Knedlíky o pan esponjoso para acompañar. Receta tradicional checa

Superfácil170 min.4 pers.
5/54 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Knedlíky o pan esponjoso para acompañar. Receta tradicional checa

Ingredientes

  • 500 g. de harina de trigo de mezcla rápida
  • 250 ml de leche entera
  • 1 huevo M
  • 10 g de levadura química o polvo de hornear (tipo Royal)
  • 10 g de azúcar glass o en polvo (valdría también blanquilla)
  • Una pizca de sal (unos 2 g. aprox.)

Todo viajero que haya paseado por las calles de Praga y se haya sentado en un restaurante tradicional checo a recuperar fuerzas después de un día de turismo los habrá visto. Pequeños, blanquecinos y parecidos a la miga de pan, los knedlíky son un auténtico misterio para los viajeros, aunque la población local los disfruta desde hace siglos.

El Knedlíky es el acompañamiento por excelencia de la comida checa, sobre todo si se pueden mojar en ella. Si estamos en el centro de Praga y pedimos un delicioso goulash checo lo más habitual es que lo acompañen con 5 o 6 rebanadas de estos Knedlíky. Lo mismo ocurre con el codillo asado al estilo checo o la tradicional sopa kulajda. Estos Knedlíky son bolas de harina y, aunque su uso es el mismo que el del pan, su preparación es un poco distinta.

Dependiendo del color pueden ser del típico rohlík o panecillo checo, con un color más blanquecino, o de patata, con un color más amarillento. Son un alimento que durante siglos ha sido plato principal, aunque con la mejora de la alimentación en el siglo XIX, pasaron a ser un acompañante de cualquier plato checo.

Hay variantes de estas bolas de masa populares en las cocinas de toda Europa, las encontraréis con los nombres de knedlo, knedlíky, knödel, knédli, knedľa, kniddel, knedle, cnigle y canederli según su país o cultura de origen. Los klöße sería como un knedlík hecho con puré de patata, huevos y harina, y se cocinan al vapor o se hierven, hay muchos tipos dependiendo de la zona en la que te encuentres, y recetas varias dependiendo del cocinero/a.

La receta es muy sencilla, bastante más que realizar pan casero, y el resultado es una especie de miga muy esponjosa que absorbe mucho líquido, por lo que los Knedlíky son perfectos para acompañar un plato que lleve una salsa deliciosa. No hace falta ir a la República checa para disfrutar de esta maravilla, pues ahora con esta receta podréis tenerlos listos en menos de una hora. Son el acompañamiento perfecto de un plato con salsa.

Preparación de la masa de los knedlíky. Amasado y reposo

  1. Primero mezclamos en un bol el azúcar, la leche y la levadura. Lo batimos todo bien hasta que esté espumoso y reservamos. Después con la batidora batimos la harina, el huevo y la sal hasta que todo quede bien mezclado.
  2. Cuando esté bien mezclado, añadimos la mezcla de la levadura y lo batimos todo hasta que quede una masa homogénea, suave y no pegajosa, que se desprenda de los bordes.
  3. Formamos una bola a partir de la masa previamente amasada y los dejamos reposar todo dos horas sobre una tabla enharinada. Pasado este tiempo, espolvoreamos con harina la superficie donde vayamos a trabajar y dividimos la masa reposada en tres knedlíky.

Cocción y presentación final de los bollos cocidos

  1. En una cazuela ponemos a hervir agua con sal, y cuando entre en ebullición añadimos los knedlíky. Reducimos el fuego a un nivel medio y lo dejamos cocer tapado durante 10 minutos. Luego le damos la vuelta y cocinamos otros 9 minutos.
  2. Pasado este tiempo, sacamos los knedlíky de la cazuela. Perforamos o pinchamos los knedlíky con un tenedor varias veces para que salga el vapor.
  3. Listos para servir. Las bolas de masa cuando están calientes se cortan mejor con hilo y las frías también se cortan con un cuchillo de sierra dando un grosor de dos centímetros.

Consejos para unos knedlíky perfectos

  • Es un alimento perfecto para acompañar cualquier plato de carne con salsa, aunque también podemos probar a rellenarlos con jamón, tocino o lo que nos apetezca.
  • Podemos hacer los knedlíky de patata si añadimos las patatas hervidas junto a la harina, el huevo y la sal, triturándolas bien.
  • El tiempo de reposado de la masa es muy importante. Debemos dejarla reposar hasta que aumente su tamaño al doble.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.