Lomos de bacalao al horno con gulas y crema de mejillones

Compartir Twittear
2/52 votos
Lomos de bacalao al horno con gulas y crema de mejillones

Info.

Ingredientes para Lomos de bacalao al horno con gulas y crema de mejillones

  • 6 lomos de bacalao desalado
  • 7 patatas gallegas
  • 2 cebollas grandes
  • 1 k de mejillones de la Ría
  • 1 puerro
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de Oliva virgen extra
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 1/2 vaso de vino blanco del Ribeiro
  • 1 hoja de laurel
  • 200 g de Gulas "La Gula del Norte"
  • Sal y pimenta (al gusto)
  • una pizca de cayena molida

Compañeir@s de la cocina, hoy tenemos una receta de muy sencilla de preparar en la que el peixe es lo más importante, que sea de calidad, para que estos lomos de bacalao al horno con gulas y crema de mejillones o bacalao Menduiña, queden de rechupete. Y como esta vez me he atrevido a hacerla yo, empleé bacalao de calidad, unos lomos de bacalao jugosos, el auténtico Gadus Morhua pescado con anzuelo en las frías aguas del Atlántico Norte. Si juntamos esta pieza premium con unos mejillones de Galicia, os podéis imaginar que gran combinación.

El bacalao es uno de los ingredientes más apreciados en la gastronomía gallega y portuguesa. Este pescado pertenece a la familia de los Gádidos, al igual que el abadejo, el carbonero, la brótola y la faneca. Existen unas 60 especies distintas, aunque el más conocido y de mayor importancia comercial es el bacalao común. En este caso el plato se hace con bacalao fresco pero también es muy apreciado en salazón. Ya os presentaré próximamente alguna receta.

Este bacalao tiene por nombre Menduiña, un nombre precioso ¿verdad?. Pertenece a una de las playas más bonitas que tenemos en Galicia, no muy grande pero sí acogedora, de abundante arena blanca y un agua tan transparente que da la impresión de estar en el Caribe (aunque con una temperatura que te dice a gritos Rias Baixas). Si os apetece perderos este verano por allí está en Cangas do Morrazo, provincia de Pontevedra.

Preparación del Bacalao

  1. Pelamos las patatas, las lavamos en agua fría y las cortamos en rodajas de medio centimetro, es decir, patatas panaderas. Secamos las patatas con papel absorbente de cocina y reservamos.
  2. Ponemos una sartén bien grande al fuego con el aceite de oliva. Calentamos el aceite, echamos un pedazo de patata y cuando salgan burbujas añadimos el resto. Freímos a fuego medio durante unos 5 minutos aproximadamente. No quedan hechas del todo pero se acaban de preparar en el horno.
  3. Retiramos las patatas con una espumadera y las escurrimos bien. Salpimentamos y reservamos en una fuente del horno. Retiramos el aceite de la sartén. Este aceite lo podéis utilizar perfectamente para otras recetas.
  4. En este caso empleé unos lomos de bacalao ya desalados para adelantar el tiempo de la receta y no preocuparse de si queda bien o mal desalado.
  5. Precalentamos el horno durante 10 min a 180º. Sobre la bandeja de horno, colocamos una base de cebolla en juliana y por encima otra capa de patatas panaderas. Ponemos los lomos encima, bañados con un chorrito de aceite de oliva y ajo picadito. Dejamos que se haga durante 10-15 min a 180º, y vamos comprobando el punto óptimo para retirarlo.

Preparación de la guarnición

  1. Lavamos muy bien los mejillones en agua fría y quitamos todas las impurezas que vengan en la bolsa. Ponemos a calentar un vaso de agua en cazuela, cuando el agua empiece a hervir añadimos una hoja de laurel y a continuación los mejillones. Los dejamos cociendo 3 minutillos y en cuanto estén todos abiertos los retiramos con una espumadera. Dejamos enfriar y reservamos en un plato. El agua de la cocción no la vamos a tirar, la colamos y dejamos en un vaso.
  2. Sacamos los mejillones ayudados por un buen cuchillo, arrastramos todo el mejillón hasta que quede el interior limpio. Picamos los mejillones en trozos pequeños y reservamos en un plato.
  3. En una sartén, con un poquito de aceite de oliva, añadimos el puerro picado con un chorrito de vino blanco del Ribeiro y lo dejamos pochando. Seguidamente añadimos los mejillones picados y una cucharada sopera de harina para espesar la salsa. Dejamos durante unos 5 min a fuego medio y añadimos el caldo de los mejillones reservado. Una vez reducida la salsa, la vertemos en un recipiente de batir y lo pasamos por el chino o batidora, hasta conseguir una textura de crema.
  4. Sólo nos queda preparar las gulas. Picamos los dientes de ajo muy picados, añadimos un buen aceite a la sartén y echamos los dientes de ajo picados unos 2 minutos a fuego lento.Rectificamos sal y pimienta.
  5. Introducimos las gulas a la cazuela.  Removemos todo con suavidad para mezclar los sabores durante unos 2 minutos, añadimos una pizca de cayena molida para darle un gusto picantón al plato.

Consejo de emplatado

Colocamos el lomo de bacalao, con una capa de gulas y cubrimos con un poco de la crema de mejillones. Al lado unas patatas horneadas y una tira de crema para decorar. Lo servimos bien caliente y con un poco de pan porque la salsa de esta receta es grandiosa. ¡Listo y a chuparse los dedos!

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.