Merluza al horno

Compartir Twittear
2.8/551 votos
Merluza al horno

Info.

Ingredientes para Merluza al horno

  • 8 rodajas de merluza (1,5 Kg.)
  • 1 Kg. de patatas gallegas
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra (el necesario para freír las patatas y un poco para la merluza)
  • Sal fina y sal gorda (al gusto)
  • Una fuente plana de horno.

Esta receta es ante todo sencilla, en la que con unos mínimos ingredientes haremos un plato impresionante. Contamos con la ventaja de encontrar  merluza de buena calidad en la gran mayoría de las pescaderías, y este pescado es tan “agradecido” que con una mínima preparación nos bastará para disfrutar de su gran sabor y textura.

Además de sencilla, también es muy saludable y económica. Si compramos la merluza en una pieza entera, nos saldrá el plato mejor de precio. En Galicia se encuentra sobre 6-7 € el kilo, y en ciudades grandes como Madrid, entre 10-14€ kilo. Os recomiendo que sea siempre merluza blanca, de la zona de Galicia y Cantábrico, asegurándonos así que nos llevamos a casa un producto de buena calidad. Ya os he sorprendido con alguna preparación con este pescado, la clásica merluza a la gallega, una merluza rellena de salmón y nueces, merluza con salsa verde, o incluso como relleno de una crêpe. Ideas tenéis, ahora sólo os falta entrar en la cocina y preparar alguna receta con este regalo del mar.

La merluza europea común (Merluccius Merluccius) es de cuerpo largo y esbelto, alcanzando con frecuencia el metro de longitud. Tiene un hocico largo y puntiagudo, con dientes en su boca. Se alimenta de pequeños peces y crustáceos, de ahí luego su exquisito sabor y buena textura. Es un pescado blanco, con un bajo contenido graso y de calorías, por lo que es muy recomendado para los que estéis con una dieta o con la socorrida “operación bikini”. Es rica en proteínas, vitaminas del tipo B y minerales como el magnesio, fósforo y potasio. Tiene pocas espinas, y éstas se retiran con facilidad, por lo que es perfecta para que la disfruten los más peques de la casa.

Preparación de la merluza al horno

  1. Le pediremos al pescadero que nos prepare la merluza para el horno, quitándole las vísceras y raspándole bien las escamas. La cabeza no la necesitamos esta vez, pero podéis guardarla (o congelarla) para hacer un caldo de pescado.
  2. Si lo queréis hacer en casa, tendréis que lavarla, desescamarla, limpiarla y luego cortarla en rodajas de unos 2-2,5 cm. de grosor, dejando la parte final de la cola de una pieza.
  3. Una vez separadas las porciones de merluza, le echamos sal gorda al gusto y dejamos que la vaya absorbiendo con calma, mientras preparamos el resto de la receta. De esta manera la carne del pescado nos quedará más firme y de mejor textura.
  4. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. En una sartén, echamos una lámina de aceite de oliva y cuando coja temperatura añadimos la cebolla. Salamos ligeramente. Vamos a cocinarla a fuego medio durante 10 minutos, para que se vaya ablandando y nos quede medio hecha antes de meterla al horno. Reservamos.
  5. Lavamos y pelamos las patatas. Las cortamos en panadera, en rodajas finas de medio cm. Las ponemos a freír en aceite bien caliente, 10 minutos por lo menos, que nos queden también medio hechas. Retiramos y reservamos.
  6. Ponemos a precalentar el horno, 5 minutos a 200º C, en función  “calor total”, con el ventilador.
  7. Pelamos los ajos, les retiramos el germen del interior, y los picamos bien finitos. Picamos el perejil fresco bien fino. En un cuenco pequeño, echamos  5 cucharadas de aceite de oliva, el ajo y el perejil, y mezclamos bien todo. Esta mezcla la vamos a usar para aderezar la merluza.
  8. En una bandeja de horno plana y grande, comenzamos con el montaje del plato antes de hornear. Colocamos una base con la cebolla pochada, sobre ella las patatas panadera y finalmente los trozos de merluza.
  9. Sobre el pescado vertemos el aliño que tenemos preparado, de esta manera le daremos un toque de sabor y no se nos secará en el horno. Horneamos con calor arriba y abajo, 10-12 minutos a 180º C.
  10. Para un grosor de los pedazos de unos 2 cm., con este tiempo es suficiente para que la merluza nos quede en su punto. No debemos “machacarla” mucho para poder disfrutar de su frescura y textura.

Como veis, una receta buena, bonita y barata, que con pocos ingredientes nos resultará un plato delicioso. Nos vale para un día de diario e incluso para una celebración especial en casa.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.