Lubina a la espalda

Compartir Twittear
4.1/539 votos
Lubina a la espalda

Info.

Ingredientes para Lubina a la espalda

  • Una lubina salvaje de 1/1,2 Kg o 2 lubinas de ración de acuicultura (600 g. cada una)
  • 3 patatas grandes (600 g.)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco (220 ml.)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Sal fina (al gusto)

Cómo hacer una lubina a la espalda. Una buena receta de pescado al horno es de esos platos más sencillos y agradecidos que podemos preparar, y con unos ingredientes básicos conseguiremos un plato de categoría.

Ya sea una lubina, una dorada, un rodaballo,… una buena pieza de pescado fresco marcará la diferencia en la mesa. En este caso me he decantado por un plato típico de los buenos restaurantes del Norte, la lubina a la espalda. Se denomina así porque se cocina “abierta” a la mitad, sin espina central y con la parte de la piel hacia abajo, ya sea sobre la plancha o en el horno.

Este es un pescado muy apreciado, con un sabor y textura excelentes. En cocina destaca por su versatilidad, ya que pude cocinarse de muchas opciones diferentes y con recetas sencillas. En el blog encontraréis ya bastantes platos con lubina: lubina al horno, lubina al horno con arroz de guisantes, lubina a la sal y lubina al horno con patatas y manzana.

Además de muy nutritivo y saludable, otra de sus virtudes es la presencia de pocas espinas en su carne. Por este motivo es un pescado que se llevará bien con los más pequeños de la casa.

Preparación de la lubina a la espalda

  1. Cuando compremos la lubina, pediremos al pescadero/a que nos prepara para hacer a la espalda, es decir, abierta por la mitad (incluyendo la cabeza) y sin la espina central.
  2. Precalentamos el horno a 200º C.
  3. Lavamos las patatas, las pelamos y las cortamos “en panadera”, en rodajas algo gruesas. Las vamos colocando en una bandeja de horno, cubriendo toda la superficie. Salamos al gusto, rociamos con aceite de oliva virgen extra, y horneamos 10-15 minutos a 180ºC.
  4. Usaremos una bandeja de horno grande, adecuado al tamaño del pescado, y un poco alta. En mi caso, como la bandeja era ligeramente más pequeña que el pescado, he optado por retirar la cabeza de la lubina.
  5. Pasado el tiempo de horneado, retiramos la bandeja con las patatas. Colocamos sobre ellas la lubina “abierta”, con la piel hacia abajo.
  6. Salamos al gusto, rociamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y finalmente añadimos el vino a la bandeja.

Horneado de la lubina. Presentación final

  1. Horneamos ahora 15 minutos a 180º C, con la bandeja en la posición central. Temperatura arriba y abajo.
  2. El tiempo que necesita la lubina para su realización depende de su peso; para pescados de un kilo tendremos que tenerlo unos 15-16 minutos y luego le iremos añadiendo 10 minutos más por cada kilo que pese de más la pieza. Si conseguimos una lubina de más de 1 kilo ya tendréis un plato de lujo.
  3. Este tiempo y temperatura recomendado es para que el pescado quede en su punto, para apreciar mejor su textura y sabor. Si lo prefieres más hecho, aumentad 5 minutos el tiempo total. Si vamos a hornear 2 lubinas de 600 g. por ejemplo, con 12 minutos ya estarían.
  4. Recordad que cada horno es un mundo y que el vuestro, lo conocéis mejor que yo. A la hora de hornear tened presente como funciona vuestro horno.
  5. Pasado el tiempo, apagamos y dejamos reposar mientras hacemos el refrito.
  6. Pelamos los dientes de ajo, y los cortamos en rodajas finas. En una sartén, vertemos una lámina de aceite de oliva virgen y freímos hasta que estén dorados.

Retiramos la lubina del horno y vertemos el sofrito por encima. Finalmente, añadimos perejil fresco. Servimos caliente en la mesa, y a disfrutar de este platazo, digno de los mejores restaurantes.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de lubina al horno en el siguiente álbum.

Consejos para una lubina a la espalda de rechupete

  • Para esta receta, he encargado una lubina salvaje en la pescadería del barrio, sobre 1/1,2 kg. El precio de este tipo de pescados es alto, pero os aseguro que merece la pena darse un homenaje de vez en cuando. La diferencia con los de acuicultura es significativa.
  • De todas maneras, este plato puede hacerse perfectamente con una lubina de acuicultura. Hoy en días es posible encontrar piezas de ración grandes, o incluso encargar una de mayor tamaño (sobre 1/1,5 kg). Éstas últimas tienen un precio intermedio, entre las baratas y las salvajes.
  • Por todo lo nombrado, no es de extrañar que la lubina salvaje esté presente en los restaurantes y menús más prestigiosos restaurantes, sobre todo los que apuestan por el producto fresco y de calidad.
  • ¿Qué pescados puedes preparar abiertos o a la espalda? Lubina, dorada, besugo… lo que tu bolsillo te permita. Para preparar esta lubina a la espalda, no necesitaréis más que unos ingredientes básicos, y en poco más de media hora la tendréis lista. Para el maridaje os recomiendo un buen vino blanco gallego, de alguna de las 5 denominaciones de origen gallegas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. José Luis dice:

    y si al sofrito de ajo se le añade una guindillita, mucho mejor todavía

  2. Karen dice:

    Deliciosa! Gracias por esta lubina tan fácil y tradicional.

  3. Lolo dice:

    Muy bien explicada, perfecta para que cocinillas novatos como yo no la caguemos con el pescado. Hoy compro los ingredientes y ya te contaré… Gracias

  4. MANUEL MATA dice:

    Es la primera vez y me ha salido exquisita. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.