Helado de cerezas picotas

Compartir Twittear
4.2/55 votos
Helado de cerezas picotas

Info.

Ingredientes para Helado de cerezas picotas

  • 600 g. de cerezas picotas
  • 100 ml. de agua
  • 100 g. de azúcar
  • 500 ml. de nata líquida para montar del 38% M.G. o crema de leche
  • 150 g. de leche condensada
  • 30 ml. de miel (podrías sustituirlo por azúcar invertido)

Cómo preparar un helado de picotas. Preparar helados en casa marca un antes y un después en la valoración de los helados que podamos tomar en verano.

Es verdad que existen establecimientos en donde podemos disfrutar de helados de calidad, elaborados con productos naturales pero, en la mayor parte de las ocasiones, suelen dejar bastante que desear.

Es también temporada de picotas y una forma perfecta de disfrutar de esta fruta de otra forma. Por si solas las picotas del Jerte caen una de detrás de otra, son como pequeños bombones deliciosos, pero imaginaros este helado con todo el sabor a picota en vuestra boca. Un postre cremoso, refrescante, donde añadimos menos azúcar que en un helado normal pues aportamos el protagonismo a la fruta.

Esta receta de helado la puedes preparar en casa con o sin heladera. Cocina con los más peques de casa y deja que ellos deshuesen las cerezas y remuevan la mezcla. Así apreciarán estas picotas, una fruta llena de vitaminas. Es una opción perfecta para la merienda de los peques y no tan peques estos días de calor.

Dejaros seducir por esta receta de postre mucho más saludable que la crema de helado clásico, igual de apetecible y divertido pero con menos grasa y calorías.

Disfrutad de todos los helados que tenemos en el blog, desde el delicioso helado de chocolate, el clásico helado de vainilla, el helado de avellanas o el que más gusta en casa, el helado de turrón.

 

Antes de empezar con el helado. Las picotas y el almíbar de cereza

  1. Lavamos bien las picotas y las descorazonamos. Podéis ver todos los trucos que tenemos para quitar el pipo a la cereza en el siguiente vídeo.
  2. Hacemos el almíbar con el agua y el azúcar indicado. En un cazo o cazuela calentamos el agua con el azúcar. Dejamos que cueza a fuego medio bajo durante unos 6-7 minutos. Bajamos el fuego y añadimos las cerezas hasta que estén blanditas. Vamos pinchando con un tenedor hasta conseguir la textura deseada.
  3. En este caso hemos necesitado 12 minutos hasta conseguir que estuvieran a mi gusto, pero con menos tiempo a más temperatura consigues el mismo resultado.
  4. Apagamos el fuego y mezclamos bien para que se deshagan y reservamos. Debemos dejar que la mezcla se enfríe totalmente y comience a espesar antes de usarlo, por eso es aconsejable hacerlo con tiempo.
  5. Veréis que tenemos una base de fruta bastante compacta. Sacad de la misma como un 20% para añadirla al final del proceso y que se vean los trocitos de picotas. El resto lo trituramos ligeramente hasta conseguir una mezcla homogénea. Reservamos.

Preparación de la base del helado de picotas

Este helado lo podemos hacer con o sin heladera, la diferencia es mínima pues la base grasa de la nata y los lácteos facilita su preparación. Os explico como hacerlo de las dos maneras.

  1. Mientras se enfría la crema de picotas preparamos la crema de nata.
  2. Para ello montamos la nata (35% materia grasa), recuerda que la nata debe estar en la nevera unas horas antes de montarla para que esté bien fría.
  3. Usamos una batidora de varillas y comenzamos por la velocidad mínima. Podéis ver este vídeo para no perder detalle del proceso.
  4. Añadimos la miel o el azúcar invertido con movimientos envolventes e incorporamos la nata a la mezcla fría de las picotas que tenemos reservada. Al mismo tiempo añadimos la leche condensada.
  5. Removemos todo con movimientos lentos para integrar bien todos los ingredientes y que no baje la nata montada.
  6. Si no tienes heladera dejamos enfriar la crema base del helado completamente antes de meterla en un recipiente o tupper. Metemos toda la mezcla en la nevera. Debemos dejarla allí por lo menos tres horas antes de empezar a trabajar con ella.
  7. Si tienes heladera y la quieres utilizar en este helado deberás de guardar el recipiente en el congelador 24 horas antes.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum de la receta de helado de picotas.

Preparación del helado de picotas

  1. Si hacemos el helado con heladera tenemos que dejar la crema varias horas en la nevera, cómo mínimo 3 horas. Luego vamos a poder mantecar. Es un proceso mediante el que cambia la textura del helado de líquida a sólida o semisólida por medio de agitación y frío.
  2. El objetivo es convertir la crema que tenemos en una especie de mantequilla. Luego debemos ir rompiendo los cristales de hielo a través del movimiento e introduciendo aire a la mezcla (mediante heladera o batido manual). Es el paso más importante para lograr un helado cremoso.

Preparación del helado manualmente

  1. Cuando hagamos el helado sin heladera mi recomendación es tener la crema en la nevera unas tres horas.
  2. Luego pasar al congelador otra hora más de reposo, finalmente estaremos otras dos horas y media removiendo el helado en el congelador cada poco tiempo para ir rompiendo la cristalización.
  3. Para removerlo lo sacamos y pasamos la crema a un bol de metal que previamente hemos tenido en la nevera. Tiene que estar muy frío.
  4. Batimos con unas varillas para evitar la formación los cristales, ya que por mucha grasa que tenga la base del helado se pueden llegar a formar.
  5. Durante la primera hora recomiendo hacerlo cada diez minutos, después cada treinta minutos y así unas tres veces. Al final de todo, añadimos los trocitos de chocolate picados y luego dejamos definitivamente en el congelador hasta el día siguiente.

Preparación del helado con heladera

  1. Sacamos la crema de la nevera y pasamos a la heladera que habremos tenido en el congelador durante 24 horas y que batirá la crema con la espátula de manera constante. Así entra aire en la mezcla, con lo que los cristales son más pequeños y la mezcla más ligera.
  2. El proceso llevará unos 15 a 30 minutos, dependiendo de la calidad de la heladera. Una vez que veamos que la crema empieza a mantecar añadimos la mezcla de picotas. Recordad, el 20% de la crema de picotas en trocitos que tenemos reservados para crear ricos tropezones de fruta en el helado.
  3. Si vemos que tarda en mantecar el truco tenerlo en la heladera durante 15 minutos, volver a meter en el congelador todo (cubilete con el helado) otra media hora, y volver a repetir el proceso.
  4. Una vez que tengamos la mezcla mantecada, sólo tenemos que pasarla a un tupper y congelar hasta el día siguiente. Para servir el helado lo retiramos del congelador 10 minutos antes para que se ablande hasta que podamos formar las bolitas.

Se trata de uno de los helados más cremosos y sabrosos que haya probado. Un toque suave y delicado de vainilla que lo hacen de lo mejor, buenísimo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.