Olla express, a presión y superrápidas. Nuestra aliada en la cocina

Compartir Twittear
3.4/55 votos

Olla express, a presión y superrápidas. Mitos y usos de un gran aliado de la cocina.

El tiempo no sobra. Encontrar un equilibrio entre las horas disponibles y las ganas o necesidad de cocinar en casa a veces nos parece una tarea complicada.

Entonces buscamos alternativas para que los tiempos de cocción se adecúen a nuestros horarios y ahí es cuando entre robots, microondas y crockpotting nos vienen a la cabeza las comidas de la infancia con la olla express.

Y después de un largo debate interno y de preguntar experiencias de unos y otros, detractores y forofos de cada sistema; llega el día en que rastreamos precios en Internet o vamos a las tiendas y comenzamos a ver que dentro de la categoría de las ollas de cocción rápida, existen miles de alternativas y nombre que confunden. Así que aquí te va nuestra guía.

Ollas a presión, olla exprés y ollas de cocción rápida. Similares, pero muy diferentes.

Todas ellas, tienen en común que cuentan con sistemas que trabajan con una presión por encima de la atmosférica. Esta diferencia hace que la temperatura de ebullición aumente y el tiempo de cocción se reduzca.

Ese es el secreto básico de todas. Que sí, que de alguna manera son todas a presión, pero ahora vamos a determinar las diferencias.

Olla a presión u olla express

  • Características: en la tapa tienen una barra que al cerrar se une a un extremo de la olla. Normalmente trabaja a 0,5 bares.
  • Tienen válvula de seguridad que permite descomprimir esa presión. Normalmente la válvula gira y pita. En realidad, es el vapor saliendo.
  • Actualmente encontrarás varios modelos diferentes que presentan muchas funcionalidades adicionales. Pero básicamente son así.

Olla rápida

  • Características: son la evolución de las anteriores. La tapa se coloca y se gira hasta que sus mangos y los del cuerpo coincidan. El cierre se hace en todo el perímetro y por eso pueden alcanzar mayor presión. En este caso, 1,05 bares.
  • No tienen una válvula per sé. Pero sí cuentan con sistemas para mantener esa presión y la cocción suele ser más rápida que las ollas de presión.
  • Hay varios modelos, pero suelen tener dos niveles de cocción y puedes regular la presión para, por ejemplo, cocinar pescados sin que se desmenucen a la primera.

Olla superrápida

  • Son como la anterior, sólo que te permiten regular la presión para acortar más los tiempos de cocción. Y en unos párrafos te contamos más sobre ellas.

Ollas rápidas eléctricas

  • Características: Cocinan a presión, tienen la opción de programar la cocción y se enchufan. No se usan sobre los fogones. Si tienes poco espacio en la cocina, pueden ser una muy buena opción para preparar tus recetas.

Habiendo tantas opciones, ¿cuál elegir?

Las ollas a presión han evolucionado muchísimo. 

Las ollas a presión trabajan con temperaturas muy elevadas que juegan en contra a la hora de conservar la mayoría de las vitaminas termohábiles. 

La válvula a presión se encuentra en el centro de la tapa y mientras en plena faena, está girando. El vapor de agua está saliendo continuamente por lo que tendrás que añadir líquidos para evitar que la comida se seque. Claro, que si la usas correctamente, el vapor saldrá muy lentamente y es buena señal. Significa que la presión interior es la adecuada.

Si la olla pita a más no poder porque la válvula ha girado demasiado y sale mucho vapor, tendrás que quitarla del fuego, esperar a que la presión baje, la válvula gira a su punto justo y así puedas volver a cocinar.

Y aquí viene el primero de los mitos: que la válvula gire rápido no significa que la comida estará lista antes. Sino que se quedará más seca.

Por supuesto, tienes que estar pendiente de hacerlo y de seguir las indicaciones del fabricante para no quemarte. ¿Recuerdas que querías algo rápido para ganar tiempo? Pues piensa si esto es lo que quieres.

Las nuevas, las ollas superrápida, necesitan muy poco líquido (agua o aceite, si vas a dorar o freír) y cocinan, obviamente, rapidísimo.

Si tienes una de buena calidad, durante la cocción no perderá nada de líquido. Claro que según el modelo, tendrán una válvula de seguridad que sí hará que salga vapor, consecuentemente, perderá algo del líquido.

Como son rápidas y necesitan muy poco líquido, el valor nutricional de tus alimentos será mucho mayor que con una olla presión o Express.

Estabas buscando tener más tiempo y con ellas podrás tener verduras al vapor o arroz en 2 minutos.

En el mercado tienes varios modelos con diferentes fondos. Las de acero cromado, por ejemplo, pueden ser una muy buena opción para freír. Y no, para este tipo de cocción, no hace falta ponerles su tapa. Una de vidrio, que encaje bien, estaré fenomenal.

En todo caso, ¿son seguras?

  • Para que estén en el mercado, deben cumplir las reglamentaciones de seguridad. Pero claro, si no tienen un buen mantenimiento, por muy segura que sea al salir de fábrica, no lo será si no las cuidas perfectamente.
  • Y como cada marca y modelo tiene sus propias medidas de seguridad, hazles caso. 
  • Por supuesto, durante la cocción, debes dejar la tapa quieta
  • Los problemas llagan cuando intentas abrirla mientras el vapor esta dentro a presión. Eso significa, fijo, una quemadura que pueden ser algo muy serio si sale la tapa volando. Algo que puedes evitar haciendo un uso correcto de tu menaje.
  • Las cantidades son importantes. Así que no superes nunca los 2/3 de su capacidad. Dale espacio al vapor para que trabaje a presión.
  • Si ves que tiene un escape, que no cierra herméticamente, no te hagas el MacGiver, ve al servicio de reparación inmediatamente y que la arreglen.

¿Para qué puedes usar una olla superrápida?

No solo de guisos vive el hombre y menos tu olla superrápida.

Con ella podrás dorar, asar, freír y asar, además de cocer y preparar alimento al vapor.

  • Verduras al vapor
  • Carnes
  • Sopas
  • Pescados
  • Y por supuesto, las tradicionales cocciones de:
  • Legumbres (como los garbanzos) Judías
  • Cualquier potaje
  • Cocido
  • Guiso de lentejas
  • Arroz
  • Postres, como el flan

La mayoría de las recetas podrás prepararlas utilizando solo la olla. Así que además del tiempo de cocción que ahorras, perderás menos tiempo lavando trastos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.