Huevos rellenos a la castellana

Compartir Twittear
2.3/54 votos
Huevos rellenos a la castellana

Info.

Ingredientes para Huevos rellenos a la castellana

  • 250 gr. de carne de ternera picada
  • 1 cebolla (mediana)
  • 3 tomates maduros (medianos)
  • 100 gr. de jamón serrano (taquitos)
  • 1 cucharada de café de Pimentón de la Vera
  • 1 cucharada de postre de harina de trigo (también se puede sustituir por fécula de maíz o Maicena)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 8 huevos grandes (2 por persona)

Cómo hacer huevos rellenos a la castellana. Parece que las recetas con huevos rellenos gustan mucho, así que vuestros deseos son órdenes y volvemos a la carga con esta receta.

Una preparación muy sencilla, perfecta para salir de un apuro y crear un plato “todoterreno”. En casa ya la hemos adoptado, y el primer uso ha sido el “tupper” para llevar al trabajo. De igual modo, va de perlas para llevar de picnic o en las socorridas recetas que nos llevamos a la playa en la fiambrera.

Esta receta la he conocido gracias a unos buenos amigos madrileños, que la preparaba su madre desde siempre, y enseguida he pensado en hacerla en casa. En la práctica, se trata de unos huevos rellenos con carne, jamón y tomate. Ingredientes básicos, con los que en menos de media hora, tenemos lista un bocado delicioso.

Si hacéis la receta con antelación, guardarlos en el frigorífico, y tapadlos con un film transparente. También podéis reservarlos dentro de un “tupper”. De esta manera se conservarán en buen estado, y no cogerán posibles olores de otros alimentos.

Estos huevos a la castellana se pueden degustar calientes, templados o fríos, según vuestros gustos o el momento del día. Encajan como un aperitivo o un primer plato. Y no me olvido de otra gran cualidad de este plato, es muy económico. Espero que os gusten, ¡están de rechupete! 

Cocción de los huevos

  1. Empezamos por cocer los huevos. Los ponemos en agua hirviendo durante 10 minutos.
  2. Terminado el tiempo, los colocamos en un bol con agua fría. Queremos que se enfríen más rápidamente, y luego la tarea de pelarlos será más sencilla.
  3. Cuando estén a una temperatura “manejable”, tirando a fríos, los pelamos.
  4. A continuación los cortamos en mitades y reservamos. Aquí tenemos dos opciones: retirarles las yemas, para luego usar junto al relleno, o dejarlas simplemente.

Preparación del relleno y presentación final de los huevos a la castellana

  1. Vamos con el relleno. Lavamos la cebolla y los tomates. Los pelamos y cortamos ambos en “brunoise”.
  2. En un sartén, echamos una lámina de aceite de oliva virgen extra. Calentamos y sofreímos la cebolla, a fuego medio.
  3. Añadimos ahora la carne picada, que ayudamos con una cuchara de madera a que se vaya deshaciendo. Salpimentamos al gusto.
  4. Pasados unos 5 minutos, añadimos el tomate (en pequeños dados), mezclamos todo, y dejamos cocinar 15 minutos a fuego medio.
  5. Es el de momento de echar la harina más el pimentón de la Vera. Mezclamos bien y dejamos cocinar un par de minutos, para que vaya cogiendo sabor el relleno.
  6. Bajamos el fuego, dejamos cocinar otros 5 minutos, y tendremos listo nuestro relleno “a la castellana”.
  7. A la hora de añadirlos a los huevos, cubrimos las mitades directamente con un poco de relleno y vamos reservando.
  8. Si optamos por retirar las yemas, las quitamos con cuidado, las picamos y añadimos al resto de ingredientes. Una vez todo junto, procedemos a rellenar igualmente las mitades de claras.

Como os dije, podéis comerlos recién hechos o dejarlos atemperar un rato, esto según gustos. Receta sencilla, rápida y muy resultona. ¿Quién pide más?

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Consejos para unos huevos a la castellana de rechupete

  • El ingrediente más importante de la receta son los huevos, así que os recomiendo emplear unos de buena calidad. Unos ecológicos o de corral suelen ser garantía de calidad. Si podéis disponer de huevos de casa ya sería perfecto, pero bueno, esto no siempre es posible.
  • Si nos sobra bastante cantidad, podemos reconvertirlos y aprovecharlos en una receta de aprovechamiento. Por ejemplo los picamos y usamos para un sofrito, para acompañar una pasta o u arrocito. Reservadlos en la nevera y os quedarán para una cena fría o un tentempié en la hora de la merienda.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.