ABC

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Magret de pato a la plancha

Compartir Twittear
5/52 votos
Magret de pato a la plancha

Info.

Ingredientes para Magret de pato a la plancha

  • 2 magrets de pato frescos (800 g. aprox. por lo general se venden en piezas de alrededor de 400 g.)
  • 1 cebolla grande
  • 2 manzanas grandes (Verde Doncella)
  • 1 medida de arroz bomba (unos 300 gramos aproximadamente para 4 personas)
  • 750 ml de caldo (de ave y el que vamos a hacer con la crema de Boletus)
  • La ralladura de 2 naranjas
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal, pimienta negra recién molida y especias especial aves (al gusto)
  • Unas láminas de mousse de foie de pato con naranja y cebollino fresco (para decorar el plato)

Cómo hacer un magret de pato. Este fin de semana estoy planificando una cena con los amigos, he pensado como plato principal una receta sencilla, original y riquísima, que triunfa en casa, casi con aplausos.

Se trata de un magret de pato a la plancha, sé que suena demasiado simple pero el éxito de esta receta está en la elección de la guarnición. Puesto que el pato es muy graso es preferible huir de frituras y elegir un acompañamiento que ayude a suavizar el conjunto, incluso que le aporte un toque dulce y ácido que va genial con el pato.

El magret de pato es una pieza de carne magra, localizada en la pechuga del ave. Su carne es rojiza y tiene una piel con gran cantidad de grasa, ya que procede de patos cebados de manera exagerada para hipertrofiar su hígado y conseguir el preciado foie. Al estar el animal sobrealimentado, el exceso de grasa también se acumula en su piel.

Este tipo de carne se puede cocinar de muchas formas, en este caso la prepararemos a la plancha, pero se puede asar, así libera mayor cantidad de grasa y suele ser menos calórico. Recordad que es una carne perfecta para una ocasión especial y su consumo debe ser de manera excepcional.

Podéis acompañar el magret de pato guarnición a vuestro gusto, a ser posible, ligera para equilibrar el plato. Los cítricos le van genial, zumo de naranja, de mandarina y o de pomelo, los vinos dulces como el Oporto o un Pedro Ximenez son geniales. También lo podéis encontrar con puré de manzana, buscad contrastes de sabor, toque ácidos y dulces.

Para esta ocasión he cocinado un falso risotto de manzana, cebolla caramelizada y boletus aromatizado con naranja, que en mi opinión es una compañía perfecta. Imaginación al poder y espero que os animéis a probarlo en casa.

Preparación del falso risotto

En este caso no he utilizado arroz especial para risotto sino arroz bomba Deluxe de gran calidad. Al ser un arroz que no suelta mucho almidón lo vamos a preparar con un caldo bastante cremoso. Queda de lujo, os lo aseguro, con un sabor espectacular.

  1. Todo risotto es más o menos parecido al principio, partimos de una receta básica de preparación similar aunque los ingredientes de acompañamiento sean distintos. En una cazuela baja o una sartén amplia echamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y sofreímos despacito una cebolla (picada muy fina) hasta que quede translúcida, casi transparente. Añadimos la manzana (gracias Félix por estas verde doncella de los manzanos de tu casa en Gustei, deliciosas) que hemos cortado en cuadraditos pequeños y salpimentamos todo. Cocinamos durante 5-6 minutos a fuego medio-alto, para que el sofrito suelte todo el agua y se junte con los sabores de la cebolla. Retiramos de la cazuela y reservamos.
  2. Para darle sabor a este arroz vamos a usar un caldo de ave y agua con dos cucharadas de crema de boletus caramelizado, le dará un pequeño sabor a setas increíble. Si tenéis posibilidad de calentar los líquidos es mejor, pues conseguimos no cortar la temperatura de la cocción del arroz.
  3. Echamos el arroz a la cazuela y lo tostamos con un poquito más de aceite de oliva virgen extra, 1 minuto a fuego fuerte llega de sobra. Cuando los granos de arroz cojan un aspecto translúcido añadimos un cucharón de caldo de ave.
  4. El líquido caliente lo debemos incorporar poquito a poquito, removiendo con mucha frecuencia. Tenemos que esperar que se evapore este caldo antes de volver a agregar otro cucharón, controlando que nunca haya demasiado caldo en la cazuela pero que tampoco quede seco.
  5. Repetimos el proceso de ir añadiendo líquido hasta que el arroz quede tierno pero entero, un poco al dente, más duro de lo que estamos acostumbrados en la cocina española. No pongo tiempos de cocción pues depende mucho del tipo de cocina, de la temperatura y del arroz que utilicéis. Aunque los tiempos varían entre 15 y 20 minutos, hacedlo con calma pero sin pausa. Probad de vez en cuando para ver como va el arroz y el punto de sal, por si es necesario añadir un poco, no queremos que se nos quede soso.
  6. Apartamos del fuego y  añadimos el sofrito de cebolla y manzana que tenemos reservado. Removemos bien, ayudando a que se junten los sabores. También vamos a añadir la ralladura de dos naranjas (sólo la piel sin llegar a la parte blanca) y mezclamos. Dejamos reposar el tiempo que lleva hacer el magret.

Preparación del magret a la plancha

Las medidas elegidas son para cuatro raciones. Hay que calcular por persona unos 200-250 g. de magret, medio magret por persona aproximadamente.

Hay que cocinarlo en el último momento para servirlo recién hecho y que esté en su punto. Tendremos que sacarlo de la nevera con 2-3 horas de antelación, para que la carne se atempere y la grasa se ablande. Antes de cocinarlos debemos hacerle unos cortes en la grasa para que quede más decorativo, en rombos como los de las fotos o en líneas asemejando las marcas de una parrilla. Así logramos también que entren bien las especias que hemos elegido: Deluxe especial ave a la carne.

  1. Salpimentamos por el lado de la grasa (con los cortes ya hechos) y añadimos las especias elegidas para darle más sabor.
  2. Calentamos una sartén grande a fuego medio y ponemos el pato con la parte de la grasa sobre la plancha. Deberemos cocinarlo unos 6 minutos, a mitad de la preparación retiramos la grasa que vaya soltado, que suele ser bastante. Es muy importante retirar el exceso de grasa durante el cocinado del pato, ya que este tipo de aves sueltan mucha y de lo contrario se calienta mucho y se quema al fuego, distorsionando el sabor. Así que antes de comenzar con el marcado del magret, asegúrate de que tienes un recipiente al lado para poder ir retirando el exceso de grasa fácilmente. Los últimos 3 minutos esperamos a que se vaya dorando la piel, pero sin que se queme.
  3. Le damos la vuelta y esperamos un par de minutos más sobre el lado de la carne vista, y luego si vemos que ha quedado algo crudo por los laterales le damos un toque de temperatura para sellar la carne por esta zona, con un minuto es más que suficiente.
  4. Lo sacamos a una tabla con la piel hacia arriba y cortamos (en sentido contrario a los cortes que lleva) en filetes de 1 cm de grosor. Si no nos gusta con el toque crudo en el centro, se le pueden dar una pasada rápida en la sartén a los filetes por ambos lados, al gusto del invitado. Emplatamos el falso risotto dentro de un aro de emplatar y colocamos los filetes de magret encima.
  5. Cortamos el cebollino muy fino y salamos con unas escamas de sal Maldon. Espolvoreamos con el cebollino y a la mesa.

Os aseguro que vamos a sorprender a nuestros invitados, nadie se imaginará que solo hemos estado 30 minutos cocinando.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.