Legumbres. Mitos, verdades y beneficios

Compartir Twittear
5/52 votos

Mitos y verdades sobre las legumbres.

Que si las legumbres engordan, que si no engordan, que si son sanas que si no lo son.

Que si cómo las hago, que si son antiguas, que si solo las cocinaban nuestras abuelas y nuestras madres… STOP las legumbres son muuucho más de lo que crees, su valor nutricional es excepcional y las convierte en un alimento muy completo en todas sus variantes.

Yo que soy un loco de los garbanzos, alubias y de las lentejas voy a explicarte un poco más sobre nuestras amigas las legumbres que en más de una ocasión a todos nos han sacado de un apuro en la cocina.

¿Qué son exactamente?

Son plantas, sí, plantas. Y dan su fruto en una vaina. Las lentejas, soja, garbanzos, altramuces, judías, habas y guisantes secos son algunas de ellas. Así que si pensabas que los guisantes eran una verdura te estabas equivocando.

Ricas, riquísimas

No solo son ricas en calcio, hierro almidón, fibra y contienen muy poca grasa, sino que son económicas y nutricionalmente, como te indicaba al principio de este artículo, son buenísimas.

Sus grasas son buenas e insaturadas y lo de engordar, como en todo, dependerá de cómo las hagas, la cantidad que consumas etc.

Remojo o envasadas

Las grandes marcas se encargan de hacernos la vida más fácil porque con el poco tiempo del que disponemos muchas veces para cocinar, si no fuese por las legumbres envasadas muchas veces ni las probarías.

Si las compras en este formato lo ideal es que no escatimes en precio y las compres de buena calidad.

Si vas a comprarlas a granel, lo cual te recomiendo por su almidón, calidad y favorecer al comercio de proximidad lo idóneo es que las pongas en remojo doce horas antes de su consumo (si las dejas unas horas más no pasa nada). En el caso de las lentejas no necesitarás tanto tiempo.

El agua sobrante del remojo depende de cada uno o las tradiciones que se sigan e casa. Hay quienes dicen que si la utilizas para cocinar el potaje puede ser más indigesto y flatulento.

Que no muden la piel

Habrás notado alguna vez que al cocinar fabes o garbanzos en ocasiones pierden la piel. Esto es debido a la cantidad de agua que estás utilizando. Yo personalmente te recomiendo que vayas de menos a más, que estés pendiente de tu guiso y le añadas agua o caldo en función de las necesidades de tu plato.

En el caso de las alubias el agua puede ser fría, en los garbanzos el agua debe estar hirviendo y en las lentejas templada.

Cocción y sal

Ya que endurece, la sal debes echarla en los últimos cinco minutos de cocción. Si vas a utilizar caldo para prepararlas puede que ni la necesites.

En cuanto a la cocción, durante los 5 o 10 primeros minutos deben hervir rápidamente y no puedes taparlas.

Recuerda retirar la espuma que segreguen con una espumadera ya que no es aconsejable tomarla. En el caso de las lentejas y alubias la cocción empieza con agua fría y los garbanzos con agua calentita.

Digestiones pesadas

Se habla de flatulencias y digestiones pesadas, pues bien, te doy un truquito. Si quieres evitarlas utiliza clavo inyectado en una cebolla o ajo (pero acuérdate de retirarlo al terminar) o bicarbonato que además reduce el tiempo de cocción y evita este problemilla.

Reinventa tus platos de legumbres

Además de utilizarlas en guisos tradicionales, actualmente las legumbres están presentes en la mayoría de bares y restaurantes. Recetas griegas como el hummus o el byessar (crema de habas) son las culpables, ya que son un aperitivo muy fácil de preparar, riquísimo, sano, digestivo y que se toma en frío.

Atemporales

Por estos motivos, las legumbres son un plato atemporal, puedes preparar una ensalada de lentejas, de garbanzos o de unas alubias con bacalao en pleno verano o disfrutar unas lentejas vegetales en cuanto empiece el otoño. Siempre serán iguales de buenas para ti y te sentarán ¡de rechupete!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.