Huevos escoceses. Scotch Eggs

Compartir Twittear
4/56 votos
Huevos escoceses. Scotch Eggs

Info.

Ingredientes para Huevos escoceses. Scotch Eggs

  • 4 huevos +1 para rebozar
  • 400 gr. carne de salchicha
  • Orégano
  • Nuez moscada
  • 2 cda. mostaza de Dijón
  • sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Para rebozar: harina
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva suave para freír

Cómo hacer huevos escoceses. Muchas veces es internet la que me sirve de inspiración a la hora de ponerme a cocinar.

Hoy he preparado una receta que no conocía, unos huevos escoceses o huevos a la escocesa. El caso es que me llamó la atención cómo unos huevos de nombre escoceses o Scotch Eggs, son un plato típico inglés, sin nada en común con la región que lleva su nombre.

El caso es que, parece ser que los inventores de este plato fueron los dueños de Fortnum & Mason, emblemática tienda londinense de productos alimentarios de alta calidad, que abrió sus puertas en 1707.

Este establecimiento debe su fama fuera de sus fronteras, al hecho de ser proveedora de la Casa Real inglesa durante los últimos 150 años. Fue en 1738 cuando se les ocurrió la preparación de estos huevos, lo cual encantó a la alta sociedad victoriana.

Esta receta consiste en un huevo cocido y sin cáscara que se forra con carne de salchicha, sola o aderezada, y se reboza para acabar frita en abundante aceite. Suelen servirse como plato de una comida de picnic, siempre frío, o como parte de un brunch con las famosas tostadas francesas, tortitas o panqueques y los huevos benedictine.

Como acompañamiento siempre una ensalada y alguna salsa a base de encurtidos o verduras cocinadas. En cualquier caso también podremos tomarlos calientes, acompañados con una salsa, en mi opinión la barbacoa iría perfecta. Como secreto de su éxito es fundamental contar con una carne de calidad, el sabor y la textura se aprecian perfectamente, con lo que no vale jugársela.

Se trata de una receta que requiere cierta pericia a la hora de forrar el huevo con la carne, pero con unos sencillos trucos que os comento en el paso a paso, no tendréis ningún tipo de problema.

Preparación de los huevos escoceses. Scotch Eggs

  1. Hervimos los huevos en un cazo con agua durante 7-8 minutos. Pasado este tiempo los pasamos por agua fría y los dejamos enfriar. Una vez fríos los pelamos y los reservamos.
  2. Retiramos la carne de las salchichas del interior de la tripa y la vamos incorporando en un bol. Añadimos el orégano, la nuez moscada, sal, pimienta negra y la mostaza.
  3. Mezclamos bien con un tenedor hasta que toda la carne de las salchichas se haya impregnado de la mezcla de especias.
  4. Dividimos la masa en 4 porciones y formamos unas bolas.
  5. Preparamos 3 boles, uno con harina, otro con el huevo batido y el tercero con pan rallado. Lo primero que hacemos en enharinar las manos, así podremos trabajar la masa con mayor facilidad y evitar que la carne se nos pegue a las manos.
  6. Cogemos una de las bolas de carne y le damos forma de cuenco sobre la palma de la mano.
  7. Enharinamos el huevo cocido y lo colocamos sobre el cuenco de carne que tenemos sobre la mano.
  8. Con cuidado y despacio vamos cerrando la carne sobre toda la superficie del huevo cocido hasta que ya no se vea la clara blanca por ningún lado.

Rebozado, fritura y presentación final de los huevos escoceses

  1. Enharinamos la bola que acabamos de crear y le damos forma. Pasamos ahora la bola por huevo batido y pan rallado.
  2. Repetiremos la operación de pasar por el huevo y el pan rallado. Así conseguiremos una costra exterior más consistente y más crujiente. Reservamos el huevo escoces hasta que tengamos todas las bolas preparadas.
  3. En una sartén honda o en una freidora, calentamos abundante cantidad de aceite para freír.
  4. Añadimos los huevos y freímos a temperatura medio alta durante 4 minutos por cada lado. Retiramos a un plato con papel absorbente para intentar retirar el exceso de aceite.
  5. Puede pasar que con sólo estos 4 minutos la carne interior de la salchicha no esté cocinada del todo. Con lo que os recomiendo terminar el proceso con 10 minutos de horno a 190º C.
  6. Con este original aperitivo estoy seguro de que sorprenderéis a los de casa.

Podemos tomarlos como plato si los acompañamos de salsa barbacoa y una ensalada de canónigos o rúcula con tomate y aceite de oliva.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.