La tarta de manzana. Historia, origen y trucos

Compartir Twittear
2.8/54 votos

La tarta de manzana. Historia, origen, día y trucos para que te quede de rechupete.

Harina, agua, mantequilla y manzanas. (¡Parece una canción de Mary Poppins!) Son solo cuatro ingredientes, pero ¿no hacen que se os haga la boca agua? Sí, amigos, me refiero a la tarta de manzana.

Sea cual sea su elaboración, porque hay muchas maneras de prepararla, no puedo evitar tener esa sensación.

Más allá de confesar mi debilidad por este postre, hoy trataré de contaros un poquito más de él. Empezaré por el principio, su origen.

El origen de la tarta de manzana

Como con casi todo lo bueno de la cultura occidental contemporánea, se nos ha hecho creer que la tarta de manzana, el conocido “apple pie”, es un invento de los estadounidenses. ¡Incluso utilizan la expresión as American as apple pie, que significa tan americano como la tarta de manzana, para destacar su pertenencia! Tenemos que reconocer que es todo un símbolo de su gastronomía.

Tampoco podemos negar la fama que el cine le ha concedido a este pastel. Sin embargo el origen de este postre es difuso y, dadas las circunstancias, debemos suponer que nació en Europa. Este continente cuenta con una tradición dilatada del cultivo de manzanas.

Por otro lado, el recetario europeo de repostería cuenta con un gran número de tartas y rellenos de frutas. Existen libros de postres del siglo XIV donde ya se recogían recetas de tarta de manzana o rellenas con otras frutas, como por ejemplo la pera.

Entre la documentación escrita sobre este tema, cabe mencionar el libro de cocina The Forme of Cury, editado en 1390 por los cocineros de Ricardo II de Inglaterra. En sus páginas aparece una receta de la tarta de manzana; la llaman “tartys in applis”.

Podríamos decir entonces que, a falta de otras referencias, la tarta de manzana tiene su origen en Inglaterra. De hecho hay constancia de su propagación, en el siglo XIV, a través de las colonias británicas. Se cree que éstas, con los franceses y holandeses, la llevaron a Estados Unidos y otros países.

Las variantes de las tartas de manzana

Podemos pensar que la tarta de manzana es una tarta de fruta elaborada con una masa recubierta de manzana. Y lo es. Pero, como os decía al principio, existen variedades en las que la masa envuelve a toda la fruta, como en el tradicional apple pie anglosajón.

Otras modalidades, como la tarte tatin francesa, se elaboran al revés, colocando la masa sobre la fruta para darle luego la vuelta. Seguro que también habéis probado esas en las que las manzanas, enteras o troceadas, se colocan encima de la masa y llevan cremas.

Estas son de tipo normandas. Otras, como el apfelstrudel alemán y su variante austriaca, llevan frutos secos, como pasas y almendras, envueltos en una fina masa.

Como dato curioso, en Venezuela se consume pastel de manzana en el desayuno y en la merienda. Las panaderías hornean a diario estos pasteles individuales, que se parecen al strudel de manzana. No llevan canela ni ninguna otra especia, solo manzanas, azúcar y grasa, y como la pasta lleva azúcar, la parte superior generalmente sale del horno con un atractivo color caramelo.

Ingredientes recomendados para una tarta de manzana

Y si la elaboración es variada, también lo son los ingredientes. Porque aunque los básicos que mencionamos al inicio están presentes siempre (harina, agua, mantequilla y, por supuesto, manzanas), podemos incorporar otros sabores con las especias, los frutos secos o confituras y mermeladas; desde la canela, el limón o el agua de azahar, nuez moscada y clavo de olor, hasta huevos o cremas… Como siempre decimos, la cocina es imaginación.

En la mayoría de los casos se utilizan estos aromas para apagar en la medida de lo posible la dulzura del azúcar. Cabe aclarar que las primeras recetas no llevaban azúcar ya que en la Edad Media el azúcar de caña o de remolacha eran un lujo al que pocos tenían alcance.

En su lugar se recurría a la miel. Tradicionalmente se perfumaba la tarta de manzana añadiendo zumo de limón o ron.

Las bases de una buena tarta de manzana. La masa

También podemos jugar con las diferentes masas, utilizando hojaldre, masa quebrada o galletas. La masa de la tarta se elabora con harina de trigo, manteca y a veces huevo. Puede ser, como decimos, una masa quebrada o masa de hojaldre.

Una vez amasada se coloca en el horno a temperatura mediana hasta tomar consistencia. Algunas masas cerradas de la tarta hacen que la manzana se cueza en su interior, haciendo la masa de envoltorio que retiene los aromas. Para que la masa no quede demasiado seca se le puede agregas a veces crema.

Las manzanas. ¿Cuál es la mejor variedad para hacer una tarta?

Y cómo no, el ingrediente principal, las manzanas. Granny Smith, Golden, Gran Doncella, hay alrededor de 7.500 tipos de manzanas; tantas variedades de manzana como gustos. Y eso es una ventaja. Por ejemplo, la reineta de Canadá, la reina de reinetas, la bella de boskoop o la calvilla blanca son perfectas para cocción; no expulsan demasiada agua y dan un sabor único a las tartas.

Otra opción es mezclar distintas variedades: algunas de las mencionadas para cocer y otras más ácidas como la pink lady, elstar, fuji o braebum. La mezcla potenciará el sabor de nuestra tarta.

Aunque también es posible elaborar tarta de manzana con fruta deshidratada o envasada, lo ideal es utilizar manzanas frescas. Por lo general, solemos decantarnos por las variedades propias de nuestra región.

Día Internacional de la Tarta de Manzana

Lo cierto es que se trata de una de las tartas de fruta más populares e internacionales. Tanto es así que incluso existe un Día Internacional de la Tarta de Manzana. El 3 de marzo es el día en el que el mundo entero celebra este postre, uno de los más antiguos y consumidos.

En Estados Unidos también celebran el 13 de mayo como su día nacional de la tarta de manzana (National Apple Pie Day), que por algo es, según Apple Pie Council, el postre favorito de los norteamericanos: uno de cada cinco estadounidenses lo prefiere a cualquier otro postre, y un 35% de la población lo toma para desayunar.

Rinden así su particular y merecido homenaje a este delicioso manjar que se ha convertido en todo un símbolo nacional.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.