Nuggets de pollo con espinacas

Compartir Twittear
4.5/524 votos
Nuggets de pollo con espinacas

Info.

Ingredientes para Nuggets de pollo con espinacas

  • 2 pechugas de pollo grandes (500 g. aprox.)
  • 175 g. de vuestro queso crema preferido
  • 100 g. de espinacas frescas
  • Sal (al gusto)
  • Para el rebozado: 2 huevos
  • 4 cucharadas de harina de trigo
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra suave para freír
  • Si son al horno, papel de horno

Cómo hacer nuggets de pollo y espinacas. Una receta con pollo para que aquellos niños antiverduras se coman estos nuggets sin rechistar. Incluso que se convierta en una de sus recetas preferidas.

Estos nuggets de pollo os aseguro que vuelan, son unos bocaditos que tienen una gran éxito entre los más peques de casa, y también aquellos que no tan niños. ¿Quién se anima con esta receta de nuggets de pollo caseros? Unos nuggets hechos con ingredientes totalmente naturales, jugosos en su interior y crujientes por fuera, estoy seguro de que os encantarán. Soy el fan número uno de este tipo de recetas, la mayoría son muy sencillas y sobre todo baratas.

Las frutas y verduras son muy importantes para el crecimiento de los más pequeños, aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y otros nutrientes esenciales en la dieta de nuestros hijos. El problema viene cuando los niños no quieren comerse las verduras. Cuando a hora de la comida se convierte en un auténtico infierno para ellos y para nosotros mismos.

En este caso os proponemos una receta perfecta para conseguir que los niños más reacios a comer verduras no se dejen nada en el plato. Podéis tunear esta receta con otras verduras, estarán igual de buenos con acelgas, zanahoria rallada o brócoli. Incluso si no queréis que pasen por la freidora, tenéis la oportunidad de hacerlos en el horno, eliminando parte de las grasas que incorpora el aceite, aunque sea aceite de oliva virgen extra.

Como alternativa al pollo, podemos utilizar cualquier otro tipo de carne, pescado e incluso vegetales, pudiendo preparar nuggets con verduras cocidas aderezadas y trabajadas de la misma manera, rebozadas y fritas. Espero que os gusten.

Limpieza del pollo y las espinacas. Preparación de la masa de los nuggets

  1. Lavamos las espinacas y escaldamos (cocemos) en agua caliente durante 10 minutos. Escurrimos bien, debemos intentar que tengan el mínimo líquido posible. Yo las paso por un colador y presiono con un tenedor hasta que no sale nada de agua. Troceamos finamente y reservamos.
  2. Limpiamos las pechugas de posibles restos de grasa y venitas que puedan tener y las cortamos en trozos de unos 2 cm.
  3. Pasamos los trozos de pollo por una picadora hasta que estén totalmente deshechos y formen una pasta.
  4. Mezclamos el pollo con el queso crema, sal y las espinacas, hasta que esté bien integrado. Con la mano hacemos pequeñas porciones con esta masa.
  5. Vamos a empanar nuestros nuggets, en este caso el clásico rebozado, pasándolos por harina, huevo y pan rallado.
  6. La harina ayuda a que el huevo se adhiera mejor a la carne, y el huevo actúa como pegamento para fijar el pan rallado al nugget.
  7. Hay quien da una capa y hay quien prefiere usar dos. Lo mejor es rebozar en una sola capa para que el envoltorio del nugget no sea demasiado grueso. Así resultan más ligeros y absorben menos aceite en la fritura.

Fritura y presentación final de los nuggets de pollo

  1. Para obtener unos nuggets más crujientes, mejor que el pan rallado molido podemos usar pan rallado crujiente que venden en cualquier supermercado o gran superficie.
  2. Para freír nos interesan aceites con alto punto de humo y que sean suaves para no aportar demasiado sabor al pollo.
  3. Estos aceites nos permitirán freír a alta temperatura, que nos proporcionará un empanado crujiente tras un corto proceso de fritura. Así conseguiremos que el interior quede más jugoso.
  4. Cuando tengamos todos los nuggets preparados calentamos abundante aceite en una sartén o nuestra freidora Brandt. Los vamos friendo en tandas pequeñas.
  5. Freímos a temperatura media para no bajar en exceso la temperatura del aceite. Es importante que el aceite no esté muy caliente al freírlos. Así evitamos que se queden muy tostados por fuera y crudos por dentro.
  6. Retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el aceite sobrante.

Posibilidad de horneado y presentación final de los nuggets de pollo

  1. Precalentamos a 200° C. Después de pasar los nuggets por el huevo y el pan rallado los colocamos sobre papel de horno o vegetal.
  2. Horneamos durante 15 minutos con calor arriba y abajo (con aire) en la bandeja del medio. Le podemos dar la vuelta a la mitad del horneado para que queden igual de dorados por las dos partes.
  3. Estos bocaditos de pollo son más saludables que fritos, aunque quedarán un poco más secas, no son tan jugosos como fritas. ¡Pero también serán muy bajas en calorías!
  4. Servimos acompañados de la salsa que más nos guste. Ya veréis como los preparáis varias veces en casa, están de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

Si aún así no lo tenéis claro, os dejo un paso a paso en fotos de esta receta de estos nuggets de pollo y espinacas para que os salgan sí o sí. No lo dudéis, seguid estas fotos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.