Merengue suizo ¿Qué es y como hacerlo? Consejos para que quede perfecto

Dificultad media20 min.8 pers.
5/54 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Merengue suizo ¿Qué es y como hacerlo? Consejos para que quede perfecto

Ingredientes

  • 200 g. de clara de huevo
  • 400 g de azúcar blanquilla
  • 4 gotas de zumo de limón

El merengue es un clásico de la repostería. Cuando tenemos claras sobrantes, fruto casi siempre de otras preparaciones dulces, es el momento perfecto para preparar merengue, ya sea para hornear o para decorar o rellenar pasteles. Existen tres tipos de merengues, el merengue italiano, el merengue francés y el merengue suizo que es el que hoy vamos a preparar.

El merengue suizo es el segundo más estable de los tres tipos de merengue, además de ser el idóneo para preparar horneado. Para preparar un buen merengue suizo sólo necesitamos dos ingredientes, claras de huevo y azúcar. Es posible la incorporación de zumo de limón para blanquearlo o crémor tártaro para darle estabilidad, pero la verdad es que no son necesarios. Se trata de un merengue consistente, ideal para decoraciones con manga pastelera y para hornear.

Un dulce delicioso que usamos en muchas recetas, como es el caso de la tarta Pavlova o la deliciosa tarta de naranja y merengue. Hay muchas maneras de hacer merengue. Encontramos el merengue francés, que consiste en batir las claras de huevo con azúcar, el merengue italiano, que se hace con almíbar y los huevos cocinados, e incluso podemos hacer merengue vegano con el agua de aquafaba, una auténtica maravilla para aquellos que no quieran o no puedan usar huevos en sus recetas.

Este merengue es ideal para emplear en preparaciones en crudo, las claras sufren una pseudo-pasteurización al calentarlas a baño maría. En cualquier caso siempre podremos emplear claras pasteurizadas.

Si sois fanáticos del merengue y queréis descubrir nuevas maneras de poder hacerlo en casa sin problemas, no lo penséis más y poneros manos a la obra con esta receta de merengue suizo. El resultado es tan espectacular que desde que lo probéis no querréis usar otro tipo de merengue.

Preparación del merengue suizo

  1. Primero calentamos un poco de agua en un cazo y colocamos en el interior un bol que se ajuste a la olla, para calentar el interior al baño maría. Para ello, colocamos una cazuela al fuego con agua y encima ponemos un recipiente que se adapte de tal forma que no llegue a tocar el agua de la cazuela. Vertemos las claras y el azúcar en el recipiente y encendemos el fuego.
  2. Removemos con una varilla mientras calentamos todo al baño maría. Siempre manteniendo una temperatura media/baja, removemos la mezcla de forma constante hasta que el azúcar se haya disuelto. Con un termómetro de cocina, vigilamos que la temperatura no pase de 60º C para evitar que el huevo coagule, y batimos la mezcla sin parar hasta que veamos que el azúcar se ha disuelto por completo.
  3. Cuando el azúcar se ha disuelto, pasamos la mezcla al bol de una batidora, si tenéis un robot de cocina para esta preparación mucho mejor. Ahora añadimos unas gotas de zumo de limón y comenzamos a batir todo a velocidad media hasta que empiece a montarse. Si lo hacemos de manera manual (que se puede…) prepararos, el trabajo sería el suficiente para cansar los brazos de toda la familia.

Preparación final del merengue suizo

  1. El merengue estará listo cuando saquemos las varillas del bol y los restos de merengue formen un pico en la punta de la varilla que sea sólido y no se mueva. Si empleáis un robot de cocina, debéis ponerlo a velocidad media/alta, durante unos 10 minutos. Este será el tiempo que tarde en conseguir un merengue muy firme y brillante.
  2. También podemos comprobarlo viendo si el merengue no se mueve cuando agitamos el bol. Si ya está en ese punto, está listo para servir.

Si aún así no lo tenéis claro con esta receta y el vídeo, os dejo un paso a paso en fotos de esta receta de merengue suizo. No os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

Galería de la receta

Consejos para un merengue suizo perfecto

  • Como en el resto de los merengues, es muy importante que los utensilios que vamos a emplear estén muy limpios, sin restos de grasa ni humedad. De lo contrario podríamos tener problemas para conseguir un merengue suizo firme y brillante.
  • En este tipo de merengue no es necesario que los huevos que empleemos estén a temperatura ambiente. Al tener que calentarlos a baño maría para su preparación, este punto deja de tener funcionalidad. Es muy importante que las claras no tengan restos de yema para que el merengue se monte bien. Los instrumentos que utilicemos también deben estar muy limpios.
  • Debemos tener cuidado al exprimir el limón para que no caiga nada de pulpa en el merengue. También podemos utilizar cremor tártaro en vez de limón.
  • El merengue suizo es mejor consumirlo en el día, ya que para el día siguiente habrá perdido mucha firmeza. Aunque se trata de un merengue bastante estable, la humedad afecta muchísimo a los merengues. Por esto debemos prepararlo en el momento de emplearlo y hornearlo lo antes posible si lo que queremos es hacer merengues al horno.
  • Cuando comencemos a batir, es importante no parar hasta que el merengue este listo. Si no será muy difícil montarlo.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.