasta seca se conserva muchísimo mejor y puede aguantar durante meses guardada en su bolsa sin ningún tipo de problema.
  4. La cocción es otra de las grandes diferencias entre ambas pastas. La pasta fresca con 3 o 4 minutos de cocción tiene más que suficiente, mientras que la pasta seca necesita de entre 8 y 10 minutos para estar comestible, dependiendo del fabricante.
  5. La última diferencia notable entre ambas es el precio. La pasta fresca, al ser un producto que dura tan poco y que suele hacerse de manera artesana, puede duplicar o incluso triplicar el precio de la pasta seca.

Entonces ¿Cuál es mejor?

Como todo en la vida, depende. La pasta fresca es mejor para acompañar salsas con base de mantequilla o cremosas, mientras que la pasta seca funciona muy bien con salsas abundantes como la boloñesa. Aún así, todo depende de gustos.

Hay a quien le gusta más la pasta fresca por su sabor y textura y quien prefiere la pasta seca por su versatilidad. De cualquier manera aquí os dejamos nuestras mejores recetas de pasta para que las pongáis en uso y decidáis que tipo de pasta os gusta mas.

Tagliatelle con rebozuelos al ajillo

Estos tagliatelle con rebozuelos al ajillo son una delicia perfecta para hacer con pasta fresca. El sabor de las setas y los ajos le da a la pasta un toque espectacular. No os quedéis con las ganas y probad esta delicia, es muy sencilla de hacer y el resultado es espectacular.

Ensalada de pasta con pesto de nueces

Si queréis probar algo distinto, nada como esta deliciosa ensalada de pasta con pesto de nueces. Muy sencillita de hacer, esta ensalada combina varias de las recetas de la cocina clásica italiana. No le deis más vueltas, está de rechupete.

Pasta rigatoni con gorgonzola, peras y nueces

Esta receta de pasta rigatoni con gorgonzola, peras y nueces es una mezcla de sabores y texturas que combinan a la perfección. Una receta muy sencillita pero muy resultona, con la que podréis impresionar a vuestros comensales con unos sabores espectaculares.

Canelones rellenos de bacalao, espinacas y piñones

Estos canelones rellenos de bacalao, espinacas y piñones son la prueba de que puedes hacer unos canelones de lujo con cualquier ingrediente. La receta es muy sencillita de preparar y el resultado es una maravilla, así que poneos manos a la obra y disfrutad de estos deliciosos canelones.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Sara dice:

    Ambas pastas son una maravilla, aun que la fresca es una delicia, su textura es única. Excelente post, un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.