Los edulcorantes son el mal. ¿O no?

Compartir Twittear
3.2/55 votos

A nadie le amarga un dulce, pero sí.

Como todos sabemos (aunque a veces obviemos) el azúcar es tan adictiva que algunos expertos incluso la consideran una droga más. Enfermedades como diabetes o hipertensión, se encargan de recordarnos lo nociva que es para nuestra salud.

Los que seguimos comprándola y cocinando con ella, cada vez somos más cautelosos, y muchas veces, terminamos decantándonos por otros productos sucedáneos que en sus etiquetas llevan palabras como “zero” o los ya conocidos “sin azúcares añadidos”.

Nos han dicho que son más naturales y probablemente te preguntes si lo estás haciendo bien, si ha sido buena idea sustituir tu sacarina o terrones de azúcar del café por estos nuevos productos o si realmente, son tan beneficiosos como nos cuentan.

Empezaré de menos a más…

Estevia

  • La estevia, comúnmente conocida como E-960,  a pesar de ser un producto extraído de hojas de stevia rabaudiana proveniente de Paraguay o Brasil, contiene sustancias consideradas el triple de veces más dulces que la sacarosa o el azúcar blanco.
  • Curiosamente la UE no tiene autorización para consumir esta planta sin purificar, pero por supuesto, tú puedes hacerte con este producto en cualquier supermercado. En 2012 la EFSA la autorizó como edulcorante, pero prohibió la planta completa.
  • El único beneficio de la estevia, a diferencia del resto, es que al ser un compuesto a calórico no aumenta los niveles de glucosa en sangre, por lo que las personas con diabetes no correrían ningún riesgo al consumirla.

Panela

  • O el azúcar colombiana, es el jugo de la caña de azúcar antes de ser purificado y convertido en azúcar moreno. O sea que no sabemos qué fue antes, si el huevo o la gallina, pero en este caso tenemos claro que la panela es la fase previa del azúcar moreno que comentaremos más abajo.
  • La panela contiene sacarosa, glucosa y fructosa, lo que se traduce en azúcar, azúcar y más azúcar. Su índice glucémico es de 65, pero aun así es alto.

Azúcar moreno

  • ¿Qué es?¿Es moreno teñido o natural? El azúcar moreno o de caña proviene de triturar directamente la caña de azúcar. Posteriormente se mezcla con agua caliente y se deja evaporar el líquido hasta formarse unos cristales que se mezclan con melaza. Hasta aquí todo es muy sano.
  • Esta mezcla se centrifuga y separa en dos partes. Por un lado el jugo marrón y por otro los cristales blancos resultantes. Esto es lo que conoceríamos como refinado.
  • Porque sí, por desgracia, todo el azúcar que consumimos (o en su gran mayoría) es azúcar refinado.
  • La realidad es que el azúcar moreno es tan azúcar como el azúcar blanco a pesar de su color (que depende de si se centrifuga o no con melaza) y además tienen el mismo índice glucémico.
  • Por este motivo te recomiendo que si de verdad quieres dar un aporte dulce a tu dieta, lo mejor es que tomes una manzana o una pera, ya que ambos azúcares son calorías vacías.

Miel

  • Si endulzas tu té o café con miel para evitar el consumo de azúcar siento decirte que es prácticamente lo mismo. Mientras 100 gramos de azúcar aportan unas 400 kcal y 100 gramos de carbohidratos, 100 gramos de miel pura vienen a ser 330 kcal y 81 gramos de carbohidratos…
  • En lo que si puedo garantizarte que la miel es más saludable que el azúcar es en su índice glucémico, ya que es bastante inferior (alrededor de 55, en el azúcar ronda el 77).
  • Hay quienes la adoran por sus supuestos poderes antioxidantes y otros efectos beneficiosos en nuestro sistema inmunitario, pero lo cierto es (y de ahí lo de supuestos) que la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) asegura que la miel no produce tales efectos.
  • Si te gusta el sabor de la miel tómala por esta razón y para disfrutarla, pero nunca para sustituir la dosis de azúcar porque estarás cayendo en un error.

Sirope de arce y de agave

  • Hay quienes hacen una dieta depurativa que consiste en alimentarse solo de estos siropes durante un par de semanas, pero, ¿tan beneficioso es? Lo cierto es que se obtiene a partir de un fluido azucarado de algunos tipos de arce y se hierve hasta que la mayoría del agua se evapora dejando un jarabe espeso y concentrado.
  • Los veganos lo utilizan como alternativa para la miel, aunque la realidad es que a nivel nutricional, su aporte de minerales, calcio, potasio y hierro, entre otros, no supera el 5 %. Su índice glucémico es igual que el de la miel (55) que no deja de ser inferior al del azúcar.
  • Ambos siropes están compuestos por fructosa en un 70 %. Y esto, ¿es bueno o es malo? Te preguntarás, Pues bien, según un estudio de la UAB se demostró que un consumo alto de fructosa puede tener efectos mucho más perjudiciales para nuestro cuerpo que un alto consumo de glucosa…

¿Y ahora qué?

En encontrar el equilibrio está la clave (como en todo lo demás). No hace falta que renuncies completamente al azúcar. Puedes seguir endulzándote la vida pero siendo consciente de todos estos hándicaps. Cuando compres un edulcorante u otro hazlo con cabeza.

Puedes consumir estevia, pero recuerda que siempre, siempre será mucho más sano que te comas un plátano, una manzana o una pera.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.